Sunday, February 17, 2008

Reseña de La Privatización del Infierno o el Regreso del Fistol del Diablo - por Enrique Krauze

Reseña de La Privatización del Infierno o el Regreso del Fistol del Diablo

Por Enrique Krauze

Como historiador serio, no puedo sino sentirme profundamente ofendido por las múltiples libertades que el autor, un tal Pomponio, –un fulano que según el CISEN anda de mojado en gringolandia— se toma con los personajes de la historia real y literaria de México. El personaje principal, un tal Licenciado Mefistófeles Satanás, reclama ser el Rugiero de la novela de don Manuel Payno, “El Fistol del Diablo”. Y ese no es el único fusil que el tal Pomponio hace de la obra de Payno. Otro personaje central es el llamado Relumbrón, un bandido que Payno inmortalizó en los Bandidos de Río Frío. Y hasta ahí la manera por demás mercenaria y mediocre en que el tal Pomponio se fusila los personajes de don Manuel Payno.

Ahora bien, respecto a los personajes de carne y hueso, el tal Pomponio invoca –literalmente—a las almas de Vboriano Huerta (Victoriano Huerta), Sor Juana, Frida Kahlo, Maria Felix, Francisco Villa, Felipe Ángeles, Rodolfo Fierro, etc. Hay menciones constantes a Pedro Infante, un ídolo entre las clases bajas, que pecan de ser molestas por su frecuencia. Entre los vivos la pluma venenosa de este mediocre novelista cita a Ruth Pantaleta (Zavaleta), el excelentísimo señor Cardenal don Norberto Rivera (Perberto según Pomponio), Chespirito, su servidor Enrique Krauze, Vicente Fox, Marta Sahagun, Felipe Calderón, y Juan Camilo Mouriño (a este ultimo el tal Pomponio lo trata despectivamente y hace alusiones francamente homofóbicas y xenófobas), etc., etc.

Analicemos entonces las inconsistencias y exageraciones de esta novelita. ¿En base a que cabeza se puede concebir que Francisco Villa se atreviera a “lazar como un becerro” a Vicente Fox por andar –según Pomponio—queriéndole robar tierras a unos ejidatarios? Estos argumentos son obviamente sin fundamentos pues el señor Fox y la señora Sahagun y sus familiares son a todas luces rectísimas personas que tienen las manos limpias, igual que el señor presidente Calderón o Poncio Pilatos. Lo único cierto es que, en efecto, un individuo de la calaña de Villa, si regresara, no le tendría respeto alguno a don Vicente Fox o a ninguna de las instituciones que han hecho de México lo que es hoy.

Y es que bien es sabido que Villa, un forajido desalmado, no se oponía a la existencia de las grandes haciendas (le era muy conveniente robarse su ganado). Lo del reparto de tierras era una insistencia de Mesías desorientados como el general Zapata (el llamado Atila del Sur por sus desmanes). El Villa que pinta Pomponio –chillón, a punto está de matar al cónsul norteamericano, causando entonces un incidente entre los EEUU y sus únicos amigos (sirvientes los llama Pomponio)—que se enmuina por las injusticias es falso, la creación de xenófobos de izquierda y furibundos populistas como el tal Paco Ignacio Taibo II. Hoy en dia son tan solo las instituciones –esas que gente como el tal Pomponio y el Mesías Tropical que sigue mandarían gustosamente a Infiernotitlan—las que evitan que el populacho se levante en armas y exija justicia a la manera de Villa y sus forajidos.

Pero el ataque a las instituciones es constante en esta noveleta. Ruth Pantaleta (Zavaleta) se le pinta como tan solo una prostituta de “cincuenta pesos por el servicio” que tiene que mantener a su padrote Arce-Cirigo-Nahum y que se indigna si el tal Satanás no le paga los mencionados cincuenta pesos por agarrarle las nalgas. No, señor Pomponio, la señora Zavaleta, en su calidad de presidenta de la cámara de diputados, probablemente cobre más, tan solo en su sueldo de base, pero en los sueños lúbricos y –obviamente-- misóginos del tal Pomponio esta se vende por una bicoca.

A los llamados Chuchos, los respetables padres conscriptos de la Nueva Izquierda, el autor los pinta igual como unos vendidos, dispuestos a venderse por un hueso al gobierno electo por los jueces en base a la abrumadora mayoría de un 0.56%. Desvirtúa entonces de manera simplista y demagoga el autor a la verdadera izquierda, la responsable, la modosita, la cual, como lo afirma su prócer Cuauhtemoc Cárdenas, “le parten la jeta, da las gracias, y pide perdón por salpicar con sangre”.

El ataque a la santa madre iglesia es igual de constante y vulgar. De haber vivido unos años antes el tal Pomponio estaría entre los furibundos camisas roja de Garrido Canabal –tabasqueño por cierto aunque, claro, esto, repito, no viene a colación de ninguna manera—que tanto daño hicieron contra la iglesia mexicana. Las almas de los curas que se mueren, según Pomponio, son refundidas en un lago de mierda que lleva el nombre de Jesús Reyes Herodes (Heroles), el padre del actual excelentísimo señor director de PEMEX y un patriota respetuoso de las instituciones. De manera arbitraria, en la novela los curas son automáticamente refundidos en este lago y –aun cuando recibe Satanás la orden de extraditarlos al cielo—el chamuco hace mil malabarismos para mantenerlos ahí como si en México no hubiera un respeto irrestricto a las leyes.

¿Qué se puede esperar de tal ponzoña? ¿Que se puede esperar de alguien que no respeta la labor e historia de la iglesia católica en México? Esta es gloriosa, empezando por la evangelización forzada de la Conquista, los juicios a Hidalgo y Morelos, el fusilamiento de la imagen de la guadalupana en pleno zócalo, la valiente oposición al juarismo usando a un príncipe extranjero, su reconocimiento y aval de las instituciones porfirianas, y culminando con la rebelión cristera y la fundación del PAN para oponerse a la nacionalización del 38. Por ejemplo, el padre Maciel, que se menciona que está en el lago de mierda mencionado, y sufre de diarrea, merece mayor respeto por la bien conocida trayectoria y muy divulgados actos en vida. Lo mismo merece el excelentísimo señor Cardenal don Norberto Rivera por su estricto apego y respeto a las leyes mexicanas.

La premisa principal de la noveleta es que los EEUU deciden que utilizaran las instalaciones de Infiernotitlan para maquilar ahí la tortura de los presos políticos que tanto tienen en Guantánamo o traen del medio oriente. Como único sostén para esa teoria guajira el tal Pomponio se basa en el hecho de que, en efecto, la Blackwater está construyendo una base militar en el sur de California, a tan solo unos cuantos metros de la línea divisoria. (Ahí es donde se espera que se entrenen los pefepos, AFIs, y otros celosos defensores de las instituciones mexicanas.) Según la trama calenturienta de la novela el plan mencionado se frustra por diversas razones pero, sin embargo, al ultimo la Blackwater piensa seguir su plan de maquilar la tortura usando un CERESO que el excelentísimo señor gobernador Bours, de Sonora, les proporcionara.

Pomponio entonces se escuda en un falso nacionalismo y se desgañita por el hecho de que los EEUU, una potencia amiga, tome acciones vigorosas en defensa de occidente y su democracia. ¿Qué tiene de malo que los EEUU maquile la tortura en México? Orgullezcamonos, en efecto, de ser el patio trasero del imperio. ¿No se guardan en estos los tiliches y se mantienen a los perros y cachorros? Y sépalo, señor Pomponio, que la industria maquiladora ha sido un gran aliciente para la economía nacional. ¿Tiene algo Pomponio en contra de la industria maquiladora, la cual permite a los obreros mexicanos trabajar de sol a sol, por salarios bajos (pero justos, después de todo, no pueden esperar ganar lo que un gringo), y en condiciones de seguridad discutibles (pero que si cumplen las normas mexicanas)?

En base a un nacionalismo ramplón entonces, el tal Pomponio está mofándose de que los mexicanos apliquen el tehuacanazo –tecnología orgullosamente mexicana—en el servicio de la defensa del perímetro de seguridad de Norteamérica. Este tipo de nacionalismo simplista debe ser denunciado y combatido. Los Estados Unidos estan enfrascados en una guerra a muerte con el fascismo islámico –tal lo llaman asi en Langley—y en toda guerra se necesitan cargadores, afanadores, muleteros, carne de cañón, etc. ¿Qué mejor que darle a los mexicanos la oportunidad de desempeñarse en tales trabajos? Se mofa entonces el tal Pomponio, de una manera por demás vulgar, de los múltiples logros, bien documentados por el INEGI, de esta administración en materia de empleo.

Es por demás ofensivo el lenguaje vulgar y de carretonero tlacotalpeño que utiliza Pomponio. Las mentadas son usadas sin ton ni son, tal y como las utilizan las clases bajas de este país que, afortunadamente, no lo gobiernan. Hay visos, como mencione, de homofonía contra don Juan Camilo Mouriño y misoginia contra doña Ruth Zavaleta. Pinta al señor presidente Calderón como un borrachín aunque cualquiera de los miles de mexicanos que se han ido de mojados (excepto el ingrato Pomponio) puede atestiguar la calidad de su liderazgo en materia económica, política, y de empleo. La novela pinta entonces un panorama absolutamente falso de la realidad de México. ¿Qué se puede esperar de un lavaplatos que anda en gringolandia huyendo de la migra, cuyas únicas fuentes de información son los blogs izquierdistas, foros comunistoides, y los sitios tendenciosos como la Jordana? Es evidente que a este Pomponio lo han vuelto loco estas fuentes calenturientas, igual que “los libros de caballería” hicieron con don Alonso de Quijano, el Quijote. Cualquiera que vea la televisión mexicana y los spots informativos del gobierno sabrá que la realidad del país no es como se pinta en esta noveleta.

Flaco favor le hace Pomponio a Sor Juana. Esta, tengo entendido, fue una monja medio rebelde del siglo XVII que adquirió cierta notoriedad y fama a raiz de la divulgación de su obra a cargo de Octavio Paz, el intelectual domesticado del priato. Es en base a esa propaganda que hoy los billetes portan su imagen cuando podrían bien tener imágenes de próceres más merecedores, como Miramon, Maximiliano, Porfirio Diaz, o aun la misma Rabina Gran Tagore o doña Marta Sahagun (la cual también es tratada irreverentemente por el autor).

Pomponio convierte Sor Juana en una especie de Gandalf que guia al tal Satanás a deshacerse de su fistol o “precious” (así le llama en cierto momento), tirandolo en el cráter de un volcán. Así pues, la novela se fusila premisas del Señor de los Anillos y lo hace de manera por demás descarada. No teniendo como resolver al último la ridícula situación que ha creado, el tal Pomponio utiliza la técnica desacreditada y simplista del Deus ex Machina para resolverlo todo. Es mas, tan caradura es el autor y tan poco respeta al lector que así lo anuncia bautizando a uno de los últimos capítulos con ese titulo.

En suma, esta novela adolece de múltiples defectos. La técnica es pobre, el lenguaje es vulgar, las situaciones son predecibles, y los personajes son risibles. Es de notar que los personajes femeninos, Sor Juana, Frida Kahlo, y Maria Felix, todas son mujeres de sexualidad equivoca y esto habla de la misoginia y evidencia los sueños lúbricos del autor. Ningún mexicano del “México Ganador” que se precie de ser respetuoso de las instituciones debe contaminarse yendo a www.cerrodelascampanas.blogspot.com a leerla. Esta es una novela escrita para el deleite de la plebe y seguidores del Mesías Tropical, los cuales he llamado escorias humanas e irrespetuosos. Sin embargo, una virtud de esta novela, es mas, su única virtud, como lo admite abiertamente y sin pudor el autor, es que está “escrita con las patas” y el resultado no puede ser otro.

Enrique Krauze

2 comments:

admirador de frida y de CdelasC said...

Mi distinguido y nunca bien ponderado señor Enrique Krauze.
Presente

Quiero denunciar y acusar a un personaje anónimo que se hace pasar por usted. He encontrado en Internet - la Reseña de La Privatización del Infierno o el Regreso del Fistol del Diablo - que dice ser escrita por usted. En donde hace una dura crítica soez y muy corriente a un “tal Ponponio”. Esto se lo escribo porque al leer el artículo, me desconcertó mucho la serie de vulgaridades que “finamente” se dicen de este “tal Ponponio”, porque además de llevar una reseña poco ordenada y menos entendible, eso me hace suponer y deducir que usted no elaboro esta reseña. Y por supuesto no creo que una persona de “alta alcurnia y de buen linaje” como usted haya escrito semejantes barbaridades. Se me hace imposible pensar que un alto “historiador serio”, que ha elaborado un sin fin de documentales tan “finos y bien inducidos” hacia “las clases más bajas”, para instruirnos con su sapiencia, haya proferido estas “palabrotas”. Se me hace inverosímil que un personaje como usted se haya rebajado a tal grado y quedar por debajo de este tal “Ponponio”. NO, no y no, el que escribe no es usted, faltaba más, sobraba menos. ¿Y el porque no creo que usted sea en responsable de semejante infamia? Porque desde el primero párrafo que se escribe comienzan las incoherencias:
Como historiador serio, no puedo sino sentirme profundamente ofendido por las múltiples libertades que el autor, un tal Pomponio, –un fulano que según el CISEN anda de mojado en gringolandia— se toma con los personajes de la historia real y literaria de México… Y hasta ahí la manera por demás mercenaria y mediocre en que el tal Pomponio se fusila los personajes de don Manuel Payno.
¿Historiador serio? ¿Qué historiador y serio, no se enfrenta a toda clase de personajes que explican su forma de ver los acontecimientos históricos y los relata a como les fue en la feria. Sobre la obra que se menciona de Don Manuel Payno, ¿él (Payno), no se baso en hechos “históricos serios y reales” al escribirla? o como buen “novelero” solo se baso en fantasías. Insisto, usted no escribió esta reseña, como que: gringolandia, mercenario y mediocre de donde sale eso valga me dios, si usted no conoce ese tipo de palabrotas y menos el contenido insultante que llevan. ¿El único fusil? ¿Se fusila? Que incongruencia para un “historiador serio”.
En el segundo párrafo se escandaliza por la mención que se hace de algunos personajes que más adelante le estaremos dando su interpretación debida, pero yo solo quiero rescatar lo siguiente:
Hay menciones constantes a Pedro Infante, un ídolo entre las clases bajas, que pecan de ser molestas por su frecuencia… y Juan Camilo Mouriño (a este ultimo el tal Pomponio lo trata despectivamente y hace alusiones francamente homofóbicas y xenófobas), etc., etc.
¿Las clases bajas? Aquí no entiendo, se refiere a las clases bajas, bajas, bajas o la$ cla$e$, baja$, baja$, baja$. Porque si se refiere a las clases ignorantes, faltas de cultura, de entendimiento, bajas, ruines; se esta refieren a gente, personas y al hablar así de estas personas ¿No cree que se esta humillando y sobajando a la gente con estas expresiones?, ¿que no son homofóbicas y xenófobas el menosprecio hacia la gente al catalogarlas como “las clases bajas”?, es por eso que no creo que esta reseña sea suya porque de que clase es usted, hasta que altura llega un personaje que se escandalizo de un escrito y dice que es mercenario y además MEDIOCRE.
En el tercer párrafo se menciona que: Analicemos entonces las inconsistencias y exageraciones de esta novelita. Fíjese que sí, se analiza muy bien esta “novelita”; porque al principio del párrafo hace el siguiente cuestionamiento: ¿En base a que cabeza se puede concebir que Francisco Villa se atreviera a “lazar como un becerro” a Vicente Fox por andar –según Pomponio—queriéndole robar tierras a unos ejidatarios? Pues al final de este mismo párrafo se da la respuesta. Lo único cierto es que, en efecto, un individuo de la calaña de Villa, si regresara, no le tendría respeto alguno a don Vicente Fox o a ninguna de las instituciones que han hecho de México lo que es hoy.
¿Que paso?, ¿puede o no puede? un individuo de esa calaña. Uy que palabrota tan dura, hasta mis castos ojos se sonrojaron al verla, ¡que vocabulario! Es por esto que estoy segurissisisisisisimo que usted no escribió esta reseña.
Quiero entender que al decir: o a ninguna de las instituciones que han hecho de México lo que es hoy, no me queda claro este texto, habla de las grandes instituciones que tienen a PEMEX al borde de la quiebra o instituciones que tiene el nivel más bajo en escolaridad o instituciones que han generado más pobreza y marginación o instituciones que han generado impunidad o instituciones que solapan la guerra sucia y dicen que como solo fue tantito pues no dolió y con un curita se pasa o instituciones que rescatan bancos para después regalarlos al mejor postor, o, o, o, o.
Ahora sobre, lo que dice de la altísima y sacrosanta familia de Fox -- Estos argumentos son obviamente sin fundamentos pues el señor Fox y la señora Sahagun y sus familiares son a todas luces rectísimas personas que tienen las manos limpias, igual que el señor presidente Calderón o Poncio Pilatos –. Si hombre, son tan rectísimas personas que ya veo a la Señora Martha y a todos sus familiares llamarle la atención a Fox por el “ligero” o “ligerísimo” desliz que tubo cuando andaba en campaña y en la cual obligó a una niña (¿de cuantos años?) de 8, 10, 12 – mentarle la madre a los pristas en público y a todo color y a nivel nacional. Esa grabación la tiene televisa y por supuesto la usaron para atacarlo porque en esos momento no era del agrado de esta televisora, mire como cambian las cosas y también la gente. Bueno, pues ya me imagino a toda la familia de Fox mandándolo a la catedral a cumplir una penitencia, impuesta por el cardenal por haber realizado ese hecho, que como se dice en esta reseña es una rectísima persona, y existen un sin número de este tipo de hechos bien documentados y grabados, pero este no es el momento para mencionarlos. Ahora, sobre involucrar a Poncio Pilatos con estos “ilustres personajes” solo puedo decir que Poncio Pilatos se lavo las manos para dar a entender que el no quería participar en un linchamiento en el cual él no estaba de acuerdo o que a él no lo hicieran responsable de esta acto tan ruin; más bien lo que pasa es que le saco que la gente se le echara encima; y no porque se haya robado algo; discúlpeme pero no le encuentro la comparación. Pero lo que no entiendo ¿es porque se menciona a “nuestro gran presidente Calderón”?, ¿él que tiene que ver en esto? ¿Qué, se robo algo?, ¿lo acusan de algo?, ¿Cómo? Si también es una finísima persona, ha cumplido cabalmente con todo lo que prometió en campaña ¿o NO? Ahora, si esta rodeado por el ejercito es porque como esta combatiendo “en forma perfecta e inteligente” al narcotráfico y ¡uy! les esta pegando hasta por debajo de la lengua (como vulgarmente decimos los iletrados) y como lo dice la televisión y la prensa decentes, pues se tiene que cuidar de eso malhechores, ¿no cree?, esta peleando una lucha tan “desigual” que cuando la gane él quedará como héroe (momificado) y el narcotráfico va a quedar erradicado por completo, porque los que consumían droga ahora van a consumir HUMO, ha, porque eso de dejar la droga huyyy es re fácil y sobre todo dejar las jugosas ganancias que deja a los que usted ya sab, ¡shit!. Pero el país esta viento en popa, mire, hasta los inversionistas están dispuestos a exponer su capital por la gran seguridad que existe en el país gracias a “nuestro gran presidente”, es más no vienen a hacer negocio vienen a “asociarse” - que bárbaros ese si que es un acto de humanidad - con un país que se esta desmoronando porque su industria petrolera esta en quiebra. ¡Ha! no verdad que pleonasmo si el país es un paraíso, hooo perdón me equivoque y ya me estoy contradiciendo; porque los capitalista viene a ayudar a nuestro país, solo a eso, pero bueno si el país esta viento en popa entonces ¿porque nos van a venir a ayudar?, entonces ¿en done esta el sacrificio de estos grandes inversionista?, chin ya me hice bolas, en que incoherencias cae uno ¿verdad?

En el cuarto párrafo se escribe lo siguiente: Y es que bien es sabido que Villa, un forajido desalmado, no se oponía a la existencia de las grandes haciendas (le era muy conveniente robarse su ganado). Lo del reparto de tierras era una insistencia de Mesías desorientados como el general Zapata (el llamado Atila del Sur por sus desmanes).
No, si sigo diciendo que usted no es el responsable de esta reseña sacrílega, porque si usted hubiera escritor esto, pues ya hubiera hecho un documental de “vamos México” perdón de “México Siglo XXXI” para exponer y exhibir a este par de forajidos, rateros y desmanosos como usted… lo indica, y exigir a los diputados que legislen para retirar los nombre en letras de oro que se encuentran en nuestro máximo, sagrado y noble recinto legislativo; y también tirar todas las estatuas que en su honor se han levantado y quitarlos de los libros de texto gratuito y meter a la cárcel a todos los maestro que en estos años nos han engañado al enseñarnos puras mentiras sobre lo que muchos les han llamado caudillos y héroes. También debería de pugnar por que a las placas del estado de Morelos les quiten ese ridículo “Morelos tierra de Zapata”. Y si acaso usted fue el que escribió esto, que no lo creo ¡he!, pues entonces en esta época moderna y verdadera, realice un gran documental para ensalzar a nuestros nuevos caudillos y héroes, comenzando por Fox y terminando con Calderón, perdón “nuestro gran presidente”. Mire usted, si ya comenzaron con la estatua de Fox en Veracruz que hasta donde se, siempre le llevan flores en su honor y le hacen los honores a las 6 de la mañana y de la tarde como a la bandera nacional. Entonces ahora entiendo como a “nuestro grande presidente” cada que lo ve la gente lo felicita y le da las gracias en público por su honestidad, sus manos limpias, por su buen desempeño, por las promesa cumplidas, por dejar que los capitalistas se preocupen por nosotros los de “las clases bajas”, ¡nombre! si ya mero y lo ponemos en un altar que barbaridad es más tiene hasta marca personal que nada más le esta eche y eche porras, o ¿estoy fuera de la realidad?
Sigo con el párrafo cuatro.
El Villa que pinta Pomponio –chillón, a punto está de matar al cónsul norteamericano, causando entonces un incidente entre los EEUU y sus únicos amigos (sirvientes los llama Pomponio)—
Únicos amigos de estados unidos, MENTIRA, Y MIL veces MENTIRA, no, no y no. Usted no escribió este barbarismo, mire que me da el tramafat, que me da, que me da, esta es una injusticia – Estados Unidos tiene amigos de a montones, por donde comenzamos, por los chilenos, los vietnamitas, los japoneses, alemanes, venezolanos (ay perdón me va a acusar de izquiejdista), chinos, rusos, árabes, uta son un chorro.
Bueno de que estados Unidos estamos hablando, de los ciudadanos, pues de esos cuates que se puede decir, están peor, porque los tienen más amedrentados que a nosotros. O estamos hablando de esos grandes inversionistas extranjeros – que en la gran mayoría son judíos, esos que su único dios es el DINERO, claro tomando la religión como pretexto para salirse con la suya, para crear fanáticos, fundamentalistas, pederastas, este, este, bueno no le sigo. Ahora, si habla de que nosotros somos los únicos amigos de Estados Unidos pues también se lo creo, porque haaaaa como les hemos regalado nuestra materia prima para que ellos nos la regresen ya industrializada y nos la vendan al precio que el judío impone. Nooo y si viera que tengo una lista grandísima de cómo hemos beneficiado a nuestros únicos amigos. No entiendo y perdone mi ignorancia, ¿porque dice que somos sus “únicos amigos”?
Le pido disculpas por mi falta de ignorancia, pero al siguiente texto no le entendí y aunque sigo insistiendo en que usted no fue el responsable de esta bajeza a su nombre, si me gustaría que me lo explicara.
- que se enmuina por las injusticias es falso, la creación de xenófobos de izquierda y furibundos populistas como el tal Paco Ignacio Taibo II.
¿Que, ese cuate que? ¿Por qué esas expresiones tan fea de él? ¿Le debe algo? ¿Ha criticado sus maravillosos documentales?, xenófobo, furibundo, populista, ¿Qué, esta metido en el rollo del seguro popular? ¿Ha, usted supone que él es el “tal ponponio”, verdad, mire ya lo descubrió, ahora vaya al CISEN, que es otra de nuestras grandes instituciones, para acusarlo para que lo detengan por impío e impuro? Bueno hasta donde se de él, acaba de terminar un libro sobre villa y eso porque hace poco lo observe en una entrevista en la TV, perdón que no comente nada más al respecto. Pero acuse hee.
Hoy en día son tan solo las instituciones –esas que gente como el tal Pomponio y el Mesías Tropical que sigue mandarían gustosamente a Infiernotitlan—las que evitan que el populacho se levante en armas y exija justicia a la manera de Villa y sus forajidos.
Válgame el sereno, otra ves, no, no y no es usted el que escribió esto.- Las instituciones son las que evitan que el populacho se levante en armas -, ¿para que se levantan? Si todo esta viento en popa, - Y exijan justicia – otras ves, exigir justicias o sea que quiero entender que si existe descontento, y usted lo esta aceptando, y sus instituciones se encargan de que no se levante en armas y solo lo hagan a “piedrazos” para que de repente les lluevan macanazos y balazos, para que después se diga que aquí no ha pasado nada gracias a las instituciones.
A la manera de Villa y sus forajidos - ya veo a villa y a Zapata con sus sombrerudos, aventándoles flores, dulces, chocolates y regalos a los militares respaldados por los Estados Unidos para que no los etiquetemos como FORAJIDOS.
Debo de entender que para no ser un forajido debo de irme a formar a sus instituciones, tomar mi boletito y esperar mi turno; ha y claro ponerme a rogarle al burócrata de enfrente para que, de la manera más atenta, me resuelva que me robaron mis tierras injustamente, que hicieron una matanza de mis familiares en guerrero, Chiapas, Veracruz, que me explique ¿porque están regalando nuestro patrimonio con el pretexto de que es necesaria la inversión privada?, ¿porque tenemos funcionarios ineptos que no han tenido la inteligencia para que internamente progresemos y evitar los saqueos desde hace ¡uy! un chorro de años? , etc.

CONTINUARA…. Es la primera de tantas…

continuacion seguidor de frida y cdelasc said...

Mi distinguido y nunca bien ponderado señor Enrique Krauze.
Presente

Continuación, es la Segunda de tantas…

Párrafo numero seis. - Pero el ataque a las instituciones es constante en esta noveleta. Ruth Pantaleta (Zavaleta) se le pinta como tan solo una prostituta de “cincuenta pesos por el servicio” que tiene que mantener a su padrote Arce-Cirigo-Nahum y que se indigna si el tal Satanás no le paga los mencionados cincuenta pesos por agarrarle las nalgas – Mister Henry le pido, le suplico, por favor investigue quien lo esta usurpando, para mi que es uno de sus lacayos el que escribe esta reseña, de esos que aunque no les den la orden siempre se arrastran para atacar a los que atacan a su jefecito, aun sin recibir la orden, es más para mi que tiene que ver algo con estos señores que se mencionan (Ruth y Cirigo). ¿Porque lo digo?, fíjese bien en que errores cae su lacayo, pone como instituciones a la señora Ruth y al señor Arce, no puede ser, ¡son de izquierda! ¡Guacatelas! En primera la señora Ruth, le voy a decir la verdad no se de donde salió ni como llego tan rápido a ese cargo tan digno como la excelentísima presidenta de la cámara de diputado y le digo que su lacayo tiene que ver algo con esta señora porque como se va a comparar (esta señora) con nuestros excelentísimos presidentes de la cámara que con anterioridad le han dado renombre y realce a nuestra sacrosanta y digna institución como “Don Mario”. Pero lo que no puedo creer, es que su lacayo este defendiendo a un terrorista que hasta donde me he enterado y eso por una revista “de bien” en donde dice que fue un “guerrillero”, se cambio el nombre y aun así en la ilegalidad se postulo para jefe de delegación y ahora es un gran legislador. Yo que usted, llamaría a todos mis lacayos y se los mandaría a Peña Nieto para que les sacara la sopa (el es muy bueno para eso) y saber quien tuvo la osadía de suplantarlo en esta deshonrosa reseña. Ahora, aquí si le doy la razón a su lacayo que aunque hizo esta reseña con las patas, si es cierto este señor pomponio se quedo corto, ¿como es que nuestra excelentísima presidenta de la H. cámara de diputados va atreverse a cobrar 50 pesos por el servicio? Ya hubo “alguien” que solo dio a entender que se dejo agarrar la pierna y ¡nombre que revuelo hizo!, aunque nunca se lo dicen en forma directa a la señora, pero aprovecho para tomársela y cobrársela, ¡y a que precio!, eso si que es saber cobrar. ¡50 pesos pues ya ni las de la merced!, no las quemen por favor.

Párrafo número siete. - A los llamados Chuchos, los respetables padres conscriptos de la Nueva Izquierda, el autor los pinta igual como unos vendidos, dispuestos a venderse por un hueso al gobierno electo por los jueces en base a la abrumadora mayoría de un 0.56% - Nombre aquí no entiendo como fue posible su lacayo en afirmar esto, si usted es una persona de bien, defensora de las instituciones instituidas, que sabe distinguir ente “las clases bajas” y los de su clase, usted un gran empresario, hombre prospero, “historiador serio”, que es hombre hecho y derecho, ¿como va a ser posible que siendo usted un hombre de leyes, instituciones, que se va a confesar cada ocho días sus pecados a nuestro excelentísimo monseñor?, este defendiendo a esos de Izquierda, comunistas que le han hecho mucho daño a nuestro país y a su iglesia; y ¡hooo sacrilegio!, los pone como “los respetables padres”. ¿Haber, haber en que quedamos, el gobierno fue electo por los jueces o por los ciudadanos?, ¿“por una abrumadora mayoría”?, no ahora si ya me enoje. Le pido y le exijo que no nada más sea Peña Nieto, si no que también Ulises Ruiz utilicen todo su aparato “protector” para agarrar a este infame que lo ha calumniado y lo ha deshonrado (en el buen sentido de la palabra) para que lo repriman como lo hicieron con los de Atenco y los de Oaxaca y mande llamar a sus cuates de televisa para que lo difundan a nivel nacional y que así su nombre quede libre de toda mancha y que conste que la represión es por una buen causa.

Párrafo número ocho. - El ataque a la santa madre iglesia es igual de constante y vulgar. De haber vivido unos años antes el tal Pomponio estaría entre los furibundos camisas roja de Garrido Canabal –tabasqueño por cierto aunque, claro, esto, repito, no viene a colación de ninguna manera—que tanto daño hicieron contra la iglesia mexicana -.
¡Eureka! ¡Bingo!, ya tenemos una pista ya nos la dio el que escribió esta reseña, por lo que dice en este párrafo. De entrada no sabe distinguir entre la iglesia, los feligreses y los que están al frente de la iglesia utilizando a los dos anteriores, tiene fobia por los tabasqueños, y acabo de hacer otro gran descubrimiento, odia a pomponio. Además de que a la iglesia como tal nadie puede hacerle daño alguno y digo como tal no como muchos (inclusive el “tal pomponio”) la perciben, pero bueno en este tipo de discusiones nunca se llega a nada. Se podrán afectar los propios intereses de los individuos pero cuando su creencia a algo o a alguien es firme lo veo difícil. “La santa madre iglesia”, no pues sí, anda súper perdido en esto de reconocer la verdadera intensión de ser madre y además ser santa. Por eso digo que ya puede usted identificar a este personaje, y le doy un TIP, póngase a vigilar a todo su personal y al primero que vaya a bailar a chalma o se vaya de rodillas a la villa desde la glorieta de Peralvillo o se imponga la penitencia de ir a Oaxaca a ver la virgen de Juquilita por tres años consecutivos o que vaya a Taxco encapuchado para cargar en la espalda pencas de nopal con todo y espinas o que se este dando golpes de pecho y cuando oiga una groserillotas de aquellas que ni usted ni yo sabemos decir (válgame dios) se desgarre las vestiduras, ese es, ese es el que lo esta suplantando.
- Las almas de los curas que se mueren, según Pomponio, son refundidas en un lago de mierda que lleva el nombre de Jesús Reyes Herodes (Heroles), el padre del actual excelentísimo señor director de PEMEX y un patriota respetuoso de las instituciones -.
Ha que mentiroso es este señor “tal pomponio” si las almas de los curas, (aunque hayan sido malos) se van a cielo con todo y zapatos, porque “aigan sido como aigan sido” ellos ganaron su pase automático. Y creo que al referirse al lago quiso decir “lago de fuego”, ¿así se oye más bonito? No veo cual es la diferencia en el castigo si enlodarse o quemarse. Ahora bien, así como usted se expresa de estos dos señores, pues realice un documental en donde ensalce las cualidades que tuvo el padre como las que tiene el hijo ahora que es excelentísimo señor director de PEMEX. Y como es un PATRIOTA respetuoso de las instituciones, pues a promover hacerlos héroes y caudillos colocando sus nombres con letras de oro en nuestra H. Cámara de Diputados y que les hagan grandes estatuas para que los adoremos y ensalcemos así como lo hacen en Veracruz con Fox, otro prócer de nuestra gran nación. A que “tal pomponio” levanta falsos. Si también estos grandes próceres se van a ir al cielo con todo y zapatos.

- De manera arbitraria, en la novela los curas son automáticamente refundidos en este lago y –aun cuando recibe Satanás la orden de extraditarlos al cielo—el chamuco hace mil malabarismos para mantenerlos ahí como si en México no hubiera un respeto irrestricto a las leyes -.

Mire, ahora que encuentre a su lacayo usurpador, póngalo a ver todos sus documentales que usted inteligentemente ha hecho, para que el vea en estos videos que en algún tiempo (“por ejemplo en la guerra cristera”) en México no hubo respeto irrestricto a las leyes, (y lo dice en esta misma reseña). Aunque le puede dar algunos datos que demuestran que en la actualidad estamos peor que en aquellos tiempos, nada más que ahora la ley se viola en forma “Light”. ¿A que me refiero?: ¿eres de “las clases bajas”? pues corrompiste la ley, ¿eres de “las clases altas”? modificaste la ley. ¿Te robaste un pan para comer? “Eres de las clases bajas y ratero”, ¿robaste al pueblo? Eres inversionista y político progresista que esta con la modernidad, eres a todas luces rectísima persona que tiene las manos limpias.
¿Le puedo dar un consejo? , bueno se lo doy. Cuando encuentre a su usurpador y después de que le haya dado su merecido. Por favor, edúquelo, enséñele, usted más que nadie sabe como se encuentra el sistema político aquí en México. Se lo digo porque usted se encuentra en medio de todo esto. Este usurpador o no sabe o se hace, porque a como escribió esta reseña esta fuera de la realidad, yo pensé que estaba hablando de otro país. Por favor enséñele a no ser blasfemo, que primero aprenda a respetarse como persona y después hable y defienda la religión. Porque a como se expresa de sus semejantes no es digno de siquiera autoproclamarse defensor de oficio (más bien del santo oficio). De plano o no sabe lo que dice o vive en un paraíso lleno de mentiras muy ajeno a la realidad que vive este grandioso país (su usurpador por supuesto). Que fácil es hablar y acusar cuando “gracias a dios” tenemos una posición “digna”, cuando no sufrimos de vejaciones, de atracos, de violaciones a nuestros derechos como ciudadanos en forma impune, cuando pedimos justicia y nos dan atole con el dedo, cuando alguien se atreve a poner nuestro nombre en una “novelita” que primero la sobajamos y después la realzamos; y ya con eso nos atrevemos a sacar lo peor que hay dentro de lo más profundo de nuestro ser para regresar la agresión (¿a eso se le puede llamar “rectísima persona”?). Su usurpador dice que estamos en un país de leyes y de instituciones, entonces para esto debo de entender cuando voy en el microbús y se suben seis u ocho individuos a robarnos a todos los pasajeros armados y con violencia y que andando en mi carro con toda mi familia y varios individuos armados nos detengan y uno de ellos me amague con una pistola y cortando cartucho me la ponga en el pecho diciendo “dame las llaves y tu cartera si no te meto un balazo” o que se le desvíe el balazo y no me pegue a mi si no a alguno de mis familiares, y vaya a sus instituciones de justicia a quejarme y que en lugar de investigar solo me hagan perder el tiempo. Si amigo mío, esas son las grandes instituciones de las que habla. Déle gracias a dios que usted no pase por este tipo de trances, porque usted esta en el paraíso y desde ahí amigo todo se ve color de rosa (aclaro esto se lo digo a su usurpador). Y sobre las vejaciones que se hacen a los indígenas las dejamos para más adelante y que conste que esto solo es superficial para que este usurpador le vuelva a regresar a usted la dignidad perdida.

Párrafo número nueve.
¿Qué se puede esperar de tal ponzoña? ¿Que se puede esperar de alguien que no respeta la labor e historia de la iglesia católica en México? Esta es gloriosa, empezando por la evangelización forzada de la Conquista, los juicios a Hidalgo y Morelos, el fusilamiento de la imagen de la guadalupana en pleno zócalo, la valiente oposición al juarismo usando a un príncipe extranjero, su reconocimiento y aval de las instituciones porfirianas, y culminando con la rebelión cristera y la fundación del PAN para oponerse a la nacionalización del 38. Por ejemplo, el padre Maciel, que se menciona que está en el lago de mierda mencionado, y sufre de diarrea, merece mayor respeto por la bien conocida trayectoria y muy divulgados actos en vida. Lo mismo merece el excelentísimo señor Cardenal don Norberto Rivera por su estricto apego y respeto a las leyes mexicanas.

Nombre, en este párrafo su usurpador perdió la dignidad, como decía un tabajsqueño, esta dejando pedazos de dignidad en su reseña. No pueden existir más contradicciones que en este párrafo, a la mejor su usurpador sale con que eso no fue lo que quiso decir. ¿Haber “hermano usurpador”, es glorioso que usted apruebe: el fusilamiento de la imagen de la Guadalupana en pleno zócalo?, ¿o somos o no somos?, ¿es gloriosa la evangelización forzada de la Conquista matando y esclavizando a los indígenas poniendo a Santiago y a la Cruz por delante?, vaya ahora también nos engañaron los maestros e historiadores “no serios” porque ahora resulta que Morelos e Hidalgo también fueron unos forajidos. ¿O sea que su usurpador se siente de la real nobleza y estaría de acuerdo que el Rey Juan Carlos de España nos viniera a gobernar y a enseñarnos a ser subiditos y esclavos de nuestra madre España? ¡No he!, estoy a punto de bajarme a su nivel y soltar una de esas palabrotas que ha escrito en esta reseña. Lo que le hizo Juárez a los representantes de la iglesia, fue solo quitarles el poder de esclavitud que tenían ellos sobre los indígenas, claro a nombre de la religión, llevándose las ganancias muy jugosas para su provecho ¿y la iglesia? Bien gracias, esta sirviendo para lo que fue creada. Y eso de que - la valiente oposición al juarismo usando a un príncipe extranjero – Nos da otra pista para encontrar al usurpador, mire cuando vea a uno de sus lacayos vestido al estilo profiriano y le ponga una veladora a Profirio Díaz y otra a Maximiliano y otra a López de Santa Ana, ese es el usurpador. Más le vale que encuentre este usurpador porque este párrafo esta que arde, esta mezclando la modernidad de la globalización con el virreinato y esto no creo que se lo perdonen los reformadores de la vida social, los de la “high”, los grandes tecnócratas que viven a la vanguardia y hablar de los anteriores personajes pues es un retraso enorme. Mire le sugiero que busque al usurpador en los pinos, a la mejor ahí se encuentra y usted no se ha dado cuenta. También en este párrafo menciona a la iglesia y - su reconocimiento y aval de las instituciones porfirianas, y culminando con la rebelión cristera y la fundación del PAN para oponerse a la nacionalización del 38 –. Ya se acabaron mis adjetivos a estas leperadas. Solo le pido que no deje que su buen nombre sea pisoteado y ninguneado por este lacayo suyo que dice vivir con la modernidad y no deja de suspirar por el pasado. ¡Oiga otra pista!, para mi que el usurpador es acolito de una de las iglesias a las cuales usted acostumbre ir a confesarse, expiar sus pecados y no caer en el lago de fuego. Ha de ser uno de los que su abuelo o tatatara abuelo fue afectado por el maloso de Juárez o por el malvado Calles o el malvado General Obregón, huuyuyuyuyy ya entraron a escena otros dos forajidos más, no pues ya lo estoy creyendo que los únicos buenas personas son nuestros contemporáneos que quieren un México de instituciones y de leyes, torcidas, pero a fin de leyes. Cuando encuentre a su usurpador por favor pida que sea deportado a España, Holanda, Miami, San Diego o ya de menos a Inglaterra, porque solo ahí pueden vivir los nobles y no en un país como este lleno de indígenas y morenitos (hay guacatelas) que no son dignos de siquiera mirarlo a los ojos, y por ahí pregunte a su usurpador lo siguiente: ¿ porque esta viviendo en un país que no quiere, en donde predominan “las clases bajas” que no respetan las leyes ni las instituciones?.

Y sobre el padre Maciel pues no hablo, ya la historia y la humanidad lo pusieron en donde debería de estar y al otro padrecito también. Porque, ¡ha! como me acuerdo de aquella bendición a Carlos salinas de Gortari “y bendice señor al señor CSG por todas sus buenas obras realizadas por el bien de todos – nosotros - “.

Busque y encuentre al usurpador por su propio bien, porque esta reseña, va a quedar en los anales de la historia y se la van a estar enjaretando cada que asome la cara para dar un concierto de “dignidad y buenos modales”. Aaaaaleluya, aaaaaaleluya, aleluya, aleluya, aleeeeeeluya.
Continuará, no quería, pero hay mucho material enriquecedor… segundo de tantas…