Monday, May 18, 2009

Columna Invitada

Columna Invitada

Para Que Vivamos Mejor

Por el Lic. Carlos Chupa Cabras, (ex) Presidente de México

Mexicanos:

México se encuentra hoy en una encrucijada. El país está asediado por la crisis externa, por la PANdemia, y por las divisiones internas que han enrarecido, cual inversión térmica, la atmósfera de la nación. La patria amenaza con deshacerse en nuestras manos. Como en otras ocasiones, dos grupos disímiles y antagónicos disputan cual debe ser el rumbo de la republica. Toca a nosotros, la gente de razón, orientar a la indiada ignorante.

Por un lado tenemos el grupo del orden y del progreso, integrado por el Partido Revolucionario Institucional (al que me honro en pertenecer y mandar), el Partido Acción Nacional (congal al que me honro en regentear tras bambalinas), el PRD de don Jesús Nalga Izquierda (el que se honra en darme las nalgas), junto con el PANAL de la maestra Gordillo (maestra: un abrazo, beso al aigre) y al Partido Social Demócrata y el PVEM (que se honran en ir por mis cigarros y bolearme los zapatos).

Este grupo está a su vez asociado a los señores empresarios del CCE (casi todos gente blanquita, saludos a don Fraudio X. González, a don Laurencio Ceviche, etc.) y las taravisoras (Emilito: dice Raúl que les va a mandar unos kilos de talquito para la pachanga del viernes). Se incluye en este grupo la muy respetable iglesia católica con don Perverto Rivera al frente. Don Perverto es digno heredero del santo padre Maciel (don Perverto: ahí le mando el CD con las fotos de los chamaquitos encuerados esos que me pidió) al que extraño mucho por la hostia saladita que solía darme con su mano santa y pegosteosa. En suma, este es el grupo que, creo, asegura que vivirán mejor las familias, las treinta familias, aclaro.

Por el otro lado hay un pequeño, pequeñísimo, grupo de malcontentos y renegados los cuales, afortunadamente, ya no tienen peso especifico en la política nacional, pero, ¡ah como chingan! Si me ocupo de ellos (normalmente ni los veo ni los oigo) es porque me preocupa que usted, ciudadano mexicano en edad de votar, indigena, sea confundido y mal aconsejado a la hora de votar.

Repito, es mi intención orientarlos para asegurar que México siga por el mismo camino, el que ha hecho de México lo que es hoy. Vea usted a su alrededor. ¿Qué ve? ¿Mugre? ¿Pobreza? Bien, yo veo mi mansionsota con una piscinota y las chamacas encueradas esas que me mandaron de los certámenes de Taravisa. Veo a mi perro comiendo filet mignon y bebiendo champaña en una vajilla que traje de Dresden. En mi mano veo el vaso de whisky añejo de la misma reserva del castillo de Windsor que chupa Her Royal Highness. Veo mis guaruras y los gorilas del EMP que me dan tranquilidad y evitan que los revoltosos me perturben. Veo a mi hermano zamparse unas lineas sin cortar y disfrutar de lo que ha ganado con completa impunidad. En la tele no oigo ni una palabra que me vaya a causar ofensa. O sea, yo veo abundancia, riqueza, orden, progreso, tranquilidad, el verdadero México Ganador, el México de la impunidad, gracias a Dios. Esto es lo que debemos de proteger, lo que ese grupito de alborotadores y sediciosos trata de destruir.

Estoy siendo muy franco con ustedes. Se bien que ustedes no entienden de política, que están muy pendejos y el tema les da hueva. Es mas, se que no quieren saber de polilla. No los culpo. Mejor vean el fútbol o las taranovelas. Así no les darán dolores de cabeza y seguirán siendo mansitos y tendrán su recompensa en el cielo. Sin embargo, los recientes acontecimientos y lo activos que han estado estos sediciosos me obligan a insistir en educarlos. Ciertamente, no quiero convertirlos en ciudadanos pensantes dispuestos a exigir y ejercer sus derechos a plenitud. ¡Líbreme Dios eso seria un desastre! Pero no quiero tampoco que los mal aconsejen estos alborotadores dándoles datos y relatándoles hechos e insistiendo en que estrenen el cerebro.

Entiendan: no debemos tolerar que toda esta riqueza y bienestar de la que disfrutan las familias, las treinta familias, sea dilapidada y repartida en aras de un populismo mal orientado. Conste, no tengo nada en contra del populismo sino que solamente creo que son las familias, las treinta familias, las que, por la blancura de su tez, son las merecedoras de los bienes del populismo.

¿Y que se entiende por los bienes del populismo? Ciertamente no estoy hablando de las mugres despensas que les llenan el buche a los jodidos como ustedes. No, me refiero al IVA ALTEX, que se regresa a los empresarios, el ROBAPROA, que infla a los banqueros, los contratos con PEMEX para los cuates, la impunidad, que nos deja dormir tranquilos. ESO, para que vean si es populismo, del bueno, del que beneficia a la gente de razón y no a la indiada.

Es por eso que les conmino a que este cinco de julio mediten bien su voto. Piensen que pueden ser igualitos a los gringos, teniendo como ellos una democracia balin, con tan solo dos opciones, el PRI o el PAN, por cual votar. Y yo les aseguro, con toda sinceridad, que ambas opciones se aseguraran de que las familias, las treinta familias, sean las beneficiadas y vivan mejor.

Yo les quiero pedir que no sean dogmáticos y que no dejen que los hechos dictaminen su preferencia electoral. Cierto, el PAN no ha creado empleos. Se han perdido millones de plazas. Pero, no debemos de ignorar que ya hay una recuperación en camino, en Chicago, en Atlanta, en Seattle. O sea, si van a haber empleos poniendo sheetrock, matando pollos, limpiando excusados. Como ven, el neoliberalismo si trabaja. Es cuestión de que le demos la oportunidad al mercado de operar su magia y de que el negro eche a andar la maquinita de imprimir dólares sin respaldo. Trabajos no le faltaran entonces a los mexicanos.

Y, como dijo el señor etilente Jelipe del Infartado Corazón de Jesús de las Divinas Almorranas de San Judas Tadeo del Clítoris Entumido de Santa Teresa de Ávila Calderón Hinojosa: “si los gringos hacen muros, ¡ustedes se los van a saltar!”

Conste, yo no me salto ni una chingada: yo viajo en mi jet particular y no necesito coyotes para que me pasen. Soy del México Ganador, ¿veeeessss? Y ustedes también tendrán la oportunidad de integrarse a este matando pollos en Gainesville o parados en la nieve en Milwaukee esperando a que los recojan para ir a poner sheetrock.

O, si no quieren emigrar, pos pueden superarse con tan solo una cubeta y poniéndose a lavar autos. Vean a Charlie Eslim, ¡ESE es el ejemplo a imitar! Si ustedes no lo pueden emular es por que son flojos y no les gusta trabajar y no son mis prestanombres. ¿Entienden entonces por que se debe de proteger lo que con tanto esfuerzo han logrado ustedes para las familias, las treinta familias, o se los tengo que seguir explicando con manzanitas?

E insisto. No sean dogmáticos. A veces hay que ignorar los hechos. Como dijo Fuchs, mejor no leer los periódicos pues solo traen malas noticias. Si, tanto el PRI como el PAN han hecho devaluaciones. Pero, les pregunto, ¿no han visto como se han beneficiado los señores empresarios de la subastas de Banxico? ¡No todos han perdido con las devaluaciones! Cualquier mexicano tiene la oportunidad de asistir a estas subastas, llevando varios millones de pesos en cheques certificados, y pujar para comprar dólares baratos, igual que los representantes de cualquier banco gachupin o gringo, ¿verdad? Si ustedes no sacan ventaja de estas subastas es por que obviamente son flojos y no se han puesto a trabajar. ¡Es culpa suya si son pobres!

Si, dirán los agitadores, tanto el PRI como el PAN se han robado elecciones, en el 88 y en el 2006. Pero, insisto, no vean solo lo malo en todo esto. Eso es ser maniqueo y dogmático. ¿No han visto como se han creado tribunales electorales, fiscalias de delitos electorales, el IFE, etc.? ¿Se imaginan si todas estas personas no tuvieran los magníficos sueldos que detentan? ¿Quieren que estas excelentes personas, la mayoría güeritos egresados de colegios particulares, con sus maestrías en Jarvar que les pagó papi, anden de tragafuegos en los cruceros dando lastimas como ustedes? Agradezcan entonces al PRI y al PAN que le han dado a México un sistema electoral que es la carabina de Ambrosio más cara del planeta. ¡Carajos, ni Europa ni los gringos tienen un sistema electoral tan caro!

Es muy fácil hacer juicios a la ligera después de leer declaraciones de viejitos seniles o por leer libros sensacionalistas de autores desequilibrados o por andar surfeando en sitios de Internet amarillistas u por oír a medios alternativos que solo insisten en mencionar hechos que las taravisoras, prudentemente, callan. No se dejen llevar por un rigor intelectual falso que insiste en presentar datos, citas, hechos, y espera que ustedes emitan juicios como si fueran gente, repito, de razón.

Estos grupos de sediciosos insistirán en tratarlos como si fueran ciudadanos pensantes y dotados de libre albedrío y no mexicanos que aspiran a ser parte del México Ganador. Insisto: estos agitadores no quieren el beneficio de las familias, las treinta familias, las que, por la blancura de su tez, bien merecen el titulo de “gente de razón” y merecen seguir gobernando. Así fue durante los 300 años en la colonia y durante el porfiriato. No le demos la espalda a las tradiciones mas añejas de este país. El agua busca su nivel: nosotros estamos para mandar y ustedes para servir sin rezongar. Así fue antes y así será, Diosito mediante, en los años que vienen.

Finalmente, les quiero asegurar que si, aun si ustedes se dejan confundir, si oyen los cantos de sirena de estos alborotadores, si emiten un voto en contra de las dos alternativas que generosamente les ofrecemos, el PRI y el PAN, entonces, muy a nuestro pesar, tendremos que utilizar la fuerza publica, la SEDENA, los sicarios del Chapo, para evitar que el país sufra un cambio de rumbo y que la panga de gran calado vaya a naufragar solo porque ustedes pensaron que tenían el derecho a cambiar lo que por derecho divino nos pertenece: México. Sobre aviso no hay engaño. Voten por el PRI o por el PAN y no estén chingando. ¡Obedezcan o los madreamos!

Atte.

Nosotros, Carlos, por la Gracia de Dios y de la Caída del Sistema, Alteza Serenísima de México