Friday, September 22, 2006

La DERECHA en México (parte I)


Y PAN.- Hasta dónde el clero católico está cumpliendo con su apostolado; “Id y haced testigos en todos los confines de la tierra, y para ello lleven solo su alforja y vístanse de humildad”, parece que las palabras de Jesucristo no han hecho mucho impacto en sacerdotes que han confundido su papel y juegan a ser dioses del olimpo, en el mundo de la política. ¿Si los curas fueran seres del olimpo que personajes les asignaría usted? Hay diferentes sin duda pero el más recurrente seria “el sátiro”.

Decíamos que los sacerdotes del clero conservador en los últimos años en México han tomado fuerza, hasta podríamos considerar que han regresado de los sarcófagos porfiristas, huertistas y de aquellos suspirantes de Maximiliano, el consorte de Carlota. Vicente Fox como practicante de la religión católica, asumió el papel con esas ideotas que en ocasiones tiene, que siendo el presidente de la República católico, todos seguirían fieles las prácticas de esa religión decadente de nuestros días, se insiste en la decadencia porque los hombres que se dicen representantes de Dios en la tierra buscan solamente amasar fortunas a costa de todo lo que se pueda.

Decía un viejo refrán “No hay mejor inteligencia en los gobiernos que la de los sacerdotes”. Quien lo dijo no está equivocado, los sacerdotes utilizan el secreto de confesión que no es ningún secreto para ellos, como información que les da poder, tenemos el caso del señor Iñiguez de Guadalajara, que tuvo en sus manos las confesiones de los narcotraficantes más buscados en su tiempo.

El clero tiene poder por ese trabajo de inteligencia que realiza, no hay mujer y hombre de las cúpulas que no acuda a confesar “sus pecados” con un cura y este a su vez use la información para conveniencia de la Iglesia. Si los confesores supieran lo que se sabe en medios eclesiásticos y de cómo se usa esta información dejarían de ir a contar los secretitos de su casa a hombres que son eso, sujetos con intereses carnales y humanos.

Pero en fin, el tema que abordamos no es totalmente de los hombres de negro, de los sacerdotes que venden información al gobierno y a la policía, esa información la dejaremos para después. El caso que hoy ocupa este espacio es el referente a la relación que existe entre los gobiernos panistas- clero- y organizaciones como el yunque.

Felipe Calderón Hinojosa no es el hombre tolerante que demuestra ser, es un recalcitrante activista del grupo denominado “Yunque”. Para el exsacerdote, Gonzalo Castro Martínez quien habla en exclusiva para Punto y Aparte, autor de ensayos sobre la derecha en México, hoy prácticamente en el exilio de la iglesia católica por rechazar la política de Juan Pablo II, que tenia fuertes inclinaciones a la derecha y al capitalismo hoy tan deteriorado. Felipe Calderón, en caso de ganar la derecha y que a decir de Gonzalo “Ojalá Dios no lo quiera”, aplicaría métodos fascistas y perseguiría sin piedad reprimiendo incluso o desapareciendo a quienes piensan diferente a la mayoría panista, sobre todo en contra de comunistas, socialistas, marxistas y leninistas.

Gonzalo Castro que dice haber sido catedrático de la Universidad “La Salle” y haber asistido a reuniones y pertenecido a grupos de derecha como “Yunque”, confiesa haberse salido de esas agrupaciones porque no iban de acuerdo con su moral. Ellos refiriéndose a los yunquistas, junto con los caballeros de Colón, Opus Dei y hoy los denominados “amigos de Fox”, lo único que buscan es instaurar sus ideas a través del activismo teológico y religioso, y por medio de la espada. Siguen la teoría de San Agustín en su periodo decadente quien insinuaba que la fe se tenía que introducir en el hombre por medio de la fuerza es decir de la espada y la sangre.

continuará...

1 comment:

Pomponio said...

Esto da miedo. El FAQ del Yunque no estaba tan exagerado en realidad! A la mejor se quedo corto! Ein Volk! Ein Reich! Ein kleine Pelonen!