Saturday, September 23, 2006

Nos escribe Edgar Gonzalez Ruiz

Nota: Don Edgar es del blog Marcaje contra Fecal (http://marcajecontrafecal.blogspot.com/). De plano ya traen a los panazis fintos pues la raza con la informacion que presentan se dejan caer para protestar. Ya ven como le fue al enano en el Fondo de Cultura Economica y ayer le lloviero huevazos en Saltillo. Yo creo que hasta para ir al baño ya tiene que tener gente del EMP con el.

"Felicidades por el blog Cerro de las Campanas. En especial, me parece muy oportuna para la situación que vivimos en México, la idea de incorporar materiales históricos y políticos conjuntamente. Creo que la derecha sólo se puede entender y combatir conociendo sus raíces y que la falta de esa información histórica produce desorientación y errores acerca de cuál es el verdadero enemigo a combatir, respecto de lo cual el título Cerro de las Campanas es muy adecuado. Como una modesta aportación personal les transmito un breve comentario sobre un autor bastante olvidado hoy en día pero que hizo aportaciones valiosas y duraderas.
Eugenio Sue: legado perdurable
El escritor francés Eugenio Sue (1804-1857) autor de libros como Los Misterios de París y El Judío Errante influyó en el siglo XIX sobre algunos liberales mexicanos, como Vicente Riva Palacio. Sue dibujó la indefensión de los pobres y las injusticias sociales de su tiempo, que luego de la caída del bloque socialista han resurgido con fuerza en las llamadas politicas neoliberales. Fue también uno de los grandes críticos del clero de su tiempo, de tal suerte que El Judío Errante es en algunos sentidos una anticipación de bestsellers como El Código Da Vinci. Sue enfocó sus baterías contra las intrigas y el espionaje de los jesuítas y fue lapidario contra el falso fundamentalismo que defiende los dogmas a la vez que el espìritu de lucro. Describe también las complicidades de jueces y funcionarios con empresarios y jerarcas católicos. De esa obra proviene el siguiente pasaje que se aplica muy bien al espíritu del gobierno ilegítimo de Fecal:

'nada es menos según el verdadero espíritu evangélico, espíritu tan esencial, tan religiosamente comunista, como el áspero, insaciable ardor de adquirir y de monopolizar por todos los medios posibles: avidez peligrosa, que está lejos de quedar excusada a los ojos de la opinión pública por algunas exiguas limosnas, a las que preside un inexorable espíritu de exclusión y de insolencia'. (Eugenio Sue El judío errante, Porrúa, México, 1993, t. 1, p. 459)"


Gracias por la aportacion, por cierto, voy a ver si empiezo a poner links este fin de semana en cuanto lea como chi----s se hace...

No comments: