Tuesday, February 02, 2010

¿POR QUÉ LA IMPORTANCIA DE UN ESTADO LAICO?

Sin más, he aquí el primordial porqué: porque la iglesia siempre ha tenido la "bendita" costumbre de meter sus sacrosantas manecitas en donde no le compete, de tal manera que afecta muchas vertientes de la vida del ser humano: desde el educativo hasta la sexualidad. En este último factor, supongo que si por la iglesia fuera, gustosa hoy en día todavía mandaría a sus sacerdotes a verificar que la mujer próxima a matrimoniarse -por el sacrosanto sacramento, obviamente- fuera virgen (¡virgen!, ¿¿qué es eso??).

Uno de los ámbitos que principalmente preocupa es el educativo. Sonará ridículo, pero todavía en la actualidad algunas ramas de la ciencia se encuentran señaladas por el clero católico con ceño fruncido. Pareciera que lecciones históricas como las de Galileo o Darwin de nada le sirven, pues da la impresión de que quisiera seguir actuando bajo la misma línea censuradora y para colmo, mucha gente común y corriente -poco informada, por supuesto- se va con esa idea absurda que defiende la iglesia, de tal manera que al pretender defender esa misma postura, cometen barbaridades como la de confundir al Marxismo con una religión y, por ende, de acuerdo a su visión, éste también debe dejar de ser enseñado en las aulas (¿miedo a las ideas de izquierda y al socialismo?).

La educación, muchos lo sabemos, es el pilar que sostiene a una sociedad no solo ilustrada, sino crítica. No extraña entonces porque en el México del siglo XXI vemos imágenes de mujeres quemando libros de ciencias biológicas. ¿Casualidad que éstas damas sean, además de católicas, PANistas? No, no es casualidad en absoluto, menos tratándose de un partido de usanza ultraconservadora.

Además de la educación, el que nuestro estado se mantenga laico permite que los derechos humanos sean amplios para todos los sectores, desde mayoritarios hasta minoritarios. Respecto a esto, es claro que temas como el aborto y los matrimonios entre personas del mismo sexo, al ser legalizados, permiten que esos derechos alcancen a grupos y sectores de la sociedad que de alguna manera siempre han sido vejados y/o discriminados. Un estado que dejara de ser laico no permitiría que las mínimas garantías individuales para dichos sectores fueran respetadas. Históricamente, la iglesia no se ha distinguido por ser un ejemplo de respeto o protección hacia este tipo de sectores, ¿no en la época colonial justificaban sus actos de maltrato a los indígenas con la burda idea de que no tenían alma? (y como si tener alma nos distinguiera por nuestros actos de infinita bondad, humildad, respeto y solidaridad para con el prójimo).

Vale decir que la iglesia, cuando se le marca un 'hasta aquí', suele reaccionar con excesivo victimismo, de tal manera que el estado resulta ser el maldito que la ataca. Nada más alejado de la realidad. El establecer pautas que delimiten los ámbitos de influencia del estado y de la iglesia no es ser el malo de la película, simple y llanamente se aplica el coloquial dicho de cada chango a su mecate. La iglesia está para enseñar a dios para todo aquél que quiera saber del tema, no más; el estado existe para garantizar que los derechos y las leyes que se establecen sean respetados; así mismo, la iglesia está para enseñar el catecismo y a rezar (reitero: a quien quiera hacerlo), las aulas están para la enseñanza de la educación científica. ¿Es tan difícil comprender esto?

*****

* El colofón: Del PAN se sabe que está ligado al Yunque, al conservadurismo y esos stuffs, ¿pero y el PRI?: pues parece que no se queda atrás. Últimamente se está posicionando al lado del clero católico. El que en varios estados del país gobernados por este partido se haya dado marcha atrás a la legalización del aborto dan fe de ello. Además, mucho nos indica que Peña Nieto, metrosexual próximo a contender la presidencia del 2012, tiene nexos con eso llamado Opus Dei.

9 años de mal-gobierno PANIsta también nos están dejando en claro lo nefasto que puede ser doblegarse a los santos designios del Vaticano. ¿Qué podemos esperar si, además del nada benéfico regreso del dinosaurio al poder, éste también tiene nexos con una secta ultra-católica? Ahí tenemos, como muestra y nada más como muestra, todo lo que ha pasado con los Legionarios de Cristo y su fundador.

Don Benito Juárez no andaba tan errado