Sunday, March 21, 2010

PARALELISMOS





Desde aquella noche en que fue asestado el golpe rastrero a Luz y Fuerza del Centro, todos los acontecimientos posteriores siempre me llevan a ver lo mismo: un camino paralelo entre el Obradorismo y el SMEíta y los acoplo en esta ocasión para tomar a uno y al otro de la mano (por decirlo así) en virtud de que, digan lo que digan, ambas luchas son puntales de lanza:

* El fraude electoral y la liquidación del SME demostraron que las leyes valen para puritita y que todas las instituciones están coptadas a favor de ciertos sectores privilegiados.

* Andrés Manuel logró sacar a cientos de miles de personas a las calles para protestar por el fraude electoral. Hasta ese entonces, solo el desafuero igualaba la cantidad de gente que había salido a defender una causa. El SME repitió la hazaña el 15 de octubre de 2009. Si FeCal y SeGob, además de Lozano, pensaban que la liquidación de los compañeros iba a ser una aceptación sumisa y resignada, pues erraron. Después de la mega-marcha de esa tarde de octubre, recularon en lo que tenían planeado por origen.

* Algo que ha marcado al Obradorismo desde siempre ha sido la guerra sucia orquestada a través de los medios de comunicación. Desde AMLO hasta quienes comulgamos con su proyecto alternativo de nación hemos sido llamado de todo: peligrosos, rijosos, violentos, renegados, nacos, borregos... El SME está igualmente marcado: los SMEítas son, antes que nada, privilegiados y corruptos. En ambos casos, pareciera que entonces se puede entender desde el fraude hasta la liquidación si unos son "rijosos" y otros son "privilegiados", ¿pero se justifica?, ¿y en una democracia?

* El bombardeo psicológico ha sido terrible: en la época de los plantones, fue muy común ver un spot en donde se exigía que no se rompiera con el orden institucional y que por ello había que levantar el plantón, pues "México había votado en paz". Con el SME la cargada de mensajes de "liquídate, ya no hay de otra, todo terminó" es igualmente constante, es igualmente rastrera. Ambas situaciones asquean.

* ¿Qué tal la reacción de la gente, sobre todo la más influenciable?: desde aplaudir el fraude electoral "con tal de que no llegara un loco y naco a la presidencia", hasta "qué bueno que liquidaron a los del SME, pinches huevones que nomás estiran la mano"? Todo ello nos habla de la poca conciencia de clase, carencia total de humanismo y comentarios en donde la solidaridad brilla por su ausencia. Todo esto producto de la mediatización individualista-capitalista a la que estamos sometidos mañana, tarde y noche.

* Esos rostros llenos de incertidumbre que vi el pasado 10 de dic. del 2009 fuera del Palacio de Justicia de San Lázaro mientras tantos y tantos SMEítas esperaban el dictamen de una jueza que finalmente se vendió y/o claudicó, me remitieron de inmediato al 10 de septiembre de 2006, en donde rostros llenos de esa misma incertidumbre pasaron al dolor, el enojo, la frustración y las lágrimas cuando el TRIFE oficializó el fraude electoral. Cuando estás en ese ojo de huracán, cuando te ves rodeada de un sector de la sociedad, cualquiera que este sea, vejado, humillado y pisoteado y en donde pareciera por un instante que todo de verdad terminó, es una de las causas y motivos que no me permiten tirar la toalla.

Y es curioso, pero entre la marcha de ayer promovida por el SME (por la paz y el trabajo) y la asamblea de hoy con AMLO, ambas llevadas a cabo en el Hemiciclo a Juárez, volví a encontrar paralelismos, tanto en las palabras pronunciadas por Martín Esparza, tanto en las palabras pronunciadas por Andrés Manuel.

Pensemos un momento: es entendible y obvio como los medios callan de manera abrumadora, ya sea mítines y marchas SMEítas, ya sea un discurso completo de Andrés Manuel. Los SMEítas, por principio de cuentas, siguen informando, siguen brigadeando, simplemente no se están ya quietos esos jijos de su tal por cual. A AMLO no dejan de llamarlo "muerto político", no dejan de insistir en que la izquierda fue echada a perder por ese mismo peligro para México y en últimos tiempos no se deja de insistir en que toda la política es un asco, todos los políticos son iguales (para meter a AMLO en ese mismo saco) y que, por supuesto, el movimiento Obradorista está errando la estrategia. Em virtud de esto los mensajes Esparza-AMLO fueron claros: no nos dejemos influenciar por el bombardeo de los medios, no nos dejemos manipular psicológicamente, no nos desencantemos y no perdamos la esperanza. Y así como Esparza contó una anécdota en donde le sugirió a un angustiado SMEíta que dejara de leer Reforma porque éste anunciaba una próxima orden de arresto en contra del lider electricista, así AMLO hoy nos lo recalcó con otras palabras: 'No perdamos tiempo en estar viendo lo que hace la clase política, ni que la mafia nos quiera imponer por anticipado a Peña Nieto con el respaldo de Salinas y la campaña mediática de televisa'.

Entiendo, pues, que los eventos del día de ayer y del día de hoy tuvieron como meta primordial dirigirse a quienes se andan desencantando, deprimiendo y amargando la existencia, así que aquí quiero reiterar textualmente las palabras finales de AMLO hoy en el Hemiciclo a Juárez: 'Y pensemos que la obra de transformación que estamos iniciando, si no podemos concluirla nosotros, ya vendrán las nuevas generaciones a consumarla' y este pequeño párrafo encierra diversas lecturas: que AMLO deja muy en claro que para él, ni la violencia, ni las armas, son el camino; nos está recordando lo que desde un principio nos dijo: 'Lo que estamos planteando ahora puede ser un sueño, puede que no tenga fruto, que fracasemos...' (4 de sept. de 2006, Zócalo Capitalino), así que no podemos decir que advertidos no quedamos desde hace mucho tiempo. Entendámoslo: esto es largo, es tedioso, es cansado, es doloroso, es agotador y es lento, muy lento... y quizá, solo quizá, no sea tan lento. Yo entiendo que esos bombardeos mediáticos e incluso el desencanto de muchos de mis similares obedece a algo: subestimar lo que puede lograr la sociedad en conjunto y lo que puede ser capaz de lograr la presión social.

Entendamos que estamos en un proceso, que formamos parte de él y que además, de alguna manera, estamos "pagando" años y años, décadas quizá, de haber sido una sociedad permisiva hasta de que nuestros representantes tomaran todas las decisiones sin consultarnos siquiera... pero también porque nosotros antaño no nos preocupamos siquiera por preguntarles qué estaban haciendo, qué decisiones estaban tomando y porqué o en base a qué.

Así pues, éste es el único camino viable que yo tengo. Puede haber otro, claro: el más violento, quizá rápido, eso sí, ¿pero a qué costos sociales, económicos y políticos?, ¿y con qué estrategia?, ¿con qué armas? y sobre todo, mi gran pregunta existencial: ¿en dónde está ese estratega militar que, así como está AMLO como ese lider pacifista de izquierda por excelencia, va a jalar a grandes cantidades de voluntades como para armar un movimiento que no sea extinguible en corto por la fuerzas armadas al servicio del pelele gracias a más del 115% de aumentos salariales en tres años solamente?; o aún mejor: ¿en dónde está el valiente que va a dar ese importante paso?

También existe otra opción: tirar la toalla. Rápido, cómodo, fácil, sencillo y en este punto me gustaría comentar a todo aquél que en estos momentos no encuentra el camino (o eso pareciera): ojalá todos esos desencantados y/o decepcionados del camino y la estrategia pudieran ponerse un minuto siquiera en los zapatos de alguien como AMLO. No olvidemos que nosotros, todos y cada uno de nosotros, tenemos una enorme libertad: el de decidir si seguimos en la lucha o simplemente ya no hacerlo. AMLO no tiene esa opción, así que solo él sabe la enorme carga que tiene sobre su espalda, no solo porque sea lider social que jale masas (eso sí: mucha de esa masa plenamente conciente de porqué está con él), sino porque ya asumió una responsabilidad histórica, algo de lo que está plenamente conciente, de eso no me queda duda alguna.


*****

Imágenes de la Marcha por la Paz y el Empleo (una respuesta pacífica a los actos represivos acontecidos durante a semana de la Huelga Nacional):













*****

Imágenes de la asamblea informativa con AMLO (una dosis de realidad para los que andan trastabillando):

AMLO fue elegante al decirlo: 'Los partidos de izquierda pueden hacer alianzas, pero el movimiento no apoyará a ningún candidato que tenga alianza con algún partido de derecha'. La manta fue más concisa...



***







Estimado y respetado por gran parte del pueblo, las buenas lenguas, esas, las que claman por los buenos modales y las posturas políticamente correctas mientras nos ensartan impuestos y quién sabe qué otros tantos acuerdos en lo oscurito, lo llaman 'porro'...



***



Pedro Miguel, escritor de La Jornada, leyendo una excelente y muy emotiva misiva dirigida al C. Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Lic. Benito Juárez García, mientras a su muy peculiar estilo narrativo, le cuenta a dicho presidente lo que estamos haciendo sin omitir tantos y tantos paralelismos entre él y ese "peligro"...



***




*****

* El colofón: Una vez más, el petróleo vuelve a ser tema de asamblea y en el discurso inicial nos han dicho que estemos alertas, pues hay contratos secretos en puerta. No dudemos una posible reagrupación para su eventual defensa ciudadana. Mantengámonos informados.

No comments: