Saturday, October 21, 2006

¿SERA LA CASTRACION QUIMICA EL METODO MAS EFICAZ PARA ASEGURAR LA PAZ SOCIAL?

¿CASTRACION SIN DOLOR?

Con el paso del tiempo, la castración se posicionó como una tentadora herramienta para escarmentar a las personas condenadas por abusos sexuales. Sin embargo, el problema de las consecuencias físicas y sicológicas para quienes podían sufrir este castigo siguieron siendo determinantes para no aplicarlo.

Por lo anterior, se han buscado nuevos métodos que aseguren los mismos resultados, pero sin agredir físicamente a la persona. Es así como surge la castración química: un procedimiento mediante el cual se inyecta Depo Provera (hormona femenina) al hombre que tenga tendencia sicopática a cometer abusos sexuales.

La inyección produce, principalmente,tres efectos en la persona: disminuye la intensidad y frecuencia de los pensamientos eróticos (impulsos sexuales), impide la irrigación de sangre al pene -lo cual no permite la erección- e imposibilita la obtención del orgasmo a través de la eyaculación.

Para asegurar su efectividad, la persona debe repetir la dosis cada seis meses. De modo contrario, reaparece el deseo sexual y sus manifestaciones físicas.

SITUACIÓN LEGALLa aplicación de las inyecciones de Depo Provera ha sido existosa en países como Francia o Estados Unidos,donde se ha podido disminuir la reincidencia de abusadores sexuales y,además, se ha mejorado la condición de hacinamiento en la que viven los reclusos en las cárceles.
Esta realidad mundial es la que ha motivado a algunos sectores políticos y sociales para incentivar proyectos de ley que aseguren el derecho a un inculpado a someterse a la castración química.

En el 2002, el diputado Maximiano Errázuriz elaboró un proyécto que, de ser aprobado, garantizaría la aplicación de estas inyecciones: “La persona enferma debe tener la posibilidad de elegir si quiere que se aplique este método, de acuerdo con sus pretensiones de rehabilitación e inserción social después de la condena”, señala.

Actualmente, en Chile no existe regularización sobre la castración química.

Los médicos no están facultados para suministrarla y los condenados no pueden acceder a ella. Por lo mismo,la solicitud formal que ha hecho Rafael Maureira -alias “Zacarach”- no tiene posibilidades legales de ser atendida.

Las estadísticas revelan que ha habido un aumento en las denuncias por abusos sexuales. De estos, muchos son cometidos por personas que ya habían sido juzgadas por delitos similares cometidos con anterioridad.

Surge, entonces, la pregunta que hoy en día se hacen muchas personas: ¿será la castración química el método más efectivo para asegurar la paz social?

No comments: