Friday, April 17, 2009

En la cita de Calderón y Obama, sólo buenos deseos
http://www.jornada.unam.mx/2009/04/17/i ... e=003n1pol

Se resume en tres patadas
la visita del vecino:
“órdenes disimuladas”,
y se fue…tal como vino.

Y por su parte el Calderas
en su papel de anfitrión,
atrapado en sus quimeras
transpiraba de emoción.

¡¡Yes, we can!! Gritó vehemente,
y con semejante grito
pretendió ser convincente,
y mostró su tamañito.

Mucho ruido y pocas nueces,
demasiada expectativa;
para nuestros intereses
todo quedó en tentativa.

1 comment:

Pedro Contreras, Mexico said...

Ah que calderratas... me pregunto si la previa intervencion del memin pinguin fue "mexico necesita mandar mas pendejos de manera ilegal, no saben cuanto nos ahorramos al privarlos de sus derechos laborales mas basicos" y fecalindo respondio: "Yes, (Sir my master oh baby, tie me to the bed) We can!" O lo que es lo mismo en español: "Aunque nos pongan muritos, se los van a seguir saltando, Haiga sido como haiga sido amen"