Saturday, January 06, 2007

El boletazo pa'l infierno fiscal

Ahora la marranita carstens está haciendo el trabajo sucio de los banqueros lanzando una campaña publicitaria (modelo utilizable hasta para campañas electorales, aparentemente) que, como muchas campañas actuales, insultan al televidente y lo denigran para obligarlo a sumarse al "Gran chingón", ese ente abstracto que contiene, tanto a la clase media alta, como a la high society a través de la rifa insitucionalizada de un estilo de vida, con el boleto de entrada emplasticada llamado boletazo y chispazo. ¡A ganarse la educación y el changarrito a la suerte! Porque la seguridad social es un mal chiste exhibido en horario estelar como la vergüenza del vendedora de frutas, la papelera y el estilista.

¿Y qué sigue después?

Pues la fiscalización de los honorables tianguis para llenar las arcas que no se llenan con la contribución de las trasnacionales, ya que estos sangreazules de la economía subdesarrollada requieren incentivos (no pagar impuestos) para meter sus limpísimas garras a la olla de chapopote que es el mercado mexicano. Control, control fiscal para aquellos que no entran en la categoría de "empresarios" y por eso no "aportan" como todos los cautivos.

¿Y qué se llevan los bancos? Pues lo de siempre: tremendas comisiones, cargos por uso de tarjeta, intereses, etc. ¡Qué maravillosa idea! Dale un plástico a los compradores asiduos de changarros y tianguis, y así matas dos pájaros de un tiro: le das la ilusión de poder de compra a los "nacos" y además puedes, ahora sí, rastrear esas macabras compras. ¿Qué se sentirá pagar un IVA disfrazado cuando compras un disco pirata? ¿O qué tal, los tamales de Doña Chonita a 12 mensualidades sin intereses pa' las fiestas de pueblo? Es una realidad cercana, no ciencia ficción.

Boletazo pa' los marchantes al infierno fiscal, porque esta medida es una reforma espuria fiscal disfrazada para no ofender al duopolio con el trabajo de maquillar el gravamen para alimentos y medicinas.

PD. Suerte con la maniobra maestra de insultar a los clientes potenciales con anuncios que tienen, por supuesto, la perspectiva yuppie de los "desaliñados" y la lógica misógina estilo "palacio de hierro" que no funciona con el clasemediero promedio. (Si no les funcionó para la campaña electoral…)

No comments: