Wednesday, October 29, 2008

El Plan del Sendero

El Plan del Sendero

Los pueblos, en un esfuerzo constante por que triunfen los ideales de la libertad y de la justicia, se ven precisados en determinados momentos a tomar toda clase de medidas. México se encuentra en uno de esos momentos. Una dictadura –que aunque torpe, si es tal—oprime a la republica. Su propósito es enriquecer a un pequeño grupo de privilegiados. Y si es necesario, con tal de eternizarse en el poder y seguir beneficiándose, están dispuestos a sacrificar la independencia y el honor nacional.

Tanto el poder legislativo y el judicial están al servicio de esa camarilla de privilegiados. Aprueban sus contratos, aplauden sus excesos, legalizan sus crímenes. La justicia, en vez de defender al más débil, solo sirve para asegurar que no se moleste al poderoso, al influyente. Los funcionarios disfrutan de lujos orientales que insultan el hambre de la gran mayoría del pueblo. La traición a la patria se hace virtud, el patriotismo se ridiculiza, la ignorancia y el oscurantismo se presentan como el ideal: no hay ya ciudadanos, hay consumidores.

De ahí que se emite este Plan, siguiendo el ejemplo histórico de las gestas nacionales. No es este plan un llamado a las armas. Pero no deja de ser en esencia revolucionario. Y si no triunfa este plan entonces surgirán otros planes, no necesariamente pacíficos, como este, pues el pueblo de México sigue siendo el mismo barro de la infantería de Lombardini, los chinacos de Zaragoza, y los yaquis de Obregón y a la larga recurrira a las armas para acabar con la torpe tirania que lo agobia.

1. Los firmantes reconocen como único presidente de la republica al C. Andrés Manuel López Obrador y como único gobierno legal al que este ciudadano ha formado.

2. Los firmantes fijan como objetivo que el movimiento que apoya al C. Andrés Manuel López Obrador tome control de la cámara de diputados en el 2009 por mayoría electoral. Para tal efecto, los firmantes se comprometen a demandar que el FAP apoye a candidatos emanados del movimiento. Los firmantes se comprometen a apoyar a estos candidatos con su voto, difundir su mensaje, y a defender los resultados electorales de cualquier intento de fraude. Los firmantes se comprometen a nunca mas otorgarle un voto a ninguna persona afiliada al PRI, PAN, o a la corriente perredista de Nueva Izquierda.

3. Los firmantes se pronuncian por la absoluta apertura de los medios de comunicación, sin censura de ninguna especie, exigiendo que haya por lo menos una hora de micrófono abierto en todas las televisoras y radios comerciales donde se puedan exponer puntos de vista diferentes a los del gobierno, siendo el acceso otorgado en forma aleatoria a los que lo demanden.

4. Los firmantes piden que se cancelen TODOS los contratos que actualmente otorga PEMEX a miembros de la iniciativa privada (nacional y extranjera) para la exploración, extracción, transporte, y refinación de petróleo, pues estas son labores que los petroleros mexicanos pueden desempeñar y hacerlo mejor que cualquiera.

5. Los firmantes se pronuncian por la estricta separación de la iglesia y del estado y se oponen a que (1) se proporcionen limosnas a las iglesias venidos de fondos del erario publico, (2) a que tengan los curas el derecho al voto, o (3) a que tengan los curas el derecho a ser candidatos a puestos de elección popular o ser designados funcionarios del gobierno.

6. Los firmantes se pronuncian en contra de la libre importación de manufacturas pues esto ha devastado el empleo de los nacionales y por la revocación del llamado Tratado de Libre Comercio celebrado con los gringos y canadienses. Los firmantes también se pronuncian por una política industrial que fije objetivos nacionales en donde el país debe convertirse en potencia y proporcione los apoyos para lograrlo.

7. Los firmantes demandan la implantación del estado de bienestar, que se destine el 35% del PIB a la educación, a los fondos de las universidades e institutos de investigación, y al otorgamiento de becas a todos los niveles.

“El que no tenga miedo que venga y firme”. – Emiliano Zapata

Circúlenlo, imprímanlo, discútanlo, modifiquenlo, fírmenlo, difundanlo, mandelo por correo a sus conocidos, y ya con las firmas que recaben mandenselo directamente al gobierno legitimo o al coordinador de su brigada.