Thursday, July 08, 2010

AMLO Y EL 2012

Creo que está será la nota mil-chorromil respecto al tema. ¿Que era de esperarse?: sí, pero hasta yo me sorprendí del posicionamiento que ya está tomando Andrés Manuel rumbo al 2012, quizá porque a mi ver fue algo prematuro para poner "sobre aviso" a la oligarquía, pero igual por eso también entrecomillo ese sobre aviso, pues el destape de este lider era más que obvio justo después de que han pasado las elecciones del pasado 4 de julio. Ahora ya nada más falta ver cómo comienzan a moverse los oligarcas para empezar a planear sus jugadas y movidas para iniciar esta dura etapa que tarde o temprano muchos Obradoristas sabríamos que llegaría.

'Tenemos una cita con la historia en el 2012'. Esta frase ya la había dicho AMLO desde hace tiempo, si mal no recuerdo, poco después del triunfo en Ixtapalapa, solo que ahora la frase pasa a cristalizarse en realidad, en hechos.

¿Se puede hacer una recapitulación de lo que hemos vivido desde ese 2 de julio del 2006? Se puede, claro que se puede: desde la guerra sucia de los spots, pasando por la cínica aceptación de FeCal en televisión de que sí, que él había avalado y permitido que se permitieran esos spots financiados por su partido (en parte) y por empresarios (la otra parte) hoy bien ubicados como afiliados del Salinato, el mero día de las elecciones; esas aciagas sensaciones que empezaban a emanar en nosotros de que algo no andaba bien, cuando por la tarde noche empezaron a fluir en el antaño excelente referente Blog del Sendero del Peje fotografías ciudadanas mostrando la incongruencia de las mantas con resultados fuera de las casillas que nada tenían que ver con lo que arrojaba el vendido IFE con su mentado PREP; las enormes asambleas posteriores al día de la elección con ese memorable '¿nos vamos o nos quedamos?' del día 31 de julio, mismo que a todos nos dejó sorprendidos mirándonos unos a otros preguntándonos exactamente a qué se refería Andrés Manuel (todavía no entendíamos que era un hombre de decisiones radicales, pero necesarias); la época de los campamentos en Reforma que incluyen todas las experiencias alimentadoras que nos comenzaron a hermanar, pasando por las anécdotas que poco se conocen, como la de los campistas que fueron despertados en la madrugada por los balazos disparados al aire por unos juniors, o la lamentable -pero afortunadamente más conocida- exhibición en internet (una vez más, gracias al Blog del Sendero del Peje) de mexicanos de poca monta "invitando" a envenenar los alimentos de los campamentos en Reforma desde páginas en donde reflejaban su odio hasta en el nombre de sus espacios (Pejendejo.net), o las diversas muestras culturales en cada campamento como lectura, ajedrez y transmisión de documentales político-sociales, incluyendo como una madrugada manos "misteriosas" rasgaron muchas mantas con expresiones de diversos intelectuales pidiendo el recuento bajo la ya conocida consigna 'votoxvoto, casillaxcasilla'. Fue ahí, en esos campamentos, donde personalmente puedo decir que comencé a tomar registro fotográfico sin pensar siquiera que una acción meramente espontánea iba a tomar otro camino.

Y nos han llamado de todo: rijosos, renegados, radicales, borregos, pejendejos; y dijeron (nunca lo comprobaron) que nos pagaban $200.00 por estar en esos campamentos, porque... ¿quién puede pensar o imaginarse que un hombre sea capaz de despertar mentes de manera conciente y pensante si no es a cambio de algo, dinero, por ejemplo?, ¿quién entrega su tiempo solo porque sí, o solo por conciencia social hacia otros?, ¿quién puede ser tan estúpido como para solidarse por otros cuando se vive en un mundo y en un México en donde las condiciones y las circunstancias apenas dan para ver por uno mismo y los suyos? Estábamos locos, en el peor de los casos: pendejos... o también éramos muertos de hambre: ¿cuántas veces no me dieron mi torta y mi boing por ir a una asamblea de Andrés Manuel, como todo buen acarreado?, ¿y cuántos no lloramos y sentimos un montón de sensaciones dolorosas esa tarde en que el TRIFE avaló el fraude?

Y después de recapitular y rememorar algunas cosas de las muchas que quizá estoy olvidando: ¿y qué es de México hoy en día?, ¿qué ha hecho el FeCalato de nuestro país?, ¿cuántos mexicanos inocentes han muerto?, ¿qué logros o avances palpables se han obtenido?, ¿en dónde hemos crecido de manera positiva... si es que alguien puede decir que hemos crecido?, ¿se ha mejorado la calidad de vida de las mayorías?, ¿existe de verdad la justicia social, el estado de derecho y la democracia?, ¿nuestras insituciones son confiables?, ¿podemos confiar en nuestros representantes?, ¿o en los partidos? Creo que la mayoría tenemos las respuestas.

Y a futuro, ¿qué nos espera? Quisiera dar una respuesta concreta, pero no la tengo. Me consta que en este caminar las situaciones van marcando el camino y lo van moviendo, a veces hacia un lado, a veces hacia el otro; afortunadamente es AMLO el que muchas veces fuerza el camino, pero como estratega, el camino elegido y que modifica a veces de manera ruda, difícilmente le falla. Hablar de aquellos de quienes se rodea es otro mundo: al día de hoy, afortunadamente, la manera en como se ha ido moviendo el camino en base a las circunstancias también ha ido depurando al movimiento, aunque todavía falta mucho en ese sentido. Hoy en día, hasta nosotros como ciudadanos que formamos parte de este movimiento social podemos señalar a los posibles traidores que todavía se cuelgan del liderazgo de Andrés Manuel; muchos otros traidores mejor ya se han retirado y hacen bien: mucho ayuda el que no estorba. Muchos de nosotros como base ciudadana de este movimiento hemos recorrido un camino de enorme aprendizaje en base a las vivencias, ya sea con los hoy bien ubicados como camaradas de lucha confiables, o ya sea también con otros ciudadanos mexicanos que viven su propia batalla y con los que nos hemos integrado de manera solidaria y desarrollando otro tipo de camaradería que de otra forma no se hubiera dado nunca.

El fraude electoral del 2006 fue doloroso, tremendamente doloroso. Recordarlo todavía indigna y lastima, pero era necesario. No hubiéramos aprendido, ni hubiéramos despertado realmente; no se hubiera dado ese lento, pero necesario proceso de concientización y politización que se necesita tener desde la ciudadanía como tal para generar ese cambio y es que los cambios no se dan de la noche a la mañana. ¿Y que hoy en día exista tanta injusticia social cometida a tantos y tantos sectores serán factor de unificación? Quién sabe, dada mi experiencia, puedo decir con toda seguridad que todavía hay mexicanos que a pesar de las cachetizas que nos han acomodado, siguen encontrando 'peros'; ¿y que todavía nos falta?: sí y bastante. Hablar de 500 años de opresión, más de 70 años de dicatura PRIísta no son cualquier cosa; hablar de las décadas en que la televisión realmente conformó la mentalidad de genraciones y generaciones también tiene su peso. Sacudirnos esos lastres no es tarea fácil, re-educarnos como sociedad nunca dejará de ser reto, pero creo que las primeras semillas se han sembrado después de ese 2 de julio del 2006.

Quizá y esta nota me salga muy apresurada, pues apenas comenzarán ya las verdaderas definiciones. Por lo pronto, algunos "izquierdistas" ya brincaron con el reciente pronunciamiento de Andrés Manuel, ya nada más falta que diga algo la derecha, la cual, seguramente, ya se está agazapada preparando terreno. Ya viene nuestra prueba de fuego como movimiento social.

*****

* El colofón: El norte del país no solo ha sido azotado por el narcotráfico y el crimen organizado, ahora también le está lloviendo sobre mojado con lluvias, tormentas y huracanes. Las imágenes que he visto dan muestra de que hasta en el norte falla la infraestructura del sistema que nos mal-gobierna, pero también se me ocurre preguntar: ¿dónde quedaron esos que suelen decir que el norte es lo más próspero, desarrollado y con bonanza? Yo los veo tan inundados, abandonados y declarados como zona de desastre como Tabasco lo estuvo alguna vez.