Saturday, January 24, 2009

Ladillas - El Chapo y Yo

Ladillas

El Chapo y Yo

Por el Licenciado Mefistófeles Satanás

Me llamaron del portón de Infiernotitlan. “Licenciado, aquí está el Chapo Guzmán con unos sicarios.”

“Ah, pos déjalos que pasen. El Chapo es mi compadre.”

Después de los abrazos, pase al Chapo a mi oficina y le serví ron del murciélago. Este no está en la etiqueta sino dentro de la botella.

El Chapo se puso todo sudoroso luego de tomarse el trago. “Jijos, no se como aguanta usted tomando eso todo el tiempo compadre, está rete fuerte.”

“Es por el animalito peludo que trae dentro. Pero, ¿en que le puedo servir compadre?”

“Jijos, Menfis, como sabrás, luego que me dejo salir del bote Ramierdas Acoño me fui derechito a San Juan de los Lagos.”

“¿Y eso?”

“Es que me había arreglado con los curas. Ahí es el corazón de yunquelandia.”

“No, pos si. Me imagino que te mochaste con narcolimosnas.”

“Abuelita mi chamuco. Esos cabrones ensotanados son muy metalizados.”

“Me imagino que te fue bien.”

“Pos si, vivía como rey. Eso si, siempre me estaban ofreciendo chavitos esos cabrones pero yo no le hago a eso. Me hacia traer buen ganado desde Las Vegas, if you know what I mean.”

“No pos si.”

“La cosa, compadre, es que luego recibí una invitación del burro parado, todavía durante su presidencia. Quería que me fuera a San Pancho del Rincón. Quesque ahí me protegerían mejor los guardias presidenciales.”

“¡Con razón le decían Culiacancito a San Pancho!”

“Si, ahí he estado hasta ahora. Y si, pos tengo a un piquete de los EMP además de mis muchachitos cuidándome.”

“¿Pos de que te quejas compadre?”

“Pos no me quejaba hasta hace poquito. Veras, tu sabes bien que el burro parado siempre ha estado medio loco.”

“No, pos hasta el vaticaño lo llamó orate. Tuvo que soltarle una lana al Fuhrerdasromankatolischekirche para que le dejaran casar.”

“Si, y la neta, a mi no me importaba llamarlo ‘Mr. President Fuchs’, o que se yo. Pero, veras, ya ves que San Pancho del Rincón es famoso por sus brujos. El caso es que la Chucky le recomendó a uno de ellos. Un tal Laureano o Laurencio.”

“Perate un momento, Chapo,” le dije. Prendí mi computadora. Yo soy miembro del Sindicato Único de Trabajadores Esotéricos, Brujos, y Similares, Sección 666, de Catemaco, Veracruz, y tengo acceso a su base de datos. Busque el nombre. “Ah si, Laureano Moscardon. Fue expulsado del sindicato. Había dicho que había hecho una maestría en vudu en Haití pero resultó que el fulano ni hablaba frances.”

“¿Y que con ello? Jelipe hizo una maestría en Jarvar y no habla ingles.”

“No es lo mismo, Chapo, El sindicato es muy estricto. Este fulano es un charlatán pero tenia fama de saber aventarse un buen rollo. Con razón durmió a la Chucky y dormirse al burro parado no tendría mayor chiste.”

“El caso, Menfis, es que de que le dio ese cabrón unos polvos a Chente se volvio completamente loco. A veces anda encuerado por el pueblo quesque porque ansina andaban los profetas o que se yo.”

“Viejo cochino.”

“Si, yo me quiero largar de ahí. Un loco ansina no es de confiar. Pero quería consultar contigo. No tengo idea de adonde irme.”

“¿Estarías dispuesto a mocharte con mas lana para los curas?”

“La que sea necesaria, que caray. Además de que ellos me ayudan a lavar dinero. Ya vez que la iglesia tiene sus propios bancos.”

“Si, eso es muy conveniente. Bien, ven para acá,” y le extendí un mapa de Jalisco sobre una mesa. “Te sugiero que vayas aquí.”

“¿San Diego de Alejandría, Jalisco? Si, lo conozco, el curita ahí una vez dio una homilía diciendo que los narcos también somos hijos de Dios.”

“No, al ladito, mira, traslomita. Aquí.”

“¿San Adolfo Hitler?”

“Jawohl. Es la sede del Yunque. Es mas, deja llamo a su gran dragón.”

“¿Y ese quien es?”

“Se llama Guillermo Delazco Archancro pero en el Yunque le llaman Antinoo, o sea el jotito que era la funda del emperador Adriano. A los yunqueros les encantan los nombres de la antigüedad. ¿Hola Memo? ¡Habla Menfis! Abuelita. Lo tengo en el lago, con todo y orejotas. Lo siento. Tiene que estar un par de eternidades. House rules, you know. Oye, Memo, te llamó para lo siguiente…”

Minutos después colgué. “Ya estufas mi Chapo. Escucha, hay una mansión desocupada afuerita de San Adolfo Hitler. La usaban para los degeneres de los yunqueros y tiene muy buena seguridad. A Perverto no le convenía que lo filmaran bailando encuerado.”

“¿Y los militares? Viendo el mapa dice que hay un cuartel en San Adolfo Hitler.”

“Antinoo dice que el se arregla con el general Mambru Sefuealaguerra para que no te molesten. Además, el va a poner un piquete de aves azules a vigilar también.”

“¿Y esos quienes son?”

“Son monaguillos de la iglesia que han sido entrenados en las artes orales y en el uso de armas.”

“No chingues. Esos cabrones luego lo salan a uno. Con mis muchachitos me basto.”

“Bueno, como quieras, nomás no ofendas a Delazco Archancro. Si te dice que tiene unos muchachos muy bonitos déjalos que patrullen aunque sea afuera.”

“Ta bueno, mientras no se me acerquen, muchas gracias compadre.”

“De nada, compadre.”

No comments: