Tuesday, November 17, 2009

TENEMOS UNA CITA CON LA HISTORIA (UNA REFLEXIÓN SOBRE LOS MEDIOS ALTERNATIVOS DE COMUNICACIÓN)

Tengo poco tiempo de haberme integrado de manera "oficial" a un equipo de los muchos que existen y que forman parte de aquello que se llama ‘medios alternativos de comunicación’, esos que surgieron a raíz del cerco mediático impuesto por los medios de comunicación oficiales del sistema que nos mal-gobierna a raíz del fraude electoral del 2006 y que han sido una útil herramienta para estarnos informando de lo que las televisoras y gran parte de los diarios no difunden.

Por supuesto, tengo la experiencia personal de que no es forzoso formar parte de esos medios alternativos para divulgar información a los compañeros de lucha, sin embargo, cada pequeño paso es una nueva ventana de experiencias que nos ofrece una visión desde otra perspectiva y esas experiencias también sirven para ser compartidas por igual y, por supuesto, deben enriquecernos para seguir madurando en este camino bastante sinuoso que hemos elegido al apoyar de manera abierta a aquél a quien todos los obstáculos se le ponen en el camino.

Una de las metas primordiales al ser medio alternativo no solo es la de romper ese cerco informativo, sino también la de tratar de equilibrar las versiones… algo complicado, vale decir: la televisión como educadora número uno de nuestra sociedad es una barrera tremenda que ofrece un mundo lleno de percepciones con muy pocas realidades.

Si algo me gusta de esta labor como 'medio alternativo' es que cada uno de nosotros imprimimos nuestro propio estilo, así, los compañeros que nos leen, que ven un video, que ven una fotografía, están viendo a través de nuestros ojos, leen a través de nuestros pensamientos, se empapan de las emociones que sentimos y, de alguna forma, están presentes en muchos de esos eventos cuando físicamente no pueden estarlo; ¡válgame!: puedo decir de manera muy idealista que casi nos tomamos de las manos… pero qué más da, si toda esta lucha es un dechado de idealismos que queremos alcanzar.

Por supuesto, no todo es miel sobre hojuelas. También los medios alternativos enfrentamos nuestros bemoles. Si bien es cierto que en la diversidad se da la pluralidad, también hay que saber ponerse de acuerdo.

Con cada día que pasa se va acercando el 2012. Ya hasta Andrés Manuel lo ha anunciado: 'Tenemos una cita con la historia' y a raíz de ello como que tomamos conciencia de que hay que organizarnos. Son cada vez más las voces que concuerdan en ello: hay que organizarnos… y no es que no lo estemos, pero todavía hay huecos que se deben llenar. El 2006 nos dejó la lección de que cualquier resquicio es aprovechado por la derecha para maniquear y jugar el juego de la percepción. Eso no puede volver a pasarnos y al hablar de organización también se deben incluir los medios alternativos de comunicación: si somos bastantes y somos tan diversos; si somos ya millones de ciudadanos los credencializados, aprovechemos esa fuerza, aprovechemos la inteligencia y el talento (que hay muchísimo de ambos), aprovechemos y conjuntemos, coordinémonos.

Comparto, pues, algunas experiencias y vivencias ya como parte de los medios alternativos de comunicación y aclaro que al compartirlas no pretendo tener la razón por entero, ni que sea una verdad absoluta, mucho menos imponer ideas personales. Lo que aquí vierto es enteramente mi percepción y me responsabilizo de lo que aquí argumento:

  1. Sabemos que el fraude del 2006 es tan sólo una de las muchísimas injusticias cometidas. Hay ocasiones en que se juntan tantos eventos (marchas, mítines, eventos informativos, etc.) que un solo medio alternativo no basta para cubrir tantos. He llegado a estar en eventos que son de importancia y de trascendencia y me encuentro solamente con mi compañero de trabajo informativo, a lo más: con otros compañeros de algún otro medio alternativo… ¿y los demás? Tenemos que aprender que el movimiento que encabeza Andrés Manuel es solo uno de tantísimos movimientos que han surgido a raíz de tanto atropello y, si queremos que se sumen fuerzas, entonces ahí los medios alternativos podemos ser pieza clave. Debemos empezar a poner el ejemplo: debemos estar presentes –en la medida que nos sea posible- para cubrir esos ‘otros’ eventos, así no estén ligados de manera directa al movimiento Obradorista. En esencia, todos estamos moviendo las manos porque no queremos más mujeres muertas en Juárez, ni queremos más ancianas de Zongolica, no queremos más niños quemados, no queremos más violaciones a derechos humanos en general, no queremos otro fraude electoral. Es por eso que debemos estar y sumarnos, porque al sumarnos nos solidarizamos y al solidarizarnos entonces también ajenos se suman a nuestra causa.


  2. Las Casas del Movimiento, en general, están haciendo un gran trabajo con la ciudadanía en su esencia: defender la economía popular. Veo con gusto que son varias las casas que logran que la gente se acerque no solo con asesorías legales, sino también con eventos culturales. La cultura por sí misma jala a la gente: la música, la poesía y el arte en general siempre han sido instrumentos importantes de toda movilización social, amén de que los eventos culturales, en sus actividades tan diversas, abarcan todos los rangos de edad. Hagamos uso de esa enorme herramienta, así no solo podemos hacer que más gente se apegue al movimiento, también informamos y concientizamos. Hace pocos días la Casa del Movimiento de la GAM dio otro pequeño paso: no se limitó a las instalaciones donde trabaja, sino que salió a la calle y ocupó una plaza pública para realizar su evento cultural. El lema ‘Si la montaña no va a Mahoma, entonces Mahoma va a la montaña’ tiene que convertirse en nuestro lema para acercarnos a la gente. El que la Casa del Mov. de la GAM haya hecho un evento cultural en domingo y en la plaza central a las afueras de una iglesia jaló bastante gente. Fueron cerca de 40 personas las que se credencializaron en solo 4 horas y media que duró el evento.

    Ya también algunos Círculos de Estudio comienzan a salir a parques a dar sus pláticas y conferencias, otros, desafortundamente, se van estancando… y una vez más, en este tipo de eventos veo que falta la cobertura y difusión de los medios alternativos, máxime cuando se juntan dos o tres eventos en un mismo día y las horas se traslapan. ¿En dónde estamos, si somos tantos?

    En este sentido, tengo entendido que se ha planteado la idea de crear un espacio en internet en donde se concentren todos los blogs y foros que existen actualmente y que formen parte del Movimiento encabezado por Andrés Manuel. La meta no es que cada espacio pierda su autonomía para trabajar, pero sí la de mantener un contacto más estrecho para comunicarnos cuando sucedan actividades relacionadas de alguna manera con la lucha social ante la corrupción de las instituciones, para así poder darles más cobertura y, siempre reiterando esto: en la medida de nuestras actividades y ocupaciones.

    Ahora bien, retomando la parte positiva de las actividades culturales e informativas que se hacen al aire libre, lanzo la pregunta: ¿tendríamos que esperar a que AMLO haga llamados para que, metafóricamente, toquemos puertas? Yo creo que no. La iniciativa debe correr también por nuestra cuenta. No esperemos a que nos convoquen, a que nos indiquen, a que nos sugieran. Un factor importante para que la comunicación fluya de manera óptima es la retroalimentación. Lo mismo opera con el movimiento: retroalimentemos. Habrá ocasiones en que, de acuerdo a la situación, sí tendremos que esperar el llamado de ‘arriba’, pero también es cierto que en muchas ocasiones nosotros tenemos la libertad de pensar, idear y actuar.


  3. Menciono de manera muy personal (y porque es el único que conozco, esperando que no sea el único) un reconocimiento a la Casa del Movimiento de la Deleg. Miguel Hidalgo porque, además de hacer su trabajo asesorando a la ciudadanía en lo que le corresponde, ha hecho como ‘suya’ la lucha de los 13 pueblos del Estado de Morelos. Esta casa se ha convertido, de alguna manera, en voz de esta lucha, está difundiendo lo que hacen estos pueblos y ello ha logrado que esta lucha en particular se sume al Movimiento que encabeza Andrés Manuel.

    Sé también de compañeros que, de manera independiente, se han allegado de ciertas luchas (Atenco) y ellos, por sí mismos, se han convertido en voces para difundirlas. ¿Cuántas causas a nuestro movimiento podríamos sumar a la causa Obradorista si fuéramos un poco más los que nos apegáramos a esa labor de sumar al ser su voz?


  4. Para ser voz de otros, primero tengo que ser ejemplo, pero para poder ser ejemplo, primero tengo que comprender de qué va el discurso de Andrés Manuel. No puedo cambiar a México si no cambio primero al mexicano tradicional que llevo dentro de mí.
    Al hablar de ‘digerir el discurso de Andrés Manuel’ trato de abarcar toda la filosofía de vida que él ya imprime en su discurso, mismo que dista de ser meramente político. Andrés Manuel, como el político que rompe los esquemas, se ha atrevido incluso a hablar del amor y la felicidad en muchos sentidos ¿Cuántos de verdad hemos entendido esto?, ¿y cuántos lo aplicamos en nuestra vida diaria?, ¿y de qué manera? Esto debemos tenerlo bien presente a sabiendas de que los medios oficiales del sistema están siempre atentos a lo que dice (o no dice) y a lo que hace o deja de hacer para sacar de contexto sus palabras y sus acciones. Nuestro ejemplo como ciudadanos que nos decimos Obradoristas tiene que ser el enorme contrapeso sobre el palabrerío vacío y distorsionado de los medios paleros del sistema.


  5. La convocatoria que lanzó el ala política que representa al movimiento Obradorista hacia los medios alternativos, muy en particular el PT en voz de la diputada Tere Guadalupe Reyes, no la veo mal en el sentido de que hay interés por establecer líneas de comunicación y también me demuestran que, de alguna manera, tienen conocimiento de que existen medios que están divulgando las actividades que realiza la sociedad que apoya a Andrés Manuel, sin embargo, más allá de ese canal de comunicación tan necesario que sí se debe establecer para que nos comuniquen de las decisiones y actividades que se realizan dentro del Congreso y que por supuesto deben interesarnos porque esas decisiones nos afectan, no podemos, ni debemos esperar más de ellos. A mí me basta y me sobra con que hagan lo que tienen que hacer: representarme y ser mi voz dentro del Congreso, además de no venderse. Para eso están, para eso les pagamos.

    Por lo demás, siento que todo tipo de cuestionamientos respecto a cómo organizarnos y hacia quienes queremos llegar debemos resolverlo entre nosotros, los mismos medios alternativos y el movimiento en general, porque nosotros somos los que estamos cumpliendo la labor de informar y pasar la voz, pero a la vez, también somos ciudadanos libres como cualquier otro y todos por igual estamos involucrados y reitero: tenemos que hacernos a la idea de que ya es tiempo de que la iniciativa corra por nuestra cuenta para llegar con la gente e informarla.

    Considero que, de esperar nosotros, como medios alternativos, a que sea un partido político el que nos convoque y/o se interese en nuestro trabajo, es caer hasta cierto punto en el error que señalo líneas más arriba: la gente que espera a que se le convoque, se le llame y se le sugiera para pasar a la acción, cae en un error, antes bien, el hecho de que seamos capaces de convocar, de invitar, de sugerir ideas de organización, el planear estrategias de acción para informar es nuestra prueba de fuego a sabiendas de que, efectivamente, como izquierdistas, adolecemos de un defecto: estamos muy divididos. Ya tenemos tres años siendo ‘renegados’, ya tenemos más conocimiento de cómo acercarnos a la gente y de qué forma. Estoy cierta también de que esta lucha ha sido un camino de aprendizaje para todos nosotros por igual como ciudadanos: estamos aprendiendo a ser mexicanos de verdad. Llevemos a la práctica lo que hemos aprendido, justo como el caso Rafael Acosta ha servido de lección para el movimiento por entero.
Para cerrar esta reflexión, sí quiero hacer un llamado para ya dejarnos de protagonismos. En este movimiento nadie es más importante que otros y nadie debe tener la primicia antes que otros. Como medios alternativos, quizá sea hora de empezar a aplicar para nosotros mismos un poco la visión del servidor público, quien, por principio, está para trabajar para servir a otros. Nosotros, los medios alternativos, también estamos para eso. Trabajamos para otros: para los compañeros que no tienen el medio para informarse, para esos compañeros que no pueden estar presentes. Quizá si nos mentalizamos de esa manera podamos entender la importancia y trascendencia de nuestra labor.Tampoco me agradan los individuos que están buscando de dónde y de quién colgarse para conseguir un fin personal y/o político. Espero que en este juego no estén cayendo, mucho menos se estén prestando, los medios alternativos. También quiero comentar que, por lo que he visto, es más fácil que otros (partidos políticos y/o ciertas organizaciones) terminen pretendiendo colgarse de la labor que muchos estamos haciendo, ya sea como medios alternativos de comunicación, ya sea como participantes en una Casa del Movimiento, etc… Esto es lo que ya no se quiere y es lo que sigue dividiendo, de alguna manera, a la izquierda, amén de que siembra desconfianza, quizá por ello Andrés Manuel ha hecho énfasis en que las Casas del Movimiento se manejen de manera enteramente independiente y no se les ligue a partido político alguno. Recordemos las palabras que dijo Andrés Manuel en su discurso en el Congreso dirigiéndose a quienes iban a votar su desafuero: ‘Falta que a ustedes y a mí, nos juzgue la Historia’. No creo que nosotros seamos ajenos a ese destino. También seremos juzgados y hasta cuestionados: por nuestros hijos y por generaciones futuras en general. Estamos a muy buen tiempo de detectar nuestras fallas y de cerrar filas entre nosotros mismos. No debemos olvidar tampoco que en 2012 tenemos, todos por igual, una cita con la Historia.


* Se publicó en la Revista Digital del Foro de la IV República en su edición de octubre/noviembre de 2009

No comments: