Friday, April 03, 2009

Los Mitos Wannabe's

Ladillas

Los Mitos Wannabe’s

Por el Lic. Mefistófeles Satanás

De vez en cuando me gusta irme a Niu Yor. Lo que sea de cada quien, es una ciudad chingona. Tengo una ventaja, tengo un conocido, llamémoslo Sid, que tiene un apartamento gigantesco –según los estandares neoyorkinos—y me deja caerle ahí. Está en el mero Mannhattan y cerca de todos los museos y atractivos. Prefiero caminar pues ni de maje me bajo al metro.

Sid es, igual que muchos neoyorkinos, judío, con todo y la barba, el gorrito, y lo ducho para el bisnes de los estereotipos. Sid ya está viejon, tendrá unos 75 años pero se mantiene en forma sudando a diario en el gimnasio. Lo conocí hace muchos años, en una fiesta de cumpleaños de mi maestro de matemáticas, un judío ruso, a la que fui invitado. Por alguna razón congeniamos luego luego, aunque Sid es bastante conservador y escéptico de todo lo que huela a izquierda.

Una vez, quejándome con el de los wannabe PANazis, me burle de las idiosincrasias de estos. “Por ejemplo, allá en McAllen los regios van y pagan un dineral por las mugres figuras de Lladró. ¿Había alguien visto monos mas feos y afeminados que esos?”

Sid casi se atragantó de la risa. Habla español perfecto y quien sabe cuantos idiomas más. “Cabrón, yo y otros de aquí fuimos los culpables de meter esa porquería a México. Las empezamos comprando rete barato, casi regaladas, pues son tan kitsch –de mal gusto—que nadie las quería. Como sabes, yo he vivido en México y se me ocurrió que no hay, en efecto, grupo mas pendejo que los clasemedieros y de la high allá. Empezamos a colocarlas en la frontera y pronto los regios las compraban a pesar de que pedíamos precios ridículos por ellas. Es mas, insistían en dejarle la etiqueta con el precio al mono cuando lo exhibían en la sala de su casa.”

Sid metió esos monos en los sesentas, cuando había clase media en México y se compraban esas porquerías que acumulaban polvo en las salas. Obvio que Sid hizo un carajal de lana, razón por la cual hoy me brinda con tanta generosidad su hospitalidad. El caso es que me puse a pensar sobre los mitos o creencias pendejas de los wannabes mexicanos.

A. “El bacalao es imprescindible en la cena de navidad.”

El bacalao noruego solía ser consumido en grandes cantidades durante la navidad. Sin embargo, el bacalao era “comida de pobre” allá en Europa. Conforme Europa fue saliendo de la destrucción de la segunda guerra mundial sus gustos culinarios evolucionaron y los pellejos de pescado salados se les hicieron despreciables. Llegó un punto en que el bacalao noruego solo servia de comida para los gatos europeos. Entonces a alguien se le ocurrió vendérselo a los mexicanos a precios inflados. En México se convirtió en un motivo de presumir el servir unos pellejos de pescado salado en la cena de nochebuena.

B. “Las universidades particulares son mejores.”

Ninguna de las universidades particulares en México figura en los rankings internacionales. La que si es reconocida como chingona es la UNAM. Algunas universidades particulares mexicanas francamente existen para titular, a cambio de una feria, a los hijos pendejos de un potentado.

C. “La empresa privada es mas eficiente.”

Este dogma lo han estado impulsando los jilgueros de la derecha para justificar el entregarle PEMEX a los extranjeros. Sin embargo, la misma clase media mexicana se educó en las universidades estatales y se desarrolló en la burocracia paraestatal (PEMEX, CFE, FERTIMEX, etc.). Y por lo que toca a ser eficientes, los pendejos del CCE ya tuvieron que ser rescatados por Juan Pueblo con el ROBAPROA. Y bien conocida es la historia de cómo los juniors de los grupos industriales de Monterrey dilapidaron recursos y endeudaron y jodieron a empresas pudientes. ¿Así o mas pendejos? Por cierto, los gastos de extracción de PEMEX son menores que cualquier otra trasnacional. Y fue PEMEX –específicamente el IMP encabezado entonces por el Ing. Straffon—el que, en los setentas, les diseño a los gachupines su primera refinería. Ansina pues, no se que chingaos creen que pueden enseñar a los mexicanos los extranjeros. Definitivamente, el motor del desarrollo mexicano, antes de la llegada de los neoliberales, fueron las empresas paraestatales.

