Tuesday, October 28, 2008

Enorme comparecencia
la de nuestro Presidente,
desglosó muy ampliamente
con intachable eficiencia...

...nuestra situación actual,
con datos claros, precisos
mostró los puntos omisos
a los gatos del fecal.

Y fué todo un agasajo
ver las caras ahí reunidas,
unas, largas, compungidas
otras, el puro cascajo.

Aprovechó la ocasión
para decir claramente,
que en gran traidor se convierte
el que entrega a la Nación.

Apeló a su Patriotismo;
eligieron ser traidores
y le hicieron los honores
a su falta de Civismo.

Hicieron oídos sordos
a relevantes cuestiones,
se negaron a oir razones,
preservan botines gordos.

Y ahí estaba Pantaleta
vestida de áureo color,
como si el blanco, el honor
le devolviera a su jeta.

Esos son los Diputados
-con honrosas excepciones-
son proclives a traiciones.
¡¡Apátridas desgraciados!!
La muerte estaba sentada
a las puertas del Senado,
estaba desesperada
revisando su listado.

Y es que le habían asignado
llevarse a la tumba helada
a todo un grupo fregado,
y por eso estaba asqueada.

“Prian” y “chuchos” se leía,
todos esos son azules,
a toda esa porquería
sácala de sus curules.

A cargar con la basura
la huesitos se negaba,
pero dada la premura
que la instrucción implicaba..

..no le quedó más remedio
ya que el deber la obligaba,
y con náuseas de por medio
que salieran esperaba.

Pobre flaca desdentada
ira que aunque sea la muerte,
esa carga tan chorreada
en víctima la convierte.