Thursday, October 19, 2006

Sobre los altares de muertos (Carlita! Aqui la llaman!)

Fusilado de www.miveracruz.blogspot.com

El altar de muertos en los hogares católicos -dedicado el día 1ro.de noviembre a las almas de los niños y el día 2 a los adultos-, se coloca en una mesa cuadrada o rectangular, en alto porque los difuntos ya no estan en nuestra dimensión sino en una más elevada: el paraíso, ahí donde los que los quisimos los colocamos para que puedan descansar en paz.

Las cuatro varas de aproximadamente 1.50 mts. de altocolocadas en los extremos de la mesa son las 4 eras del ciclo de vida por las que todos los seres humanos transitamos, y también los 4 años de sepultura del cadáver antes del reposo final y según la teología prehispánica.

El arco en la parte frontal superior del altar es la puerta de entrada al mundo de "Mictlantecutli", por donde pasaron nuestros seres queridos y por donde habremos de entrar en el momento de nuestra partida de este mundo terrenal.

Las varas del armazón se forran con con palmilla verde o tepejilote y se adornan con zempazúchil o "flor de muerto", de veinte petálos, color amarillo oro para darle brillantez y luz a las almas en el mundo de los muertos; es el color del luto reverente usual entre nuestros ancestros milenarios, (el luto negro y la flor blanca son influencia europea), es su flor sagrada y ceremonial porque tiene el color de los rayos del sol, de Tonatiuh (Chichini). Todos los indigenas anhelaban fervientemente después de muertos habitar en el sitio celeste junto a este dios.

Las velas clavadas en el tallo de una mata de plátano a lo largo de la mesa pero en el suelo, son luz para iluminar el camino del difunto en el retorno al hogar, y de acuerdo al concepto religioso actual es purificación y calor que se cree necesita para salvarse del inframundo de sombras donde morar es una condena.

Las doce estrellas o "soles" de palmilla tejida colocada a lo largo del arco frontal representan los meses del año que el alma del difunto tardará en volver a visitarnos. El incienso, gomorresina aromática que despide el copal al arder, sirve para purificar y perfumar las almas de los difuntos; es un elemento para la elevación del espiritu y un medio para expresar algunas plegarias por las almas de nuestros muertos.

Es común, colocar en el lugar central del altar la foto del muerto, representarlo como era, acompañado de sus más preciados aríìculos de uso personal. Así, la estampa llena de colorido y rica en aromas contiene: pan, sal, tablillas, tazas de chocolate, conservas, caña, tamales, naranjas, guayabas, tecojotes, mandarinas, platanos, camotes, dulces, etc., depositados en jarros, cazuelas y ollas de barro, platones y vasos.

En perfecto complemento el rito se enriquece con cánticos de "alabanzas" entonados con voces plañideras que forman parte del fervor religioso. Los rezos de la liturgia católica son flores del corazón que se ofrecen a las almas, plegarias y responsos para que encuentren la gloria de dios.

Todos santos es el triunfo de la memoria sobre el olvido, es convivencia del hombre con los espiritus. Son dias en que los muertos regresan del más allá y forman parte del trajín familiar; es luto y es fiesta, gula y expiación. El altar simboliza la muerte y la resurrección temporal.

No comments: