Thursday, May 27, 2010

HUELGA DE HAMBRE DEL SME: DÍA 33


El Zócalo se encuentra ya pletórico de carpas con la presencia de diversas agrupaciones sociales y sindicales. Su presencia es claro indicativo de cómo el pseudo-gobierno está perdiendo el control y como ha perdido, desde hace mucho tiempo, la sensibilidad para gobernar por y para la sociedad, pues cada una de esas agrupaciones demandan la justicia que desde hace tiempo es algo pendiente en nuestro país.

La tarde de hoy fue inusualmente tranquila en la plancha central. Hoy no salió ni uno solo de los huelguistas rumbo al hospital, sino todo lo contrario: en una ambulancia regresaron tres de los seis que el día de ayer salieron y lo hicieron caminando por su propio pie para reintegrarse con los demás huelguistas.

La historia no fue la misma en Cuernavaca, lugar en donde la PFP hizo acto de presencia y como los perros entrenados para obedecer que son, hicieron gala del uso de la fuerza para desalojar a los SMEítas que desde el año pasado resguardaban las instalaciones.

Hasta donde tengo conocimiento, también trabajadores de la CFE acompañaban a los pefepos para llvar a cabo el atropello. No me extraña que del ejército y la PFP sucedan este tipo de actos, pues desde hace tiempo nos han demostrado que no están para protegernos y resguardarnos, sino más bien para agredirnos e incluso han asesinado a civiles so pretexto de muchas cosas, pero sí hago mención de lo increíble que me resulta saber que de la misma CFE se presten para este tipo de agresiones. Mientras como mexicanos nos sigamos poniendo el pie para obstaculizar a otros y mientras entre mexicanos permitamos que el mismo pseudo-gobierno nos confronte de esta manera, poco será lo que lograremos. Mientras no entendamos que ningún mexicano común y corriente va a salir ganando absolutamente nada y que al prestarse al ser instrumento de traición y represión a sus mismos conciudadanos solo servirán para que allá arriba sigan enriqueciéndose a costa de todo un pueblo, entonces nada avanzaremos.

Las imágenes de esta tarde en el Zócalo Capitalino:






En un rincón de la plaza, un pequeño evento en pro de los desaparecidos...





Un aspecto de la que ya se llama La Carpa de la Esperanza, pequeño rincón frente a la entrada principal del campamento SMEíta de la huelga de hambre a donde puedo llegar con toda la confianza, pues he ahí mi alma mater. La Casa del Mov. de Benito Juárez ha hecho de esta carpa su lugar de trabajo y los deudores de la banca están siendo atendidos por su coordinadora, Xasni Pliego y aquí, de hecho, nos concentramos todos los que pertenecemos al Gobierno Legítimo de México y aún con esto, todo ciudadano comprometido o necesitado de asesoría es bienvenido...







Y ya es común ver a un lado de esta carpa a las mujeres familiares de los huelguistas charlando y dándose un pequeño respiro. No cabe duda y no deja de resultarme irónico, pero no por ello lamentable, como es que en el dolor y en los golpes rastreros nos acercamos y nos hermanamos...




* El colofón: Mañana a acompañar, desde el Zócalo hasta Los Pinos, a los SMEítas una vez más después de la terrible represión que vivieron en Cuernavaca.