D. “El problema de México es el indio.”

Si casi treinta años de neoliberalismo han jodido a México, yo pienso que el problema de México son los criollos pendejos y racistas que no saben gobernar. Es triste que, a pesar de que tienen el nopalote en la frente, muchos todavía piensan de acuerdo a esa cita. El que vea la magnificencia de Teotihuacan, el Tajin, Chichen Itza, etc., etc., y todavía piense así es un grandísimo pendejo.

E. “Los pueblos tienen el gobierno que merecen.”

¡Santo Dios! ¿Pos que hicieron los mexicanos para merecer al enano, a la Chucky, a Fuchs y su vieja fodonga, a don Beltrone, etc., etc.? ¡El aceptar esa premisa es pensar que estamos jodidos de nacimiento y nos merecemos al PRIAN! Yo prefiero la cita de Sophie Scholl: “Los pueblos tienen los gobiernos que toleran.” Y la razón por la que prefiero esta versión es que creo que es más viril y menos conformista. En nuestras manos está despertar al pueblo mexicano y mandar a la chingada al PRIAN.

F. “Con un curso de verano podré aprender ingles.”

Of course. Las universidades gringas solían desplumar a los wannabe’s aceptándoles a sus hijos e hijas durante el verano, cuando de todas maneras la población escolar bajaba. El que Fernandito regresara sabiendo ni madres de ingles después de seis semanas de hacerse pendejo no importaba. Lo importante era pregonar que el muchachito había pasado una temporada borracho en la Universidad de Jotosville (Maricon County, Tejas) para atizar la envidia de las amistades.

G. “Para que me curen de la ulcera tengo que ir a Jiuston.”

O bien a Lourdes o a Rochester o a ver al Padre Pió. El caso es que solo un gringo podía ser buen medico, según los wannabe’s. Y solo un santo europeo podía hacer milagros. Lo chistoso era cuando iban a Rochester y encontraban que el eminente doctor gringo hablaba un perfecto español pues había salido de la UNAM o de Monterrey o Guadalajara. Peor, el galeno se asombraba porque no fueron a ver a su maestro, el doctor Pancho Turrubiates, que tiene un consultorio modesto en la colonia zutana en San Miguel Nopatitlan, cobra en pesos y acepta también guajolotes y gallinas como pago, y le enseño al gringo todo lo que sabe. Por lo que toca a los santos, mas barato seria si van a Catemaco a que les hagan una limpia en el cerro del mono blanco que gastar un dineral viajando a Medgugorge.

H. “En Boston vi edificios muy añejos y bien conservados.”

Cuando los gringos desembarcaron, de ilegales, en Plymouth Rock –1620—en la Nueva España habían palacios, universidades, imprentas, y dos de los más grandes genios científicos de la humanidad: Sor Juana y don Carlos de Siguenza y Góngora. Los gringos que llegaron de mojados en 1620 a Nueva Inglaterra eran unos pendejos y desadaptados que pronto se empezaron a morir de hambre. Sobrevivieron el primer invierno porque el gobierno socialista de la tribu indígena de la localidad se apiado de ellos y los alimento. (Los blancos les pagaron robándose sus tierras.) El caso es que en mesoamérica ha habido civilización por los últimos cinco mil años, mucho antes que los europeos aprendieran a gobernarse. ¡Hostia! Si Cortes quemó sus naves fue para evitar que los indios fueran a conquistar y civilizar a Europa.

I. “Los españoles son güeros.”

El que vaya a Andalucía encontrara que la gente ahí parece de medio oriente. ¡Me cago en la virgen! Los bajeles solía partir desde Sevilla, llegando al mar siguiendo el rió, y de ahí se iban a la Nueva España. La gran mayoría del pueblo español tienen un ancestro que no comía tocino pues era o bien judío o mahometano. Los “güeros” eran pocos entre los españoles que llegaron a la Nueva España. Cierto, el gobierno español no permitía embarcarse al que no tuviera “pureza de sangre”. Pero pos para eso están las mordidas, ¿no? Por cierto, el “cesear” la zeta vino porque un rey medieval español tenia un problema con un labio y hablaba ansina. El resto de la corte, para hacerle la barba, empezó a hablar de esa manera. Y de ahí resultó la manera en que hablan los gachupines.

J. “Fulano es un intelectual. Tiene todos los libros de Og Mandino.”

O bien el pendejo que dice esto podría estar hablando de los libros de Krauze o Carlos Cuauhtémoc Sánchez o de la Rabina Gran Tagore. En las universidades británicas se circulaba una lista –“the great books”—que eran la lectura imprescindible de todo el que egresaba de estas. Incluidos en la lista estaban los clásicos griegos y romanos, Dante, Petrarca, Shakespeare (era lista británica, by Jove!), etc. Tal vez, a manera de limosna misericordiosa deberíamos de crear una lista para civilizar a los wannabe’s. Por supuesto, encabezaría esa lista El Quijote. No espero que se lo chupen el Quijote todo pero si leen x numero de capítulos se les daría crédito.

Y no necesariamente debe ser el objetivo de esta lista desapendejar fachos. La lectura debe de ser promocionada dentro del movimiento también. La cultura nos hace fuertes. Cada casa obradorista o circulo de estudios o brigada podría servir para recopilar copias de libros dentro de la lista. Sugiero que se incluyan en la lista a autores mexicanos (Payno, Justo Sierra, León Portilla, etc.) además de los clásicos griegos y la literatura del siglo de oro español. Lo mismo debe hacerse con una lista de “las grandes obras del cine” que se albergarían en CD’s en las casas obradoristas, círculos de estudios, o brigadas (“Se los chupo la bruja” de Viruta y Capulina seria imprescindible en esa lista). México necesita educarse y la Chucky y la Mascas Mota solo quieren tener al pueblo bien pendejo.

K. “Al fin que son pagos chiquitos y cómodos.”

Que alguien por misericordia le explique a este infeliz como usar las funciones como el PV en excel para series de pagos. Ahí se da uno cuenta que “los pagos chiquitos y cómodos” a la larga resultan en que se paga varias veces por el mismo articulo.

L. “Con una cubeta y una esponja puedes empezar lavando autos y llegar a ser como Eslim.”

Yo creo que si, si se puede llegar a ser como Eslim lavando carros, siempre y cuando seas el prestanombre del chupacabras. Entonces te van a soltar un contratote para “lavar el parque vehicular” de alguna secretaria, que se yo, SEDENA o Hacienda, y entonces contratas a cientos de infelices de “outsourcing” y les das unos salarios miserables sin prestaciones, unas esponjas, y unas cubetas, y los pones a lavar carros. Así si, eventualmente si serás igual que Eslim.

M. “El socialismo es una utopía que no funciona.”

Los socialistas o rojillos son los autores de logros como la semana de 40 horas, las vacaciones pagadas, el derecho a huelga, la medicina socializada, los transportes públicos subsidiados, el seguro del desempleo, los fondos de retiro, la educación laica y universal, la separación de la iglesia y del estado, etc., etc. Si el socialismo no funciona, díganselo a los europeos que han tenido gobiernos socialistas muy exitosos.

N. “México necesita un Pinochet que ponga orden.”

¿Qué México necesita otro dictador? Chales, vamos listando los dictadores de derecha que México ha sufrido: Iturbide, Santa Anna, don Tacho Bustamante, Mariano Paredes Arrillaga, Miramón, Zuloaga, don Porfirio, Huerta, el PRI, etc., etc. TODOS estos cabrones acabaron derrocados o sus gobiernos fracasaron por ser ladrones y gastar a lo pendejo. En los 30 años de 1829, año en que se derrocó a Vicente Guerrero a 1858, año en que Juárez asume la presidencia, México tuvo puros gobiernos de derecha encabezados por criollos. En ese periodo tuvimos intervenciones desastrosas y perdimos Tejas, Nuevo Mexico, Arizona, California, la Mesilla, etc. O sea, si, ya hemos tenido generalotes criollos de derecha clones de Pinochet, mandando Y NOS FUE DE LA CHINGADA. En realidad lo que México necesita es ya no tener pendejos y ladrones al frente de la republica.

Como ven, los wannabe’s evidencian una ignorancia y un complejote de inferioridad tamaño mamut. Me imagino que es el resultado de asistir a las escuelas católicas donde les llenan el poco cerebro que tienen con supersticiones, racismo, y fobias. Si estos infelices se dedicaran a ser mediocres tan solo en su vida privada pos ese seria su rollo. Lo malo es que han ascendido, a través del PAN, al gobierno y quieren imponer esa idiosincrasia de mochos mediocres y acomplejados con ideas racistas en toda la población.

No comments: