Monday, September 18, 2006

Diario de la Fers Laidi (Diario de Martita) -- 11 al 13

XI El Informe

[click]

"...con tres goles de Putihno..."

[click]

"...Bienvenidos al Nalgaton!..."

[click]

"...3500 damnificados y..."

[click]

"...superoferton de Sabritas en..."

[click]

"...(voz de Ernesto Alonso) y ahora, la telenovela favorita del canal de las estrellas...el diario de Martita!..."
"Lupita! Ponme agua pal nescafe! Y que no me molesten!"
"Ta gueno siñora!"
...
"Pos no voy! Hoy no! Hoy no! Hoy no!" Pobrecito Chente. Estaba todo alterado. Nada mas agarraba su osito y se puso la almohada sobre la cara.

"Ay Chente! Pero no entiendes que tienes que ir?" le pregunte. Ya lo oia empezar a hacer chiqueros y llorar.

"No quiero verlos! No! No! Nacos feos!"

"Pero Creel ya dijo que te van a echar porras! Y yo tengo mi vestido Versache de tehuana y lo quiero estrenar!"

"Esss mandaaatooo consstitucionaaaal!" se oyo una voz tetrica. En efecto, ahi estaba el indio maldito ese con su levita, Juarez, su fantasma flotaba al pie de la cama.

"Saquese! Saquese!" le grite y le mostre un rosario bendito que me habian dado en la iglesia de Cristo Rey de San Heinrich Himmler en Guanajuato.

"Laaa leeeey....laaaa leeeey..." dijo el espanto y ahi estaba sin inmutarse, nada mas viendonos acusatoriamente. Chente lo veia con los ojos desorbitados y el rostro desencajado y bañado en lagrimas. Luego, empezo a echar espuma por la boca y a patalear. Luego olio a popo y pipi y supe que ya Chente se habia ensuciado.

"Jesus! Que ya le dio un patatuz! Balarrasa! Balarrasa!" De inmediato entraron los Terminators del EMP. Desafortunadamente iban seguidos de los fantasmas patilludos pues estaban jugando pokar en el corredor con los soldados. Malditos patilludos se pusieron a carcajearse cuando vieron a Chente. Lo bueno es que no se les podia oir pero clarito se veia que se cagaban de la risa.

"Jijos! Yo creo que le dio un derrame!" grito Balarrasa. "Hay que llamar a una ambulancia!"

"No! Se imaginan el que diran!" objete.

"Pero y si se nos muere, señora?!!!" protesto Balarrasa.

"No importa! Ya grabo el informe! No llamen una ambulancia!" ordene. "Traigan al dotor Menguele, el es de confianza!"

A Menguele le habiamos habilitado una choza junto a la que tiene Maria Cristina. Como los israelitas lo andan buscando yo pense que eso era lo mas prudente y el nuncio Schoenberg me felicito por mi decision.

"Ach!" dijo Schoenberg, "hay gentes que no perdonan las travesuras que uno hizo en su juventud. El mismo papa Benedicto, fuhrerdasromankatolischekirche, recibio una cruz de hierro en su tiempo por volar un tanque gringo con un panzerfaust cuando estaba en la Hitlerjugend. Por supuesto, esto se lo digo suplicando que mantenga el secreto, jah?"

Menguele y Maria Cristina se habian hecho rete cuates. Las mañanas se la pasaban juntos haciendo Tai Chi. El dotorcito anda por los cien años pero dice que se inyecta unas glandulas que le dio Schwarzenneger para mantenerse joven. Chente hasta vacilaba con Mari que ya era tiempo que encontrara novio y pos Menguele ya tiene titulo. Total, la disparidad en la edad, unos 80 años, no es mucha. Por mi que la coscolina esa ya siente cabeza aunque seya con Menguele. No sea que la vaya a preñar un caifan!

Menguele sacudio la cabeza. "Esta rete mal señora. No creo que pueda dar el informe. Mirelo, ya nada mas babea. Le ha estado dando algo?"

"Ay no! Bueno, su tecito..."

"Te? A ver, es este?" Menguele se puso a oler la taza que le habia yo dado a Chente al acostarse. Lo sorbio tantito y luego escupio violentamente.

"Gott im Himmel! Que cosa es esto! Ya hasta vi al diablo y sus legiones!"

"No, no es el diablo, dotor, es Juarez con sus patilludos, no le haga caso," le explique. "Y por lo que toca a lo que contiene, pos son yerbitas de campo, remedio casero, le llamamos toloache."

"Frau Fuchs! Si quiere ud. que el fuhrer Fuchs no acabe septiembre babiando como un imbecil le recomiendo que no le de mas de esa yerba. La conozco muy bien pues hize experimentos con ella en unos indios alla en Paraguay."

"Me esta faltando al respeto!" Balarrasa agarro a Menguele por el hombro y saco la 45.

"Me lo quebro jefa?" Se oyo un grito y entro Maria Cristina.

"No! No me lo maten! Es mi pior es nada! Pero, que le pasa a mi apa?"

"Ta gueno, dejelo ir, general. Chente esta rete mal, Mari, es por culpa de los renegados."

Chente medio se reanimo cuando entro Maria Cristina. "Me siento de la chingada..."

Menguele le tomo el pulso. "Yo creo que aguantaria un farolazo de speed. Uds. dicen."

"Tenemos cocaina," dijo Balarrasa. Luego todo amoscado añadio. "Es que el EMP hizo unos arrestos entre el cartel."

"Dele lo que sea, dotor, pero reanimelo. Lo vamos a tener que bañar y luego llevarlo a San Lazaro." Asi fue como lo peine y le puse su banda.

"Si hace otro coraje se le va a fundir un fusible!" advirtio Menguele. "Yo le recomiendo que entregue y se vaya."

"Entregas y te vas? Eso es lo que le esta recomendando? Como se atreve!" le espete al vejete.

"Doña Marta! Mas respeto al dotor por favor!" me grito Maria Cristina. Yo me le quede viendo enojada. Con que ya habia salido el peine. Con razon la otra vez entregaron unos pomos de viagra en liquido y una bomba neumatica. Seguro que el dotorcito ese le estaba haciendo la faena a Maria Cristina.

"Ya basta!" dijo Chente. "No se anden peliando! Pero si, si tenemos que hablar dotor Menguele, ahora que regrese. Espero que sus intenciones con respecto a mi hija sean serias!"

"La leeeey! Esss su obligacioooon!" dijo tetricamente el fantasma de Juarez.

"Ta gueno, ya voy, ya voy!"

Pos como es bien sabido nos fue como en feria. Ni caso tuvo que sudara el Versache de Tehuana que me mande a hacer. Chente entrego y se fue pues de plano la cosa estaba color de hormiga y el condenado naco ese de Macuspana no entro en la trampa que don Charlie Abascal habia urdido y se quedo con sus sombrerudos en el zocalo. Chente tenia ya el discurso grabado y lo pasaron por television. Pero esa noche fue bastante triste. Yo lo acoste y le di su osito. Los que me llegaron esa noche muy serios fueron don Carlos Abascal y el general Santa Anna.

"Señora, tenemos que hablar con ud!"

"Pos orale! Van a entrarle a los renegados?"

"Que mas quisiera! Dejadme reprimir a los Jacobinos!" dijo Santa Anna. Este habia cometido el error de querer ir a San Lazaro por tierra, sin helicoptero y guaruras. Se monto en un caballo que Chente le habia regalado y se puso su uniforme de general de division del siglo XIX. Desafortunadamente los renegados lo vieron. Al principio pensaban que era un procer de la independencia que habia reclonado el dotor Pomponio. Pero luego lo delato la tal Sor Juana que tambien era una de los reclonados. Santa Anna le echo el caballo encima y eso enardecio a la chusma pues ya los renegados la han estado ensalzando y la protegen. El caso es que a Santa Anna le empezaron a llover las mentadas de madre y siguieron los huevazos y pedradas. Solo fue porque el caballo empezo a dar de patadas que Santa Anna llego en una pieza hasta donde estaban los terminators de la PFP. Pero tenia el uniforme batido con huevazos.

Don Charlie sacudio la cabeza. "No creo que podamos, señora, el secretario de la defensa ya se echo para atras."

"Jijos! En mis tiempos..."

"Le suplico se calle, señor general. No, señora, el problema es que como ud. ya sabe el presidente ya no esta corpus menti..."

"Perdon?"

"Quiero decir que ya no funciona, ya no piensa. Ud. lo vio esta noche. Yo ya lo he visto babeando."

"Y que con eso? Siempre ha babeado. Chente no es muy brillante de por si."

"Si, señora, pero esto ya es mucho. El presidente es ya un imbecil. Dejeme hablarle abiertamente. Hable con los compañeros del Yunque. Estamos dispuestos a que ud. ejerza la funciones de presidenta durante el tiempo que queda. En suma, desconocemos a don Vicente como tal. Es ud. la presidenta!"

Santa Anna saco su espada y la levanto al cielo. "Y porque no? Si quiere me pronuncio contra Calderon! Usted nada mas ordeneme!"

"Y yo me encargo de que el EMP la siga!" dijo Balarrasa. Y de pronto salio Espino y don Laurencio Ceviche del Consejo Coordinador Empresarial. Este ultimo me dio un osito grandote de peluche. "Marta Presidenta! Marta Presidenta!" El nuncio Schoenberg se inclino y me beso la mano. Junto a el estaba don Norberto y el beato Padre Maciel y ambos me dieron la bendicion. Luego se aparecio la Madonna y se puso a cantar "don crai for mi aryentina" acompañada al piano por el jotito Elton Yon. Por arte de magia se habia llenado Los Pinos de camaras de television y Lopez Doriga me puso un microfono al frente. Me ajuste la banda presidencial para que se viera el aguila mocha. Empeze mi discurso...

"Chiquillos y chiquillas! Yo..." Fue entonces que oi una carcajada que parecia que venia de ultratumba. Me desperte. Chente dormia placidamente junto a mi, agarrado de su osito. Solo estaba el indio maldito ese flotando ahi en la esquina mirandome y carcajeandose. (continuara)

XII Margarita Kamala de Calderon

[click]

"...reportandose tres muertos en el centro de Oaxaca..."

[click]

"...mas cuerpos sin cabeza..."

[click]

"...Cruz Azul con Putihno..."

[click]

"...y aqui seguimos en el dia 42 de la resistencia..."

[click]

"...(voz de Ernesto Alonso) el canal de las estrellas les trae su telenovela favorita...El Diario de Martita!"

"Orale, guercos, vayanse a hacer su tarea y no me molesten!"

"Ta gueno mami!"

....

En el desayuno Chente me dijo muy serio: "Marta, me preocupa este dotor Menguele. El y Maria Cristina como que creo que ya son novios y no ha venido a pedirme la mano formalmente."

"Novios? Pos si anoche los del EMP estaban carcajeandose por los mugidos que se oian," le explique. "Hasta aqui se sentian las sacudidas. No me extraña. Ya vez que el cabron Menguele hizo traer varios garrafones de viagra liquida y una bomba neumatica!"

Chente se sonrojo todo. "Ah caray! Las sacudidas esas no eran temblor?"

"Ay, Chente, te acuerdas?" Me lami los labios y le puse ojos de borrego a medio morir. "Ya tiene mucho tiempo que no...que no lo hacemos!"

"Jijos, Marta, si con toda este estres que he tenido ultimamente nomas no puedo hacerlo. Ademas de que ese indio desgraciado se aparece en nuestra recamara todas las noches. Como podriamos hacer el amor con ese cabron ahi presente?"

Yo sabia bien que el fantasma se desvanece cuando yo me encuero pero no quise seguirle. De por si Chente nunca ha sido muy bueno para eso de hacer el amor. Me deja toda babeada y parece gallo, en treinta segundos acaba. De plano ultimamente he estado teniendo pensamientos lubricos. Lo peor fue que ya ven que al reclonado general Santa Anna todavia le gusta vestirse al estilo del siglo XIX con pantalon de montar ajustadito y se le ve el racimo pues parece que esta bien dotado. Y una vez me le quede mirando y el desgraciado se dio cuenta y movio la cabeza como diciendo "pos vamos a la esquina"!

"Y que carajos te dijo el brujo? Siempre van a hacer algo esos cabrones para espantar a estos fantasmas?"

"Quesque iban a hacer una decision colegiada en Catemaco y que me avisaria," le explique.

"Decision colegiada? O sea, de a cuanto? Total, darles mordida a los jueces no es problema para mi."

"No creo que sea asi la cosa," le conteste. "Dicen que van a tener que invocar al Chamuco y presentarle el problema."

Fue entonces que me llego un Estafeta con una carta del Brujo don Julian:

"Brujo don Julian, pi eich di Sindicato Unico de Trabajadores Esotericos, Brujos, y Similares, Seccion 666 de Catemaco, Veracruz ISO 9001 Certification Sra. Marta Sahagun de Fox, Los Pinos Señora, por medio de la presente es un honor presentarle a usted los resultados de la auscultacion llevada a cabo el pasado dia cinco de los presentes en el pleno del sindicato lo cual nos ha llevado a una decision colegiada. JUAREZ Y SUS FANTASMAS SON MUCHA PIEZA, ASI NOS LO INDICO EL MERO CHAMUCO, EL LIC. MEFISTOFELES SATANAS (POR CIERTO DIPUTADO DEL PAN, LX LEGISLATURA). LA UNICA MANERA QUE PODRIA UD. EXORCISARLOS SERA A) LLEVAR A CABO EL CONTEO AL 100% Y ANULAR LA ELECCION DEL DOS DE JULIO SI ASI LO DETERMINA EL RECUENTO O B) RECLONAR A JUAREZ CAUSANDO QUE SU ALMA REGRESE A SU CUERPO Y YA DEJE DE CHINGARLOS. DON BENITO ES EL QUE CONTROLA A LOS OTROS FANTASMAS Y SIN EL ESTOS SE REGRESARAN A ULTRATUMBA. EL FANTASMA PELON DE LA PIOCHITA --MADERO-- TAL VEZ SE REGRESARA PERO DE ESTO NO HAY SEGURIDAD. ESE ES MIEMBRO INDEPENDIENTE DE LA COALICION DE FANTASMAS Y NO HAY SEGURIDAD DE QUE NO SIGA CHINGANDO. Quedo de Ud. su atento y seguro servidor,

(garabato de firma)

Don Julian

PD: Le adjunto el desglose de mis honorarios. Les agradeceria que no se hagan gueyes con la lana."

"Ah caray," exclamo Chente. "El diablo es diputado del PAN? No lo sabia!"

"Si, por un distrito de Guanajuato. Los del Yunque insistieron segun me dijo don Charlie Abascal. Parece que tienen varios pactos firmados con el y fue una especie de concertacesion. Yo lo vide cuando entre a San Lazaro, estaba de traje y corbata pero arrastraba una colota y cuernos y portaba un tridente," de inmediato note que se enojo mi Chente mejor ni le recuerdo esa noche.

"Pero mejor ni consultarlo. Creel dice que el señor es rete dificil de manejar. Ya te imaginaras. Dice que es principe y que no tiene porque obeceder la coordinacion de un pirrurris mocoso como Creel."

"Bueno, que Creel lo toree. Pero carajos! No puedo ordenar el recuento! Perderiamos! Ademas de que ya Diego anda que se muere por quemar las boletas!"

"No te alteres, Chente! Mira, esta la segunda opcion, podemos reclonar a Juarez. Los huesos estan en el hemiciclo, no? Y tal vez tambien esa levita. Pa mi que nunca se la cambiaba. Seguro dejo algunos pelos en ella. Es cosa de darle feria al dotor Pomponio y sacar su maquinita del Campo Militar #1."

"Pero, querra ese cabron? Santa Anna me dice que se la pasa en Las Vegas chupando y fullando, ya vez que le dieron una diputacion y presupuesto en el partido balin ese que fundo el general, el Chingonometrico."

"Entonces yo me encargo de que lo regresen. Hablare con Santa Anna."

"Perate, que no hemos decidido sobre Maria Cristina y su dotorcito todavia."

"Y hablando del diablo, mira quien viene," le dije. En efecto Maria Cristina se presento a desayunar toda enbatada. Tenia los pelos todos deshechos y una sonrisota de satisfaccion que cualquier mujer puede reconocer.

"Y ora tu, estas toda desencajada mija!" le dijo Chente.

"Ay, apa, es que...me la pase viendo la tele toda la noche!" fue todo lo que contesto la cabrona.

"De verdad?" le pregunte con tono capcioso. "Y donde esta el dotorcito Menguele?"

"Ay, esta dormido."

"Y como sabes tu," insisti, "te asomastes a su jacal? O esta en tu cama?"

La niña de inmediato se me alebresto. "Sepalo, doña Marta, que yo ya soy mayor de edad y no estoy dispuesta a que me este ud. fiscalizando!"

"Pos," me rei, "no se que tenias en la tele, ha de haber sido la pelicula esa Blue Velvet porque hasta aqui se oia..."

"Bueno! Ya basta!" dijo Chente golpeando la mesa. "Mari, las cosas no pueden seguir asi. Dile a tu dotorcito que tiene que hablar conmigo, hoy, hoy, hoy, o llamo a la embajada israelita."

"Papa!" Y Maria Cristina se levanto y se salio furiosa.

"Ya vez lo que hicistes, Marta!" me espeto.

"Yo no tengo la culpa que sea una piruja! Lo ha de haber sacado de la mama!" Y tambien me fui.

Tenia que arreglarme y ponerme guapa porque hoy iba a venir la tal Margarita Zavala, a coordinar lo de la entrega de Los Pinos. Yo le llamo la Margarita Kamala, en recuerdo del luchador negro del mismo nombre, pues esta igual de federica y junto a Jelipe se ve rete grandota y Jelipe mas bien parece su consolador. El caso es que no queria que la vieja desgraciada fuera a encontrar un chiquero y yo sin enchongar. Asi que me la pase el resto de la mañana arreglandome y correteando a las criadas de Los Pinos y a los del EMP para que recogieran el chiquero. Como los soldados del EMP ya habian agarrado a jugar pokar y hacer parranda todas las noches con los fantasmas patilludos seguidores de Vicente Guerrero que Juarez habia traido y como estos aparentemente si podian tomar liquido el caso es que las instalaciones del EMP estaban hechas un asco, con botellas regadas en todos lados. Balarraza los puso como a santo Cristo y las mentadas de madre pusieron azul el aigre.

Bien, la Margarita Kamala se presento ya despues del mediodia, cosa que agradeci pues no tuve que darle de tragar. Traia todo un sequito de cabrones incluyendo a un cabron que a leguas se le notaba lo volteado. Nos dimos el beso al aigre en la mejilla como hemos visto a las actrices gringas darse. Y le fui presentando primero a la servidumbre.

"Ay, estan muy prietas estas gatas," dijo la Kamala.

El mayordomo de los Pinos es un viejito, don Lupito, que ha estado ahi desde LEA. Pobrecito, ya perdio su chamba porque se atrevio a aclarar: "Estas señoras han estado sirviendo lealmente por varios años señora."

"Que bueno," contesto la Kamala. "Tendran una buena carta de recomendacion."

Entramos y le empece a mostrar los corredores. El volteado, un fulano aindiado pero con rayos gueros en el pelo hizo señas de asco.

"Ay! Esto no, fuchila!"

"Y este quien es, Margarita?"

"Este es Monsiur Panfile, mi decorador. Le voy a encargar que redecore todo Los Pinos."

La verdad es que yo ni habia hecho mucho por decorar. Como andaba ocupada con el Vamos Mexico y tratando de que me eligieran ni me habia preocupado por Los Pinos. Todavia habian unos cuadros con unos monotes que me decian era del comunista ese Diego Rivera. Yo pensaba que eran para espantar. Tambien habian dejado unos cuadros quesque eran de la tal Frida. Yo en verdad no pensaba que la Salma Hayek pintara. A la mejor Zedillo la tenia de amante y por eso puso los cuadros en Los Pinos. El caso es que ahi los habia dejado por decidia.

"No! No!" grito el Panfile. "Ese rosa mexicano es ho-rro-rro-so! Fuchila! Naco!"

No tuve mas que admitirlo. "No pos si, quedaron desde la Maria Ester Zuno."

El decorador se paro muy erguido, cerro los ojos, se puso la mano en la cara y levanto la otra. "No hablen por favor...si...tengo una vision...ya me llego...si! Le va a costar, doña Margarita, pero valdra la pena."

"El dinero no importa!" contesto la Kamala.

"Tendre que ir a Nueva Yor'...a Paris..." continuo el Monsiur Panfile, "y me va a tener que dar lana...y me voy a tomar mi tiempo...necesitare viaticos...y unas tarjetas platinum a cuenta del gobierno! Y nada de auditorias!"

"No importa!" insistio la Kamala. "Es un genio, no le parece doña Marta? A los genios hay que darles todo lo necesario para que trabajen!"

"Bien, para empezar, hay que repintarlo todo...todo! Tiene que ser todo color morado! Si! Morado! Es el color de los cesares de Roma!"

"Ah jijos!" no pude sino exclamar.

"Y que quiten todas esas cosas nacas, los monos e idolos indios, los cuadros ho-rro-rro-sos esos, los maceteros! Fuchila! Aqui no puede haber nada naco! Todo! Todo tiene que ser de gualmar!"

"Y ora?" dijo Chente entrando.

"Ay! Si el presidente es mas guapo en persona!" dijo el tal Monsiur Panfile y le sonrio coquetamente.

"Doña Margarita, no deje que su perrito se acerque a mi cachorro, OK?" le adverti a la Kamala. Y por si acaso mi Chente tuviera un momento de debilida' mejor lo saque. "Mejor vete, Chente, esta son cosas de mujeres. Le ando enseñando a doña Margarita los Pinoles."

Y asi siguio la cosa. De plano la Kamala va a acabar de desmadrar. Ya que se largo me encontre al cabron de Santa Anna pues ya iba anocheciendo y venia a jugar pokar con los patilludos pues ya ven que el y Guerrero habian sido compadres y hasta se habia pronunciado en favor de este.

"Y ora, señora, porque anda ud. tan enmuinada?" me pregunto. El cabron me sonrio algo obscenamente, ya recordaran porque. Traia, como siempre el pantalon ajustado y se le veia el racimo. "Normalmente esta ud. tan guapa y ahora la veo toda desencajada."

"Es que veo llegar lo que viene. Esa doña Margarita es una naca y va a hacer de esta casa un jacalon."

"O sea, no sabran gobernar? Ah que las arañas! Yo en mis tiempos lo arreglaba todo con un pronunciamiento. Cuantos cabrones no saque de la silla en cuanto mostraban una debilidad!"

Se me acerco muy zalamero. "La otra vez estaba yo viendo a la pelicula esa de la Jovovich, donde le hace de Juana de Arco, y les dice a los soldados 'if yu lov mi, folou mi!'. Entiende? Hay mujeres que fascinan! A las que uno seguiria hasta el fin del mundo!"

"Que insinua?"

"Al buen entendedor... Los muchachos aqui del EMP son mis cuatachos ya. El resto del ejercito esta rete gordo. Parecen el sargento Garcia. No serian problema."

"Bien, ya despues hablaremos." El desgraciado se me habia pegado muy cerca y algo me estaba tocando en la cadera y no eran sus manos. La temperatura se me subio y me sonroje y mejor me fui a buscar a mi Chente.

Martita

XIII El Malpaso



“…mas descabezados…”



“…superoferton de Sabritas!…”



“…tarjeta roja a Putihno!….”



“…conmigo no se meta caballero!..”



(Voz de Ernesto Alonso) “Y ahora…el Diario de Martita”

“No vienes a la cama, vieja?”

“No estes fregando, tengo dolor de cabeza! Date una ducha fria! Yo voy a ver mi novella!”

“Uh que la…”

….

“Ya era tiempo!” dijo Chente. “A ver, dotorcito, sientese.”

A Menguele mas bien lo sento Balarraza pues le tenia una mano en el hombro. En la otra mano el militar portaba una 45 y tenia el canon en la sien del teuton.

“Conque anda queriendo juyir, verdad?” le pregunto Chente.

“Nein! Ich solo iba a Xochimilco a comer en trajinera!”

Balarraza se rio. “Y a poco para ese viaje tenia que empacar todos sus tiliches?”

Algo me habia sospechado yo que se iba a juyir el desgraciado. Sucedio que Don Lupito, el mayordomo de los Pinos me habia traido la lista de lo que iba a mandar a comprar. Ya se imaginaran que de que me case con Chente yo ya no ando empujando un carrito en un mugre Chedraui como cualquier otra naca. Mando servidumbre a comprar las cosas. Pero algo en la lista de Maria Cristina me intrigo.

“No quiere toallas sanitarias la hija de Chente?”

“Si no esta en la lista senora…”

De inmediato me fui al jacal que tiene Mari. Me meti sin pedir permiso. La encontre en el bano toda llorosa y aparentemente acababa de vomitar.

“Ave Maria Purisima!”

“Dona Marta! Como se atreve a entrar asi nada mas?”

“Entre gitanos no se vale echar la suerte. Dime la verdad. Cuanto tiempo llevas de embarazo?”

“Ay! Vieja condenada!”

“Mira, eso se puede arreglar.”

“Quiere que aborte? Y no que tan catolica? Pinche vieja hipocrita!”

“Pos de ti depende de que te ayude. Fue el dotor, verdad? Quien iba pensar que a los noventa y ocho anos todavia se le paraguas!”

“Josef es un hombre extraordinario! Dice que es un ubermensch! Y ud. anduvo de piruja hasta que agarro a mi apa! Asi que no se de banos de pureza!”

“Ta’ gueno. Y si me seduje a Chente! Total, bien se dice que ‘di en yustifais de mins’.”

“Y eso que es?”

“Una frase de la Rabina Tagore, que el fin justifica los medios. Lee su libro, ‘El Principito’.”

“Y ora muy intelectual? Pero bien, que va a hacer? Le va ir con el chisme a mi papa?”

“Tu apa ya medio se dio cuello pero ya vez que no es muy picudo que digamos. Lo importante es que Menguele se case contigo. Si no, imaginate el que diran!”

Y por supuesto si le fui a Chente con el chisme. De inmediato Balarraza sello los Pinos para evitar que Menguele o Maria Cristina se fueran. Pero fue muy tarde. El desgraciado medico asesino ya se habia escapado. Lo encontraron por el rumbo del Ajusco pues pensaba que de ahi encontraria la carretera hacia Asuncion en Paraguay.

“Ud. conoce al attaché military israelita, general Balarraza?” pregunto Chente.

“Si como no! Es un judio grandote, coronel de la Mossad, se llama Schlomo Leibowitz!”

Chente se rio. “Y es toscote el hombre?”

“Es recomendable no encabronarlo, senor presidente. Me conto que casi toda su familia murio en Auschwitz.”

“Scheisse!” dijo Menguele. “Yo obedeci mis ordenes!”

Balarraza se volvio a reir. “Yo vide la pelicula esa con la Marlene Dietrich y Maximilian Schell. Ese argumento no vale, dotor.”

“Jijos! Pos yo vide la Lawrence Olivier y Gregory Peck de la vida de este dotorcito,” dijo Chente. “Chingaos, que ni se parece ud. a Gregory Peck! Ojala no salga a ud. mi nieto!”

“Que quiere que haga mein fuhrer?” pregunto Menguele.

“Bien, don Pepe, de ud. depende si lo entrego al coronel ese. Yo sugiero que se case.”

“Es lo logico. Acepto!”

“Pos venga esa mano…hijo! Marta! Vamos a tener boda!”

Pos imaginense! Seria nuestro ultimo jolgorio antes de entregarle los Pinos a Jelipe y a Margarita Kamala! Yo estaba dispuesta a echar la casa por la ventana. Y sabia quien era la vieja rumbera y alborotada que le daria sabor al caldo!

La maistra Gordilla, la Chucky, habia estado todo el verano fuera de Mexico. Ya ven que arreglo lo del FELIFE y se fue. Esto fue por prudencia y tambien por razones esteticas. Se habia ido a una clinica de Beverli Jils para que le dieran una restirada. Me ofrecio que fueramos juntas porque pos yo ya tambien necesitaba una jalada de papada. Pero como era una clinica que no conocia, de un japones, pos quise ver como quedaba ella primero.

Pos que bueno que no fui! Pa cuando regreso la Chucky el japones ya habia sido demandado varias veces y perdio su licencia. Se fue juyendo como Fujimori y en Japon lo protegen unas tortugas ninja asi que ni quien lo toque. El caso es que la Chucky llego mas achinada que antes por la restirada.

“Es que ahora me parezco mas a la Jolie, verdad Martita?” me dijo cuando nos juntamos para planear la despedida de soltera combinado con baby shower de Mari.

“No pos si mi Chucky,” le dije dandole por su lado.

“El problema que tengo es con las corcholatas,” me explico.

“Y eso?”

“Pos es que el dotor Takeo Urnayima me puso unas grapas subcutaneas de acero que son las que me restiran el cutis.” Me agarro la mano e hizo que le palpara la cabellera. En efecto se sentian las grapas. “Luego me tomo un MRI que ya vez que usa magnetismo. Y como que quedaron rete magnetizadas las grapas asi que siempre tengo que andar quitandome corcholatas del pelo.”

“Ah chingaos! Que bueno que no fui.”

“Tambien me preocupa si se vuelan las grapas. Me derrito! Luego tuve una bronca para subirme en el avion por los detectores de metales,” explico mi amiga. “Pinches gringos no me dejaban subir. Tuvieron que sacarme rayos X en el aeropuerto.”

“Ay pobrecita!”

“Era vuelo directo de Los Angeles al DF pero aterrizamos primero en Denver porque el magnetismo de las grapas jodio la brujula del avion. Y note que borro los discos duros nada mas con entrar al mismo cuarto. Les jodi todos los laptops a los gringos en el avion! Aunque el campo magnetico ayudo cuando fui a ver a mi ahijado, Luis Carlos, en el IFE. Dice que desapareci toda huella de los algoritmos de Hildebrando nomas con entrar al edificio.”

“Pos eso si esta rete bueno!” Le di el chisme luego a Chente pues ha estado preocupado por lo de los algoritmos.

“Ya les dije a los del sindicato que yo de plano no voy a Orizaba, ya vez que ahi esta la embotelladora de cerveza. No puedo entrar a ninguna refresquera o ningun lugar donde hayan corcholatas.”

“Pero pos valio la pena. Te ves rete bien!” La verdad es que parecia de esos pescados con la bocota abierta pues de tanta restirada ya no podia cerrarla.

“Bien! Ya chole de quejas! Tons que con la Mari, dio un mal paso?”

“Al mal paso, darle Gerber, si. Fue un dotor aleman ya viejon.”

La Chucky se me quedo viendo boquiabierta…bueno, no podia hacerlo de otra manera. “El ruco ese que me presentastes el otro dia?”

“Pos ya vez lo que hace el viagra! Y tu? No tienes un pioresnada?”

“Pos, hablando de rucos, alla en Beverli Jils me presentaron al Shan Coneri que ya vez que anda por los 150 anos. Pero es todavia un mangazo! Pero no, no quiso el desgraciado! Y bien que me le ofreci! Salio juyendo el maldito y me rompio el corazon!”

“Pos de lo que se perdio, Chucky!”

Medio se puso a llorar, cosa que podia hacer solo con dificultad por tanta restirada. Los lagrimales los tenia junto a las orejas. “Yo ya de plano voy a vestir habitos! Ya no quiero saber nada del amor!”

Y en eso nos la pasamos el resto del dia. Cayendo la noche puntual se presento Santa Anna a jugar pokar con los fantasmas patilludos. Confieso que no tenia razon pero no pude evitar estar en el pasillo cuando entro. Como siempre, traia el pantalon ajustado y la sonrisota de depravado.

“Mi reina Ginebra!” dijo y me hizo reverencia con el sombrerote de plumas y me besuqueo la mano.

“Y porque me da nombre de chupe?” le pregunte.

“Ginebra, la esposa del rey Arturo…yo sere su Lancelote.”

Se me volvio a subir la temperatura! Me fui juyendo no fuera yo a pecar y alcanze a oir al desgraciado reirse de mi. Lo confieso, el maldito me trae herida, como si fuera yo una colegiala. Afortunadamente esa noche Chente levanto vapor con una viagra liquida que le inyecto Menguele y llovio en mi milpita.

Y llego el dia de la boda, el dia 13. Chente se fue a dejarle sus ramos a los cadetes Abraham Melgar, Jose Escutia, Juan Azueto y todo el resto de los cadetes de San Blas. Luego me dijo que se le hizo vaciado pues habia indagado y entre sus gringos antepasados habia estado uno que pelio con la division de Pillow que tomo el castillo.

“No se porque pero como que los milites estaban muy serios,” dijo Chente. “No le veo razon a estas ceremonias. Ni modo que nos fueramos a poner con el toro a las patadas y volvernos a pelear con los gringos, you know.”

El caso es que llego Norberto para hacer el casorio y pronto todos los invitados y fuimos a la capilla que habiamos construido en los Pinos.

Balarraza no confiaba en Menguele y toda la ceremonia lo tuvo esposado y encanonado. Pinche vieja desgraciada de la Margarita Kamala de Calderon como que se empezo a reir pero su enano le dio un estatequieta. El caso es que Mari tampoco se veia muy contenta pero como ya se le empezaba a notar panzita creo que fue lo major. De todas maneras se vistio de blanco, debo aclarar.

Empezo luego el baile. Balarraza desato a Menguele y los novios empezaron a bailar. Por supuesto Chente me saco tambien. De reojo vide que llego Santa Anna. Vestia un bicornio con plumotas y un uniforme de gala todo recamado en oro, pantalon ajustado que mostraba el racimo, y botas federicas lustrosisimas. Desgraciado! Me dio un vuelco el corazon al verlo.

“Que te pasa, Martita?” pregunto Chente. “Te veo alterada.”

“Es la emocion…Mari se caso…tu sabes…”

“Bueno, vente, vamos a sentarnos. Nos tomaremos un guisquito, OK?”

“No mejor no tomo! Si tomo puedo hacer una barbaridad!” Temia perder la cabeza e irme sobre Santa Anna!

Ya que nos sentamos vide a Santa Anna dirigirse hacia nuestra mesa. Pero de pronto se paro como pasmado. Vi que tenia la mirada fija en algo detras de mi. Tan discretamente como pude me voltie. Solo estaba ahi la Chucky con un vestido Versache morado rete escotado. Por atras se le veia la rayita de la cola por delante bajaba hasta por debajo del ombligo y hasta pelos se le veian. Se puso tambien medias cachondas y con unos taconzotes que la hacian ver rete alta. Por supuesto abuso del rimel, ya se imaginaran. Tenia un abanico que ya abria ya cerraba y hablaba muy quitada de la pena con don Charlie Abascal.

Santa Anna se desvio. Ni siquiera se digno saludarnos.

“Caballero Abascal, ud. me debe una satisfaccion!” dijo Santa Anna.

“Ya llego este loco!” dijo don Charlie y se dio media vuelta.

“Y ora? Pos que trai uste’ con don Charlie?” le pregunto la Chucky.

“Primero, existe y lo rete a un duelo por ser un ojete, y segundo acaparaba…”

“Pos ya no hay Conasupo!”

“No, acaparaba a la mujer mas bella que jamas he visto! A usted!” E hizo toda una reverencia cortesana que ni Antonio Banderas en el Zorro y le besuqueo la mano a la Chucky! Ay desgraciado! Como si me hubieran dado una patada! Yo se que la Chucky tiene cierto pegue entre los Yunqueros pero no me imaginaba que esto se extendiera a los reclonados.

La Chucky se empezo a reir toda nerviosa como marrana.

“Es ud. experta con el abanico! Lo que me dijo! Yo no lo podia creer! Y viniendo de una mujer tan hermosa! No puedo evitarlo! Estoy a sus pies! Mi Venus! Yo soy su Tanhausser! Castigame! Hazme sufrir!”

“A poco? Pos que fumo?” pregunto la Chucky toda atonita. Luego descubri que en el siglo XIX habia todo un language por medio del cual las muchachas podian hablar con el novio usando solo el abanico. Pero la Chucky no sabia nada de eso. El caso que algo le dijo a Santa Anna de pura casualidad que hizo que se le fuera encima como gallo en celo. Santa Anna la agarro de la mano para llevarla a bailar En eso se le acerco Jelipe.

“A mi no se me olvida esa noche en Polanco!” dijo Jelipe en voz muy alta. Hasta donde yo estaba se olia lo borracho. “Que yo me la lleve al rio pensando que era doncella! Pero me salio sapito! Tons’ que mi gorda? Nos damos otro quien vive?”

“La dama esta conmigo, caballero,” le indico Santa Anna.

Pos la Chucky nomas “ji ji ji!” y no acertaba a decir nada. Santa Anna y Jelipe se veian como gallitos de pelea. Aunque Santa Anna tenia que ver pa abajo porque ya ven que Jelipe esta muy enano y mas bien parecian el gallo Claudio y Quique Gavilan. Yo busque a la Kamala y vide que estaba roncando en una esquina con una botella en la mano. Ella y Jelipe son rete briagos. Chente le hizo una senal a Balarraza. No era la primera vez que veiamos a Jelipe borracho y ya sabiamos que se pone rete necio. Esto iba a acabar como boda de pueblo. Quien quita hasta hubiera un muertito. Y si fuera Jelipe entonces se armaria un desmadre.

“Pos orale, Lic. Calderon,” dijo Balarraza entrando al quite, “a que no se toma una copa conmigo!”

Afortunadamente gano el deseo del trago y Jelipe se fue con Balarraza a la barra. Luego me dijo que estuvieron chupando hasta tarde y que no pudo tumbar a Jelipe y eso que Balarraza sabe chupar como buen milite. “El senor ese creo que tiene un agujero en una pata y por ahi se le sale el chupe. Nos acabamos varias botellas de Don Perico entre el y yo y no me rendi nomas por no deshonrar el uniforme.”

Y el resto de la noche estuvo baile y baile Santa Anna con la Chucky. Y se fueron juntos los desgraciados! Y a mi ni me pelo el maldito. Los novios se fueron de luna de miel a Nuevo Sobibor, un pueblo de Paraguay. Chente y yo nos retiramos como a las once. Ya que Chente se tomo su tecito y se puso jeton yo hasta me puse a llorar. Tan asi era la cosa que hasta el fantasma del indio de la levita, Juarez, el que siempre anda chingando en nuestras habitaciones, se conmisero de mi.

“Essss Santa Anna un hijoepuuuutaaa…yooo looo seee bieeen!”

“Como sabe que por eso lloro?”

“Leooo las almaaaassss.”

“Bueno, pos si, tambien tengo mi corazoncito.”

El fantasma saco una botellita. “Tome, si se materializaraaaa.”

“No es veneno?”

“Troossst miiii!”

En efecto, no era veneno. Era sotol del istmo y estaba rete gueno, anejado 150 anos segun me dijo Juarez. Me ayudo a dormir.

La manana del dia 15 don Charlie nos llamo a mi y a Chente pues nos tenia una presentacion.

“Les mostrare las primeras diapositivas. Pero no creo indicado mostrarle a dona Marta de la 11 a la 33.”

“De que se trata esto, don Charlie?” pregunto Chente.

“Senor presidente, le presentare la evidencia de que Santa Anna es un peligro para Mexico.”

“Ah caray, pos eso no es novedad.”

“Veran, las primeras tomas son del interior del apartamento de la maistra Gordillo. Mi Gestapo las tomo con unas camaras que nos dio la CIA.”

“Y eso que es?” pregunto Chente

“Es un columpio que tiene la maistra en su recamara.”

“Chales!” exclame. Me puse toda roja nomas de imaginarme.

Las fotos mostraban a Santa Anna y a la Chucky entrando todos abrazados y besuqeandose. Luego conforme iban a la recamara se fueron despojando de las ropas.

“Dejenme saltarme hasta a la diapositiva 34, se imaginaran lo que esta en las otras.”

“Bueno,” dijo Chente, “pero si dejemelas y las vere yo solo.”

“Esta foto es en el restaurant del Lago. Pueden identificar a la mujer con el?”

“Ah cabron! Es Chepina Mascas Mota!” exclamo Chente.

“En efecto. Esta es en Chapultepec frente al osito panda. Ven a Santa Anna y quien lo acompana?”

“La Kamala!”

“Ave Maria Purisima!”

“Y esta saliendo del Camino Real…”

“Maria Cristina!” grite.

“Ya decia yo que Menguele estaba muy viejo pa prenarla!”

“El fulano es un barba azul!” dijo Abascal. “Duerme a las mujeres con su labia y las pobres ilusas le creen!”

Yo solo trague en seco. “Chente, no lo podemos mandar a arrestar?”

“Tiene fuero de diputado, senora,” me indico Abascal. “Pero, falta lo peor. Esta fue tomada por telefoto en el zocalo. De plano Santa Anna ni disimulo. Ya ven que se viste como el gobernador de California en las peliculas del Zorro? Pos es re facil reconocerlo…miren uds. Ahi esta con el macuspano!”

“Santo cielo!”

“Ah, traidor!”

“Los dos son de tierra caliente, senor presidente. Mirelos como estan riendose de alguna diablura. Era inevitable. Ya ve que Santa Anna tiene mucha labia. Se metio entre la indiada y ahora los renegados ya no lo quieren linchar. Es mas, aqui esta abrasadito de la Jesusa, y ya ven que a esa no le gustan los hombres!”

“Este hombre ha de ser el diablo!” exclamo Chente.

“Eso sospeche. Pero mire ud. Esta foto fue tomada en San Lazaro. Ven al Lic. Mefistofeles Satanas del distrito 13 de Guanajuato? Es el que le da un abrazo a Gamboa. Al mismo tiempo Santa Anna estaba en el zocalo. No, Santa Anna no es el diablo pero casi.”

“Y estas viejas todas las tiene Santa Anna?” pregunte.

“A todas las duerme, senora. Pero esta es la guena.”

La diapositiva mostro a una chamaca guapa. Santa Anna y ella estaban agarrados de la mano. Se notaba que era en uno de los campamentos de los renegados porque estaban comiendo unos tacos de buche.

“Le llaman la Valentina, pero no sabemos nada mas de ella. Solo se sabe que es popular entre la tropa y supuestamente valiente y hasta bonita y que el mismo macuspano la respeta y que a Santa Anna una pasion lo domina.”

“Chales! Suena a corrido.”

“Esa es su costilla?” pregunte.

“Tal parece que si. Las otras viejas las sigue nada mas por politica.”

“Ah que viejas tan pendejas, verdad, Martita?”

“Ay Chente! Y no podemos arrestarlo entonces?” Apenas si podia hablar.

“Senora, ya le dije que no, por el fuero. Ademas Santa Anna es coordinador de los diputados del Chingonometrico. Al dotor Pomponio el lo controla. Se necesita que ese cabron reclone a Juarez si no vamos a entregar Los Pinos todo lleno de fantasmas.”

“Pos yo creo que vamos a tener que hacer como que no sabemos la clase de vibora tepocata que es el general,” dijo Chente. “Por mientras, si lo vez, Martita, nomas sonriele. A veces hay que ser muy doble.”

“No se si pueda, Chente.”

“Eso es lo prudente, senor presidente, senora,” dijo Abascal. “Por mientras haganse patos. Yo vigilare de cerca a Santa Anna. Es evidente que algo esta planeando.”

Martita

1 comment:

edgargroe said...

gracias mi amigo por la compilación de estos escritos son geniales y felicidades porque eres un escritor sensacional.