Tuesday, September 22, 2009

Segunda Epistola del Chamuco a Don Laurencio Ceviche

Ladillas

Segunda Epístola del Chamuco a Don Laurencio Ceviche, Duque del Osito Diabólico, Caballero del Gansito, y Señor de la Ínsula Marínela

Por el Lic. Mefistófeles Satanás

Don Laurencio:

Me dirigiré a usted sin pelos en la lengua. En el 2006 usted y las treinta familias llevaron a cabo un fraude electoral para evitar que AMLO les cobrara impuestos. Yo, el chamuco, aplaudo la falta de escrúpulos que demostraron. Si el poder no se ejerce, se pierde, y si este no se ejerce en forma completamente amoral, entonces pierde efectividad. Desgraciadamente, la historia de la humanidad, y especialmente la de México, atestigua que hablo con la verdad.

Sin embargo, don Laurencio, el pelele que impusieron, FECAL, resulto ser un grandísimo pendejo. Para legitimarse FECAL se inventa una guerra contra los carteles y en ella fracasa. La violencia se generaliza en toda la república. En algún momento del 2007 ustedes, las treinta familias, se cagaron de miedo y empezaron a meditar como quitarle el mando a FECAL.

Desafortunadamente FECAL resulto ser un pendejo con iniciativa. Ese es el tipo mas peligroso. Mientras ustedes decidían como quitarlo FECAL siguió haciendo sus pendejadas. Dilapido el dinero del erario a lo pendejo: fiestas de Halloween, seminarios de sexualidad de los preescolares, santuarios cristeros, funciones de circo, un carajal de spots, etc., etc. Desoyó las advertencias que le hizo Di Constanzo y no tomó medidas contra la crisis que se venía. Es tan inútil que no puede encauzar el gasto a construir infraestructura para conservar los niveles de empleo. Finalmente, destruye el sector turístico para “salvar a la humanidad”.

Ustedes, las treinta familias deberían de haber quitado a ese pendejo en el 2007 en cuanto enseño el cobre. Desafortunadamente, no es sino hasta febrero del 2009 que usted anuncia que “el pobrecito señor etilente ya no gobierna”. Lograron, en efecto, quitarle el mando. Sin embargo, para cuando lo hicieron la república ya estaba destruida y su cadáver no les puede agradecer el que le hayan quitado el chahuistle. Lo siento, don Laurencio, la historia recordara que ustedes la cagaron imponiendo a ese pendejo en la silla.

Es obvio, don Laurencio, que ustedes necesitaban un pelele de reemplazo. Pero la caballada del PRIAN estaba demasiado flaca y rebuznaba. Entonces pensaron que no tenían otra alternativa sino la de llamar de regreso al Chupacabras. Y así fue como le otorgaron ustedes el mando. Seguramente ustedes se acordaban que ese imbécil ya había destruido, en el 94, la economía mexicana. Pero decidieron ignoran lo pendejo que es el Chupacabras confiados en que, como lo reveló De la Madrid, los Salinas tienen muchos contactos en los carteles. Pensaban ustedes que el Chupacabras podría pacificar la república llegando a un acuerdo con los narcos.

Don Laurencio: usted y las treinta familias cometieron un error. El Chupacabras no solo es un grandísimo pendejo sino que también es megalómano y ambicioso. Ustedes han repetido el error de Krupp, Thyssen, y el resto de los plutócratas alemanes que pensaban que iban a poder tener a Hitler de pelele. Es seguro que, igual que Hitler, el Chupacabras les prometió la luna y las estrellas. Pero igual que Hitler no lo fue, el Chupacabras no será su pelele, don Laurencio. El Chupacabras, igual que Hitler, es un orate y asesino. Ustedes han puesto en las patas de un perro rabioso los destinos de México. Una vez más, don Laurencio, la historia recordara que ustedes la volvieron a cagar quitando a un pendejo, FECAL, para imponer a otro pendejo, el Chupacabras.

La estrategia del Chupacabras es realmente estúpida y sin imaginación. Lo que el Chupacabras propone es que se les incrementen los impuestos a los contribuyentes cautivos. O sea, es la misma solución imbécil que se ha usado desde tiempos de De la Madrid. El problema es que el daño que le hizo FECAL a la economía mexicana es tal que esa estrategia ya no servirá. Aparte del petróleo, la mayor parte de la recaudación fiscal proviene de los contribuyentes cautivos. Pero la torpeza de FECAL ha destruido por lo menos un millón de empleos formales, los que generan impuestos. Los empleos que quedan pagan una miseria. Ya casi no hay contribuyentes cautivos, don Laurencio.

El gobierno federal, bajo los PRIANistas se ha convertido en un tumor canceroso que no deja que se alimenten otras partes vitales del cuerpo (salud, educación, el campo, etc.). La propuesta económica del Chupacabras insiste en mantener un gobierno panzón, tumoresco, obsceno, y estúpido. El Chupacabras no tiene ninguna otra concepción del estado más que como un conjunto de huesos que él puede repartir a sus incondicionales. La única manera de sacar al buey de la barranca será si se recortan en serio los gastos del gobierno. Eso es lo que ha propuesto AMLO y usted, don Laurencio, sabe que él está en lo correcto.

Por otra parte, la cercanía de los Salinas, según lo afirma De la Madrid, con los narcos tampoco ha llevado a un acuerdo que pacifique la república. Don Laurencio, los carteles saben que tienen al gobierno contra la pared. Ellos no tienen ningún incentivo para sentarse a negociar con el gobierno. La violencia sigue. A cada rato amanece una decena de descabezados. El Chupacabras ha fracasado en pacificar la república, don Laurencio.

Pero la estrategia del Chupacabras es un albur. Asume que puede aguantar de aquí al 2012 sangrando a los contribuyentes cautivos. Pero estos ya no son un recurso. Asume que para entonces la economía gringa se habrá reactivado y podrá sacar a la mexicana del hoyo. Pero la recuperación gringa no es seguro y tampoco puede no ser lo suficientemente vigorosa para lograr sacar adelante a la economía mexicana. El Chupacabras ha querido rectificar su estrategia. A falta de los contribuyentes cautivos piensa extender el IVA a alimentos y medicinas (el famoso 2%).

Pero no olvide don Laurencio que los AMLOistas andan por todo el país haciéndole saber a la gente que ustedes, las treinta familias, no pagan ni puta madre de impuestos. Es más, AMLO ya sacó a la luz el acuerdo que ustedes pactaron en el 82 para no pagar impuestos. Créame, don Laurencio, a pesar del cerco informativo la información de los AMLOistas está circulando. La gente se está dando cuenta que les van a querer ver la cara de pendejos cobrándoles mas impuestos mientras que a ustedes no los van a tocar. El descontento crece. Una encuesta de la BBC demostró que aun entre la clase media, generalmente agachona, el 88% de la población está profundamente insatisfecha con la manera en que FECAL y el Chupacabras han manejado la crisis.

Estoy seguro, don Laurencio, que el Chupacabras puede usar a sus gatos en el congreso para hacer que se apruebe el IVA disfrazado. Y, como todo loco, lo va a intentar pues no puede soportar que se le contradiga. Pero mientras no reduzcan el tamaño del gobierno y dejen de gastar a lo pendejo las medidas del Chupacabras no van a funcionar. No hay dinero que les alcance, don Laurencio. Lo que si es muy probable es que el país se le salga de las manos al gobierno. Y es que la gente ya está tan jodida y encabronada que ya no vacilara en usar la violencia: no tendrían ya nada que perder. Cómo usted ve, don Laurencio, el Chupacabras va a acabar de joder a México, igual que ya lo hizo en el 94. Pero la diferencia es que hoy los gringos no nos van a poder echar la mano.

Yo, el chamuco, un ser totalmente amoral, le recomiendo lo siguiente, don Laurencio. Tómelo o déjelo, ahí usted decidirá. Primero, deshágase del Chupacabras. Probablemente el “trabajito” saldrá caro, don Laurencio, pero más caro será que siga detentando el mando. No le daré mas detalles. Al buen entendedor, pocas palabras, don Laurencio.

Segundo, si logran deshacerse del Chupacabras, don Laurencio, le sugiero que cancelen su estrategia de subir impuestos y recabar IVA en alimentos y medicinas. Esto será interpretado como una derrota política y será el momento propicio para que las treinta familias “renuncien” a FECAL. (Aludan razones de salud, por ejemplo, cirrosis hepática.) Encárguele a los PRIANistas que organicen comicios para elegir un gobierno de transición. ¡Pero no elija a un PRIista o a un PANista, don Laurencio! Bien puede poner en la silla a un Chucho, San Judas Cuauhtemoc, Nalgarrete, o hasta Guanito. Sera absolutamente necesario que este gobierno sublime el arte del gatopardismo, haciendo como que hace muchos cambios pero en realidad no cambiando nada. Tal vez así se lograra controlar el descontento popular, don Laurencio, y chance el sistema llegara hasta el 2012 y quien quita y los gringos entonces si nos puedan entonces echar la mano.

No soy tan necio de pensar que usted y las treinta familias tomaran la decisión lógica y se asegurarían de que AMLO redujera el estado y los gastos. Ustedes son demasiado egoístas y no están dispuestos a pagar ni un miserable peso aun si a la república se la carga el payaso. Lástima, porque le puedo asegurar que a la larga no solamente los mexicanos sino hasta ustedes, las treinta familias, saldrían ganando si AMLO tomara las riendas.

Como usted puede ver, don Laurencio, mis sugerencias son lógicas desde la óptica de un ángel caído amoral e hijoeputa como es su servidor. De no eliminar al Chupacabras le garantizo que habrá un estallido social. Creo que la única solución que su soberbia y egoísmo aceptaría, don Laurencio, es poner a un Chucho a gobernar. Y le sugiero que, en el caso de no poder llevar a cabo esta estrategia, que vaya usted reservando su vuelo a Madrid porque las cosas se van a poner de la chingada.
Arturo Chávez Chávez pasa primera aduana en el Senado


Pablo Gómez, Senador
encajonó a chávez, Chávez
-nombrado Procurador-
y le hizo preguntas claves.

Dn. Pablo lo hizo sufrir
con preguntas muy concretas,
y a la hora de definir
falló todas las respuestas.

No respondió al cuestionario
recurrió a las evasivas,
otro sujeto ordinario
con frases repetitivas.

No esperamos ningún cambio
positivo y sustancial,
más bien todo lo contrario
todo seguirá muy mal.

Y tampoco hay que olvidar
que este chango es un vasallo,
pa acabarla de fregar
de fernández de cevallos.