Saturday, September 30, 2006

Correos para denunciar

Los fachos no les gusta la luz. Son como las cucarachas, les gusta hacer sus cochinadas en lo obscurito. Esta es una lista de direcciones de correo. Por favor mandenles un alerta de lo que esta sucediendo en Oaxaca.

philip.stephens@ft.com, press@amnesty.org, quentin.peel@ft.com, recepcion@amnesty.org.ar, redaccion@periodistadigital.com, redaccion@prisacom.com, redaktion@bz-berlin.de, rossana.rosado@eldiariony.com, secretariat@monde-diplomatique.fr, servicecentre@amnesty.org.au,alberto.vourvoulias@eldiariony.com, amis@monde-diplomatique.fr, atccommentary@npr.org, aurbina@nacion.com, awolf@indypendent.org, cartas.director@elmundo.es, cartasaldirector@mercurio.cl, contactenos@elcomercio.com, david.ramirez@eldiariony.com,editormundo@comercio.com.pe, editorpolitica@comercio.com.pe, executive-editor@nytimes.com, foreign@nytimes.com, hector.rodriguez@eldiariony.com, ignacio.ramonet@monde-diplomatique.fr, info@es.amnesty.org,lyng-hou@gda.com, mail@democracynow.org, managing-editor@nytimes.com, masson@lemonde.fr, mecommentary@npr.org, mobile.spanish@dw-world.de, msequeira@nacion.com, nytnews@nytimes.com, opinion@elnuevodia.com

El Ejercito Rodea a Oaxaca

Dice Manitas Negras:

Acabo de hablar con Hermann Bellingahusenn de la Jornada, que está en Oaxaca

dice que el ejérticto ya está rodeando la ciudad

que están sobre volando dos avionetas y al menos 8 helicopteros

en vuelos razantes de reocnocimiento

que todo parece indicar que entran hoy mismo

ES URGENTE

HAY QUE AVIASALRE A LA RAZA DE LOS FOROS

AL SENDERO DEL PEJE

A LA HORA DEL PUEBLO



Ya estamos transmitiendo en linea www.radiovulgocracia.com.mx

LOS AZTECAS Y EL CULTO A LA MUERTE

La fiesta de muertos está vinculada con el calendario agrícola prehispánico, porque es la única fiesta que se celebraba cuando iniciaba la recolección o cosecha. Es decir, es el primer gran banquete después de la temporada de escasez de los meses anteriores y que se compartía hasta con los muertos.En la cultura Náhuatl se consideraba que el destino del hombre era perecer. Este concepto se detecta en los escritos que sobre esa época se tienen. Por ejemplo, existe un poema del rey y poeta Netzahualcóyotl (1391-1472): Somos mortales / todos habremos de irnos, / todos habremos de morir en la tierra... / Como una pintura, / todos iremos borrando. / Como una flor, / nos iremos secando / aquí sobre la tierra... / Meditadlo, señores águilas y tigres, / aunque fuerais de jade, / aunque fuerais de oro, / también allá iréis / al lugar de los descansos. / Tendremos que despertar, / nadie habrá de quedar.Este sentimiento de la representación del destino se debe entender en el sentido de que el pueblo azteca se concebían como soldados del Sol, cuyos ritos contribuían a fortalecer al Sol-Tonatiuh en su combate divino contra las estrellas, símbolos del mal y de la noche o de la oscuridad. Los aztecas ofrecían sacrificios a sus dioses y, en justa retribución, éstos derramaban sobre la humanidad la luz o el día y la lluvia para hacer crecer la vida.El culto a la muerte es uno de los elementos básicos de la religión de los antiguos mexicanos. Creían que la muerte y la vida constituyen una unidad. Para los pueblos prehispánicos la muerte no es el fin de la existencia, es un camino de transición hacia algo mejor. Esto salta a la vista en los símbolos que encontramos en su arquitectura, escultura y cerámicas, así como en los cantos poéticos donde se evidencia el dolor y la angustia que provoca el paso a la muerte, al Mictlán, lugar de los muertos o descarnados que esperan como destino más benigno los paraísos del Tlalocan.
El sacrificio de muerte no es un propósito personal; la muerte se justifica en el bien colectivo, la continuidad de la creación; importa la salud del mundo y no entraña la salvación individual. Los muertos desaparecen para volver al mundo de las sombras, para fundirse al aire, al fuego y a la tierra; regresa a la esencia que anima el universo. Los sacrificios humanos se consideran como el tributo que los pueblos vencedores pagaban a sus dioses, y ellos a su vez alimentaban la vida del universo y a su sociedad. Por otro lado, cuando alguien moría, organizaban fiestas para ayudar al espíritu en su camino. Como en la antigua cultura egipcia, los antiguos mexicanos enterraban a sus muertos envueltos en un "petate", les ponían comida para cuando sintieran hambre, ya que su viaje por el Chignahuapan (del náhuatl: nueva apan, en el río; o "sobre los nueve ríos"), parecido al purgatorio, era muy difícil de transitar porque encontrarían lugares fríos y calurosos.
LA CELEBRACION EN LA ACTUALIDAD Esta celebración conserva mucha de la influencia prehispánica del culto a los muertos, las encontramos en Tláhuac, Xochimilco y Mixquic, lugares cercanos a la ciudad de México. En el estado de Michoacán las ceremonias más importantes son las de los indios purépechas del famoso lago de Pátzcuaro, especialmente en la isla de Janitzio. Igualmente importantes son las ceremonias que se hacen en poblados del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca y en Cuetzalán, Puebla.Sobre sus altares encienden velas de cera, queman incienso en bracerillos de barro cocido, colocan imágenes cristianas: un crucifijo y la virgen de Guadalupe. Ponen retratos de sus seres fallecidos. En platos de barro cocido se colocan los alimentos, estos son productos que generalmente ahí se consumen, platillos propios de la región. Bebidas embriagantes o vasos con agua, jugos de frutas, panes de muerto, adornados con azúcar roja que simula la sangre. Galletas, frutas de horno y dulces hechos con calabaza.

Laura de la Vega.

!Que padre bienvenida¡ General Pomponio y adelita Maria de Lourdes y a todas las adelitas y sombrerudos, un fuerte abrazo, !ya estoy aqui¡

Bienvenido Jacobo


Jacobo, nom de guerre de este compañero, es bien conocido por sus manifiestos de "los pacificos y tranquilos". Ya es tiempo que una gente de razon nos ilustre a los sombrerudos que vivimos en el error. En esta foto esta Jacobo (a la derecha) convenciendo de las bondades del neoliberalismo a un rebelde que habiendo entrado en razon depuso las armas y ya calmadas sus ansias de novillero sumisamente busco chamba de cajero en un Gualmar, aunque no le pagan las horas extras.

Detalles sobre el Carrizal

Esto lo propusieron los del PRD en Junio del 2004. No se si los apatridas en el congreso lo aprobaron.

PUNTO DE ACUERDO PRESENTADO POR EL DIPUTADO GILBERTO ENSÁSTIGA SANTIAGO, DEL PRD, POR EL QUE PROPONE REALIZAR SESIÓN SOLEMNE PARA CONMEMORAR EL 88 ANIVERSARIO DE LA BATALLA DE " EL CARRIZAL", EN EL ESTADO DE CHIHUAHUA

Con su permiso señor Presidente.

Los Senadores y Diputados Federales integrantes de los Grupos Parlamentarios de los Partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional, De la Revolución Democrática, Verde Ecologista de México, del Trabajo y Convergencia, a la LIX Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 58 y 59 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, sometemos a la consideración de esta Soberanía el punto de acuerdo para conmemorar el 88 aniversario de la batalla de "El Carrizal", Chihuahua, el próximo 23 de junio en sesión solemne de la Comisión Permanente. Lo anterior con base en las siguientes consideraciones:

Que el próximo 21 de junio se conmemora el 88 aniversario de la batalla de "El Carrizal" a 15 Km, aproximadamente de Villa Ahumada, municipalidad del Estado de Chihuahua. Donde dieron su vida por la patria contra el invasor norteamericano el Gral. Félix Gómez Uresti, 4 oficiales, 25 elementos de tropa, además de 9 oficiales heridos y 34 de tropa según el parte oficial.

Que los atacantes habían penetrado a la altura del poblado Palomas del mismo estado, con el pretexto de la expedición punitiva que debería capturar al legendario Pancho Villa, después que asaltó a la población de Columbus en territorio Estadounidense la madrugada del 9 de marzo de 1916, en un arranque vengativo típico del guerrillero, cuando se sintió abandonado por quienes antes lo consintieron, por considerarlo en algún momento de la Revolución Mexicana como uno de los grandes triunfadores y pensaron que lo tenían bajo su control, pero cuando las cosas cambiaron y los avatares de la guerra encumbraron a otros personajes, Villa fue abandonado a su suerte, lo cual generó el rencor que lo llevó asaltar Columbus.

Que los norteamericanos transitaron casi siempre por lo caminos, lo que demuestra que su objetivo desde el primer instante fue penetrar en profundidad al territorio mexicano, sin tener la precaución de explorar la serranía y confiados en el anuncio que el propio Pancho Villa aseguró, para no atacar a los invasores.

Que los extranjeros continuaron su progresión por territorio mexicano depredando y cometiendo crímenes de guerra en grado muy superior a los daños causados por los facinerosos en Columbus.

Que el 12 de abril de ese mismo año el mayor Frank Tompkins al mando de una columna de 140 elementos llega a Parral, Chihuahua, donde reúne a las autoridades del lugar para hacerles saber sus exigencias, el Jamás imaginó que la población arengada por Elisa Griense para exaltar el amor patrio de sus paisanos, los encabezó para, uniendo la acción a la palabra, expulsar a los extranjeros en primera instancia con palos, piedras, herramientas de labranza y se lanzaron contra los norteamericanos.

Que ante lo violento de la situación, el comandante invasor se vio obligado a ordenar la retirada saliendo del pueblo hacia el norte, pero a estas alturas ya se habían incorporado hombres armados a la multitud causando bajas a los atacantes que en su repliegue fueron a parar hasta Santa. Cruz de Villegas, donde el Gral. Ismael Lozano, Jefe de Armas en Parral, hubo de intervenir para controlar a la multitud enfurecida que deseaba exterminar al enemigo.

Que esta acción, así como las constantes pruebas que recibían los norteamericanos durante sus desplazamientos de la hostilidad del pueblo contra los invasores y de los esfuerzos que tenían que llevar a cabo los mandos del Ejército Constitucionalista para contener a sus tropas impidiendo que fueran atacados, vinieron a ser las causas que condujeron a los estadounidenses a preparar una incursión con objeto de verificar las posibilidades bélicas del país que en esos momentos libraba cruenta lucha interna del proletariado contra la tiranía y las oligarquías.

Que en ese contexto, el Gral. Pershing, enterado oficialmente por el General. Jacinto B, Treviño quién le transcribió la orden del presidente de facto Venustiano Carranza, para que no se permitiera a los norteamericanos continuar su avance en otra dirección que no fuera rumbo al norte, inmediatamente montó una maniobra estratégica, con la misión de explorar desde su Cuartel General en Dublán con rumbo a Villa Ahumada, Chihuahua, seleccionando a oficiales de reconocida capacidad y los puso al mando de la tropa con experiencia en Las Filipinas. Pershing sabía perfectamente que en esa ruta tendrían que hacer frente inevitable a unidades revolucionarias concentradas en la región para llevar la persecución y captura de los Villistas.

Que en la incursión montada era una provocación que conduciría inevitablemente al choque contra las fuerzas mexicanas, donde los invasores fueron en busca del obstáculo que significaban las tropas que guarnecían el poblado de "El Carrizal" en la ruta a Villa Ahumada y distante aproximadamente 15 kilómetros, al mando del General. Félix Gómez Uresti quien enérgicamente le hizo saber en su oportunidad al Capitán Charles T. Boyd comandante norteamericano que no les permitiría el paso hacia su objetivo, este pretendió sin embargo pasar sobre los soldados mexicanos porque sus órdenes eran llegar a Villa Ahumada.

La batalla se caracterizó por enconado y sangriento, y como consecuencia la derrota de los invasores, donde su comandante perdió la vida, los soldados negros supervivientes fueron capturados y el resto huyó en desbandada.

Por el lado mexicano sucumbió su comandante el Gral. Félix Gómez Uresti víctima de su confianza, con él cayeron muchos compatriotas, pero afortunadamente el 2/o Comandante Teniente Coronel. Genovevo Rivas Guillén asumió el mando inmediatamente y haciendo una demostración de iniciativa, de rapidez en sus decisiones, valor y patriotismo, condujo a los soldados de la Revolución Mexicana a la victoria contra un ejército profesional, perfectamente armado y municionado, fogueado en la guerra de Las Filipinas.

Señoras y señores legisladores, la interrogante ¿porqué permanecen en el olvido estos patriotas que salvaron la soberanía y el territorio de la Nación?

Ellos tienen de sobra el mismo mérito de los guerreros defensores de Tenochtitlán, de los que combatieron al invasor norteamericano para no variar en 1847, de los héroes del 5 de mayo en Puebla contra los Franceses, de los caídos durante las intervenciones norteamericanas, también en Tampico y Veracruz, pero aquellos los "Del Carrizal" no tienen "un sepulcro de honor" como bien reza nuestro Himno Nacional, por haber ofrendado su vida, no existe tampoco un monumento digno que recuerde a los mexicanos esa histórica hazaña y en el ámbito de nuestra desnacionalizada educación pública, no existe la menor alusión en los libros de texto.

Por estas y otras razones, quienes suscribimos el presente punto de acuerdo consideramos que bien vale la pena recordarlos en sesión solemne, honrarlos por su patriotismo, por su heroísmo y por la defensa de nuestro territorio mexicano.

Por lo anteriormente señalado, solicitamos se considere el asunto como de urgente y obvia resolución a consideración de esta Asamblea, el siguiente punto de acuerdo:

Único.- Para conmemorar el 88 aniversario de la batalla de "El Carrizal", Chihuahua, el próximo 23 de junio en sesión solemne de la Comisión Permanente.

La Tercera H


Si alguien conoce al Lic. Rodriguez, felicitenlo y diganle que si quiere poner un avance de su libro en este blog pos bienvenido.
Publicado: 2006 Ago 04 - 02:25
El abogado Miguel Salvador Rodríguez Azueta se llevó 5 años para recopilar la historia de Veracruz, en la semana que Estados Unidos invadió y atacó al puerto de Veracruz y por qué le acomodaron la tercera H,

Nos cuenta la tercera H.

Elia Melchi Reyes
Fotos Elmer-NOTIVER

El abogado Miguel Salvador Rodríguez Azueta se llevó 5 años para recopilar la historia de Veracruz, en la semana que Estados Unidos invadió y atacó al puerto de Veracruz y por qué le acomodaron la tercera H, de esta investigación está haciendo un libro.

¿Nombre completo? "Miguel Salvador Rodríguez Azueta, nacido en 1971 en el puerto de Veracruz, hijo de Eduardo Salvador Rodríguez Azueta y Dulce María Azueta Villanueva, mi padre y mi abuelo llegaron de Tlacotalpan. Divorciado, dos hijas, licenciado en Derecho, estuve trabajando en la Universidad de Quintana Roo como catedrático, como secretario particular de un secretario general de gobierno en ese estado, asesor de la legislatura de ese estado, y luego me fui a Estados Unidos como asesor de una compañía y vino la oportunidad de regresarme, no quería estar lejos de Veracruz, porque soy un jarocho arraigado, sentía que estaba como en la película del Gladiador, en la Antigua Roma, la capital del mundo y un mosaico de cultura y no me sentía a gusto".

¿De dónde nace la idea? "La idea nace de una investigación sobre Sebastián Holzinger, que es una persona que adopta Veracruz y es de origen, prusiano, Alemán y deja todo para venir a México y se encariña tanto con Veracruz que se queda aquí, se casa aquí, una de sus hijas está asentada en la catedral y defiende el puerto, siendo que bien pudo haberse pasado al bando contrario, porque era una persona preparada, hablaba inglés, francés, alemán y tenía mucho conocimiento de Artillería porque su padre José Holzinger había estado con Santa Ana en Texas, había salvado a dos compatriotas alemanes, era amigo del general Juan Morales que estuvo en la defensa de Veracruz, y al estar estudiando esta historia me pregunté ¿qué pasó esa semana del 22 al 29 de marzo de 1847?, y empecé a buscar información y me di cuenta que Veracruz había sido una masacre y que casi, casi queda en ruinas por las armas poderosas de los americanos, ya había brechas abiertas en los muros, pero decidieron mejor bombardear para ablandar el espíritu combativo y defensivo porteño y de ahí nace desarrollar la tercera H, es un proyecto de una novela que cuenta las vicisitudes de los jarochos, y no jarochos, en esta semana y el comportamiento de los extranjeros también".

¿Por qué la tercera H? "La tercera H porque nos la brinda la Legislatura porque la primera H había sido el bombardeo español de 1822 y el ataque francés de 1838, luego viene la tercera, que es la que cuento y posteriormente viene la cuarta de 1914, la invasión americana".

¿Qué paso en esa semana? "Bueno la semana fue cruenta, los americanos comenzaron por cortar el agua, los suministros y los veracruzanos tuvieron que comer puro volován, que ya existían en esa época y los donaba el panadero don Teodoro Dehesa y Bayona, padre del futuro gobernador Teodoro Dehesa, es increíble que sólo había unas 8 mil habitantes, pero ya comenzaba a haber ese amiguismo, amistad entre los grupos como Salvador Díaz Mirón, Manuel Gutiérrez Zamora, don Teodoro Dehesa y otros tantos que comenzaron a juntarse para la defensa del puerto, porque los americanos cortaron el suministro de agua que venía de una cañería que venía del Fraile que abastecía cinco fuentes públicas, una de ellas estaba establecida en la plaza Loreto que es donde está el Hospital Militar y otra toma en la calle de Las Damas que actualmente es Independencia. En esa semana el general Wilgen Scott prefirió bajar 6 cañones pesados de 36 libras para ablandar la ciudad, hay algunos que encontré, que el mismo batallón le decía al general que no era necesario porque había brechas, por dónde podían entrar dos batallones".

¿Por qué atacaron Veracruz? "Por un cambio de planes que el mismo Scott se ofreció a hacer para invadir a la ciudad de México, la Tylor estaba en el norte y no avanzaban lo suficiente y él se ofreció a tomar la misma ruta de Cortés para llegar a Tenochtitlán para destruir o tener en su poder a un puerto tan importante como Veracruz, le daba la facilidad para poder seguir adelante y llegar Xalapa y avanzar a Puebla y finalmente a México".

¿Los héroes de la tercera H quiénes fueron? "Es todo el pueblo veracruzano, pero puedo mencionar a don Sebastián Holzsinger, don Manuel Gutiérrez Zamora, que era el presidente municipal de Veracruz y mayor de la guardia nacional del puerto, de hecho, hay algunas anécdotas que lo señalaban como traidor porque él quería llegar a un acuerdo con los americanos y evitar la masacre de este bombardeo de 1847, familias enteras morían porque había casas de tres pisos con techo de celosía plana y las bombas llegaban hasta el primer piso y el sótano y morían familias enteras, los americanos no tuvieron compasión y le tiraron a los hospitales que estaban, como el Santo Domingo, Belén que era el IVEC y ahí caían las bombas, hay anécdotas que mataron de un solo golpe a 23 personas".

¿Qué se destruyó en 1847? "Fue una semana de bombardeo y en una semana casi destruyeron todo el centro de Veracruz y no quedaron calles, la muralla tenía algunos huecos, pero era uno de los fuertes más importantes para la defensa, era San Juan de Ulúa, pero los americanos no se acercaron porque eran 70 buques de guerra, el fuerte de la Concepción que estaba pegado al muelle, el fuerte Santiago era uno de los más peligrosos porque era de los más defendidos por don Blas Domínguez con un grupo de veteranos y una bomba mató a 15 personas".

¿Muchos no saben del porqué de los nombres de calles y espacios? "Es muy importante que la gente conozca, hay una frase que dice quien no conoce su pasado está condenado a repetirlo, y si nosotros como veracruzanos en esta inmensidad que está creciendo no logramos consolidar nuestra identidad vamos a perder todo eso maravilloso que tenemos, de salir por las tardes a las calles, las tardes del zócalo y hasta nuestros loquitos que ya se están perdiendo y en otros lugares eran mal vistos, y aquí hasta hablaban de tu con el gobernante y es un hecho que tenemos".

¿En esta novela cuentas la historia? "Sí, de la semana, con los personajes históricos de acuerdos a los datos que he encontrado en el archivo tanto en el estatal como en el municipal y además cree mis personajes ficticios como el aguador, la gente que tiene sus apodos, la gente común, porque hay quienes participaron y sufrieron el bombardeo, porque no teníamos cómo conseguir pólvora y se la comprábamos a un buque francés que lo traía de contrabando y llegaban por La Antigua, pero era de mala calidad. Te vas a encontrar el presupuesto de una bandera de la guardia nacional que costó 500 pesos cuando el sueldo era de 5 pesos y no había dinero para la defensa, pero se gastaron esos 500 pesos para bendecir la bandera y hacer una fiesta".

¿En 1847 ya estaba el Diligencias? "Estaba la hostería que era de franceses y estaba un hotel que se llamaba de la Gran Societe, que era de franceses porque muchos se quedaron en Veracruz y pusieron negocios de hosterías, el Mesón del Buzo, por la calle de Emparan, son lugares que se van ubicando en Veracruz. El Edificio Trigueros ¿quién fue?, don Ignacio Trigueros fue el primer alcalde de Veracruz que mandó a construir el edificio Trigueros donde estaba un mercado, La Alóndiga. Su cuñado era pagador del Ejército de Estados Unidos".

¿Por qué el parque Zamora? "Don Manuel Gutiérrez Zamora fue otro de los alcaldes de Veracruz, gobernador y uno de los defensores del liberalismo veracruzano, uno de los liberales de las leyes de Reforma."

¿Quién era el gobernador cuando invadieron? "Estaba Juan Soto, pero él se fue a Huatusco y de ahí a Xalapa, y desde ahí les pedía lo último que quedara de los veracruzanos, hay una proclama donde él pide sangre y de todo, pero lo pide desde donde estaba. Ya no había reces que comer, y los peces para que te pegaran un bombazo cuando salieras a pescar. Veracruz con toda su gente apoyaba a sus defensores, gente común".

¿Veracruz siempre ha sido muy solidaria? "Así es, tampoco puedes permitir el aniquilamiento de una ciudad, como tampoco lo quería permitir Manuel Gutiérrez Zamora, la gente que venía con instrucciones de Santa Ana era defender a Veracruz con todo trance, aunque quedara en ruinas, pero no se trataba de eso. Cuando Veracruz sucumbe Santa Ana metió a la cárcel al general Juan Morales".

¿Dónde encontraste los archivos? "En el Museo de la Ciudad, en Xalapa, documentos en Texas, por vía Internet y localicé todo lo que era esa camarilla, al momento que ocurren estos hechos, como en todo hay grupos, el grupo de don Antonio López de Santa Ana con sus amigos que habían estado en Texas, Juan Morales, Holszinger y el grupo de veracruzanos que amaban a su pueblo y que no iban a permitir que por un capricho o un falso honor como don Manuel Gutiérrez Zamora y don Salvador Díaz Mirón".

¿En tu libro mencionas del porqué el nombre de las calles? "Yo estoy poniendo los nombres antiguos de las calles y poner un mapa en la cual la gente se vaya ubicando, Independencia era la calle Principal o de las Damas, la de la Playa que hoy es Zaragoza, Puerta México que estaba por el lado de Cortés, la puerta de La Merced y se ubicaba por calles".

¿Cuánto tiempo en recopilar la información? "5 años de mi vida y con mucho cariño, amo a Veracruz y estoy comprometido con él y como lo dijo el gobernador en lugar de pedir hay que dar".

¿Este libro quién lo patrocina? "No tengo patrocinador, estoy teniendo contacto con la gente del Ayuntamiento de Veracruz porque el próximo año se conmemoran 160 años de esta gesta heroica y, tal vez, el Ayuntamiento lo quiera conmemorar con este libro. Me han atendido en la regiduría de cultura, han sido amables, pero estamos en pláticas, yo pienso que no hay recursos para editar una obra. No tengo idea de cuánto cuesta, hay gente interesada en España de este libro he estado en contacto, de hecho, pertenezco a la Sociedad Internacional de Estudios Vascos y con la editora Eslovento, pero hacen falta recursos. Al gobernador no lo he podido ver, pero pienso que sí le va a agradar que se promueva la historia de Veracruz a nivel internacional".

¿Por qué te interesó esto? "Porque yo amo a Veracruz, yo no busco otra cosa que se dé a conocer, es muy triste que los hijos y los nietos de las personas digan nada más parque Zamora, se llama Manuel Gutiérrez Zamora, que no conozcan su centro histórico, su malecón, la historia de los zopilotes de Veracruz cuando pululaban y era un delito matar a uno de ellos, ahora hay palomas y ya hasta están podando los árboles".

¿Cada parte de Veracruz tiene su historia? "La Huaca, la Güera Kerber, hay gente muy popular, un parque Ecológico que más bien es gatológico porque está lleno de gatos y la gente llega a tirar a sus gatos, y otros que van a darles de comer".

¿Haces el libro para que la gente sepa dónde se está viviendo? "Así es, que sean conscientes de la identidad de ser jarocho, porque mucha gente no nos entiende, por ejemplo en Xalapa no nos entienden, hablan del calor y sin embargo, les gusta venir y los de Xalapa no entienden de nuestra alegría y por qué el jarocho puede reír y llorar al mismo tiempo, somos un tipo único venidos de los andaluces, es una mezcla, pero cada vez que te das cuenta de la gente que viene como alemanes, franceses se quedan con nosotros y no tenían nada que ver con nosotros. Se vuelven jarochos".

¿Por qué jarocho? "Es un término que quiere decir creador de puercos, pero tal vez, quiere decir un peyorativo por las jaras, las jaranas, todavía no se sabe a ciencia cierta, es como La Huaca que hablas de las lápidas de los indios de mortuorias, pero no había indios, más bien La Huaca fue un centro de pescadores y afros de color que llegaron a ese lugar".

¿Cuál es la mezcla que se domina en Veracruz? "Salsera, la mezcla de cubanos con gente con sabor, si te das cuenta viene gente americana y de repente se convierten en Veracruz, ¿qué pasa?, porque les gusta La Parroquia, el café, el ambiente, se transforman, hay un tipo de magia que ocurre a las personas que llegan al puerto, hay quienes han venido de paseo y aquí están viviendo".

¿Con esta novela cuál es el objetivo? "Mi objetivo es dar a conocer los hechos cruentos y trágicos, y como dijese un mismo escritor estadounidense que le denominó el crimen atroz, entonces quiero dar a conocer este evento de 1847 para que el próximo año que se conmemore tal acontecimiento trágico también se dé a conocer el valor del pueblo veracruzano, esto es muy importante".

¿De esta invasión americana, quedaron descendencia americana? "Bueno, no, hubo ciertos casos como por ejemplo hay un teniente Bogart o Bouregart que vino con los americanos y luego aparecieron otros Bogart en Veracruz, pero dicen que son franceses".

¿Quedaron más hijos franceses o americanos? "Más hijos de franceses, americanos creo que no se entendió mucho con nosotros, de hecho, Wilgen Scott ordenó que se respetara la religión, los bienes de los veracruzanos, pero ellos pagaban en plana y la gente de Medellín les daban las reces, los abastecieron porque los americanos sí pagaban y el gobierno de México pagaba con puras promesas".

¿Buscas quién patrocine tu libro? "Busco una editora que se interesara y sobre todo para el bien y el desarrollo del turismo, porque la gente cuando lo lee fuera de aquí se interesa más por venirnos a conocer a ver si somos de verdad".

¿Por dónde entraron los americanos? "Los americanos entraron por la playa de Collado, allá atrasito del Acuario, era la playa de Collado, de hecho, es muy importante que se sigan respetando los nombres originales de las playas porque luego les cambian y no tienen nada que ver. Entraron por Collado los americanos y llegaron hasta la iglesia del Cristo del Buen Viaje, y ahí establecieron el famoso campo Washington, desde ahí establecieron sus baterías militares, y desembarcaron 6 cañones pesados en los buques de guerra e hicieron un tipo de línea de protección para evitar la guerrilla veracruzana, que estaba al mando de Celedonio Domeco de Jarauca, un padre que había llegado de Aragón, paisano de don Teodoro Dehesa y que se dedicaba a hostigarlos, desafortunadamente había 325 soldados americanos a caballos, que se llamaban dragones que estaban armados hasta los dientes, y armaron una línea recta desde Collado hasta Vergara, lo que la playa norte y no pudo pasar nadie, estaban bien armados y establecieron su centro de operaciones a un lado de la iglesia del Cristo de Buen Viaje".

¿El saldo de esta H? "350 militares muertos, 400 civiles, un número no definido de heridos, 5 millones de pesos, 7 mil balas lanzadas y que era lo mismo que 483 mil libres en el aire en una semana".