Sunday, November 28, 2010

MANIFESTACIÓN EN LA EMBAJADA NORTEAMERICANA

Era algo esperado: por ser una primer convocatoria, no se esperaba mucha capacidad de respuesta, sin embargo, ello no omite que tengamos que reiterarlo: el apoyo (salvo la distancia u ocupaciones no postergables) también se da en presencia y en las calles... y esto no es la primera vez que sucede, pues incluso yo misma he lanzado diversas críticas, desde a camaradas de medios alternativos, así como al ENOOOORME movimiento del cual formo parte y ¡oh, cosas!, pues de repente también brillamos por nuestra ausencia y justo cuando hacemos falta y es que sí: no es que seamos indispensables, pues de hecho nadie lo somos, pero dadas las circunstancias apremiantes, pareciera que la presencia de todos y cada uno de nosotros se hace apremiante e irrempazable.

Aunado a lo anterior, vale decir que, como siempre, se tiene que lidiar con la apatía de muchos mexicanos: esos que pasan y miran a quien denuncia como si fuera un ente extraño; esos que pasan y miran como si estuviera loco a aquel que se atreve a levantar la voz; esos que pasan y encima tienen el cinismo (no cabe duda de que la ignorancia es atrevida) de gritar '¡ya cállense!' y es aquí donde se termina por comprender que más allá del tremendo lastre que es cargar con un estado nefasto y sus instituciones inútiles, encima tenemos que cargar con el lastre de la indiferencia y el valemadrismo del mexicano... ese: al que también lo joden con impuestos, con aumento al precio de la gasolina, o con un fusil apuntándole...

¿Qué experiencia me queda de este día?: algo muy interesante, pues una mujer de origen italiano que radica en México desde hace ya varios años se acercó a preguntarme de qué se trataba la manifestación y de qué se trataban las mantas. Se lo explique y fue ella misma, esa mujer extranjera, quien señaló la diferencia: me señaló a los ciclistas que pasaban como si nada ante la notoria escasa presencia en esta manifestación mientras me explicó que la tarde anterior hubo un espectáculo en el Angel de la Independencia (el famoso 'pan y circo') que tuvo un lleno casi total en las calles. Su deseo de que este tipo de manifestaciones fructifique en una respuesta social más abundante, me queda como aliciente.

Esto debe decirnos mucho, ¿no es cierto?

Las imágenes de la tarde:



Nos acompañó el camarada Miguel Valdés quien aprovechaba para explicar el motivo de esta manifestación a quien se detuviera a leer su cartulina...




Y todo aquel ciudadano que quisiera expresar motivos y razones a porqué no debemos permitir intromisiones en nuestra propia casa, tuvo el uso de la palabra: Julia Klug (quien perdió a su hijo en un accidente aéreo bajo condiciones sospechosas), Alvaro Albarrán, medio alternativo y perteneciente al Gobierno Legítimo de México; compañeros del Comité Estudiantil del '68; Mario Sinaí, universitario y perteneciente a la Asamblea Estudiantil; Alfredo ViMa, universitario también y perteneciente a corriente Marxista... en fin: aquí la cuestión no es en contra de nosotros mismos, pues el enemigo no somos nosotros, la amenaza más grande viene desde otra vertiente...








Al centro de la siguiente imagen, una niña de 11 años que tuvo la inquietud de acercarse y de dejarse entrevistar para compartir la de mentiras que les fomentan en la escuela para seguir manteniendo un mundo de percepción engañosa en el colectivo ('Calderón es el mejor presidente que ha tenido México', 'el gobierno es muy bueno porque nos regala útiles' [cuando todo sale de los impuestos que pagamos], en fin). Entre toda la escoria mental que abunda en la mayor parte de los mexicanos, da gusto encontrar a una pequeña, no importa si solo es una, despierta y conciente. 'Garbanzos de a libra', que se dice, pero aquí está la prueba: los hay, existen, y también por esto vale la pena seguir intentándolo...



*****

* El colofón: Esta fue la vista general que pudimos tener de la gente que pasaba. Esperemos que el día de mañana puedan seguir gozando de estas libertades y momentos de esparcimiento y que seamos nosotros los que quedemos como "alarmistas". Esperemos...



No comments: