Sunday, August 30, 2009

Ladillas - Mexicanos de Segunda - 002

Ladillas

Mexicanos de Segunda - 002

Por el Lic. Mefistófeles Satanás

El libro “Petróleo y Revolución” de Jonathan Charles Brown documenta los abusos de los extranjeros cuando estos eran dueños de la industria petrolera mexicana. Hoy en día, los PANistas se empeñan en entregarles a estos la riqueza petrolera de México. Esto es entendible pues el PAN fue fundado en 1939 específicamente para oponerse a la expropiación petrolera. Es más, entre los que proporcionaron dinero para su fundación estuvo Prescott Bush, un senador de Connecticut e inversionista de la Brown Brothers que había sido perjudicado cuando el General Cárdenas lo mando a la chingada. Este Prescott Bush fue el abuelo de George W. Bush.

Sobre el racismo de los extranjeros hacia los mexicanos en México Brown escribe que:

“…el racismo, otra manifestación de la industria petrolera controlada por extranjeros que fue pronto manifiesta a todo mexicano que estuviera ligado con el negocio, tendió a retrasar la transferencia de tecnología…los norteamericanos, de vuelta en su país, instruían sin problema a sus compatriotas sobre el trabajo en la industria petrolera, aun si estos eran campesinos ignorantes que solo habían hecho trabajos en granjas…no hacían tal cosa en México con los mexicanos pues los consideraban racial o étnicamente inferiores…”

Esa fue la razón por la cual en 1938, cuando el general Cárdenas los mandó a la chingada, los extranjeros pensaban que los mexicanos les iban a pedir de rodillas que regresaran. Pero los mexicanos se fajaron y los obreros mexicanos de PEMEX con lo poquito que “le habían visto hacer al gringo” mantuvieron operando los pozos, oleoductos, y refinerías.

Tal vez durante el porfiriato los mexicanos no tenían los ingenieros requeridos. Pero hoy tenemos a la UNAM y al Poli y otras universidades produciendo excelentes ingenieros. Y en 1966 el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) fue fundado precisamente para que PEMEX no tuviera que depender de tecnología extranjera sino que pudiera desarrollar la suya propia. Y sin embargo en PEMEX, bajo el régimen de los PANistas, han corrido un carajal de ingenieros mexicanos para darles sus puestos a los extranjeros y han capado al IMP.

El siguiente pasaje del libro de Brown me hizo cagar de la risa pensando en los enanos mentales acomplejados (los EMAS) que se consideran a sí mismos “apiñonados” y reniegan de sus raíces indígenas a pesar que tienen el nopalote en la frente:

“…para los norteamericanos, los orgullosos y educados pero apiñados burgueses mexicanos eran lo mismo que los peones morenos y analfabetos. Importaba poco que los mexicanos fungieran como asesores legales e incluso como miembros del consejo de las compañías extranjeras. Todo el que hablara español era un ‘spic’ o un ‘greaser’ (términos despectivos). ‘¿Tendré que traer a mis propios trabajadores (sajones) –se preguntaba un perforador norteamericano—o podre encontrar ‘greasers’ con suficiente sentido para operar la maquinaria?’…los trabajadores norteamericanos, tanto los de Pensilvania como los sureños, eran racistas. Estimaban a los trabajadores mexicanos tan poco como a los afroamericanos en EEUU. En los campos petroleros y refinerías de Texas los trabajos más sucios y serviles estaban destinados a los negros y a los chicanos…”

Así pues, aunque hoy los EMAs crean que por el hecho de que, si privatizan PEMEX, ellos podrán comprar acciones y ser respetados como “inversionistas”, sepan que siempre los van a ver los yanquis como si fueran conserjes y sirvientes. Como buenos lacayos, estos traidores a la patria no se merecen más que el desprecio tanto de mexicanos como de los extranjeros.

El libro de Brown lo pueden leer en el link: http://books.google.com/books?id=AHQ6hyYxO5AC&dq=%22dijo+Martinez+del+Rio%22&source=gbs_navlinks_s. Según se advierte en la reseña del libro: “…Brown también revisa muchos conceptos erróneos sobre las inversiones extranjeras sugiriendo a los que creen que las políticas mexicanas de privatización y libre comercio son las olas del futuro pongan atención a la experiencia histórica de la nación con las compañías petroleras, ya que según el autor, el camino que los mexicanos seguirán durante los próximos decenios será similar…” O sea, lo que podemos esperar los mexicanos con la entrega de PEMEX será discriminación y abusos por parte de los extranjeros similares a los que documenta Brown.

Ladillas - Mexicanos de Segunda - 001

Ladillas

Mexicanos de Segunda - 001

Por el Lic. Mefistófeles Satanás

La siguiente carta apareció recientemente en el Mañana de Reynosa (www.elmananarey.com.mx):

Señores:
Escribo a ver si nos pueden ayudar. Trabajo en la empresa Weatherford, dedicada a la industria del petróleo, le trabajamos a PEMEX en el proyecto Burgos VI, esta empresa (Weatherford) cambio de administración y los nuevos directivos, gerente de operaciones de perforación, Efrain Cuentas y el Ing. Sandoval, de procedencia colombiana y venezolana sucesivamente, llegaron a ocupar estos puestos y se han dedicado desde el 1 mes de marzo a despedir personal mexicano y reemplazarlos por personal venezolano y colombiano, mandándonos a la calle en nuestro propio país, lo cual no se vale, estamos desesperados los trabajadores que aun estamos trabajando, ya que no sabemos si mañana estaremos en la calle y en nuestro puesto un colombiano y un venezolano, pedimos si pueden hacer un reportaje a este respecto y turnen este caso a la Secretaria de Relaciones Exteriores y al Instituto Nacional de Migración para que tomen cartas en este asunto…más grave aún, solapado por el mismo PEMEX, que es a quien le trabajamos. Dejo mi correo para más información que requieran, por favor ayúdenos, como mexicanos que somos no nos pueden quitar nuestro trabajo extranjeros en nuestro país, no se vale.
Nombre: Jorge García
Procedencia: Reynosa
Correo: jorgegarcia2@live.com.mx

Servido Señor García. Debo aclarar que los venezolanos estos son los gusanos que han salido huyendo porque Chávez mandó a la chingada a todos los traidores que querían entregarle la riqueza petrolera de Venezuela a las transnacionales. Ahora estos gusanos vienen a México a quitarles los empleos a los mexicanos. Dudo mucho que los culoprontos de la Secretaria de Relaciones Exteriores vayan a hacer algo por estos trabajadores mexicanos: acuérdense que aquí en el Sendero los balconearon porque en Relaciones andaban contratando coyotitos (licenciados) extranjeros.

Para mí esto prueba que los mexicanos ya han perdido su patria. Ya no les pertenece. Los renegados siempre han tenido la mentalidad de que son los herederos de los chinacos de Juárez. Creo que en eso estamos equivocados: tendremos que repetir aparentemente la misma lucha que hicieron los insurgentes para liberar a México del yugo colonial una vez más.