Saturday, July 10, 2010

CASA CIUDADANA EN RESISTENCIA. LAS BRIGADAS DE SALUD.

Bajo la histórica frase que ha recobrado vigencia gracias a AMLO -'Solo el pueblo puede salvar al pueblo'-, algunos ciudadanos la han seguido a pie juntillas en beneficio, por supuesto, de otros mexicanos tan o más necesitados que nosotros.

La Casa Ciudadana en Resistencia, emanada del Colectivo 2 de Julio, el día de hoy se dio cita en una unidad habitacional de vivienda popular para realizar una brigada de salud como las han venido realizando en diversos puntos de nuestra ciudad capital.

Este tipo de experiencias, al presenciarlas tan solo un par de horas, dan muestra de que todavía existe mucha necesidad y todavía existen las carencias y que además, muchas veces basta que demos un par de horas de nuestro tiempo para poder ayudar a otros. Acciones de salud tan aparentemente sencillas como tomar peso y medidas, medir la presión y glucosa pueden ser hasta una manera de prevenir males mayores.

No es tan difícil: basta contar con el instrumental necesario para llevar a cabo éstas tareas... o igual y sí tiene su grado de dificultad. Esta Casa Ciudadana en Resistencia ha logrado hacerse de su instrumental médico, medicamentos y hasta de su carpa y de su tablón gracias a la cooperación voluntaria que pueden recolectar.

Siendo este tipo de agrupaciones ciudadanas emanadas y representativas del Movimiento que encabeza Andrés Manuel López Obrador, vale recordar que así como AMLO se sostiene y realiza giras de trabajo y de concientización de lo que nosotros le aportamos, somos muchos los ciudadanos libres que seguimos su ideología los que hacemos lo nuestro a manera de voluntariado, sin recibir un solo peso como pago. La Casa Ciudadana en Resistencia no es la excepción, así que en esta nota va un reconocimiento a nuestros compañeros Lorena, Belem, Ricardo y Jorge (los últimos dos del Colectivo Ceiba, quienes se sumaron para apoyar en este día) porque antes que nada, la salud es una prioridad para todos por igual. Sin salud no hay prácticamente nada y no olvidemos que la salud es también un derecho, no un privilegio, pero por eso se hacen este tipo de brigadas: porque al ayudar de buena voluntad también generamos conciencia político-ciudadana ¿y por qué no hacerlo?: a la larga, todos saldremos beneficiados.

Las imágenes de esta fresca, nublada y húmeda mañana:

Para empezar, el montaje de la manta a la entrada de la unidad habitacional para anunciarse e invitar...




Estuvimos en una colonia popular en donde muchos hombres realizan trabajos rudos de carga y descarga de mercancía pesada...



Esta mano a la que se le está haciendo la toma de muestra de sangre para medición de la glucosa, es una mano de trabajo, llena de tierra, llena de mugre. Costaba trabajo encontrar alguna yema del dedo no curtida por el rudo trabajo para poder realizar el instantáneo piquete para tomar la muestra. Este obrero, ¿cuánto ganará?, ¿un salario mínimo?, ¿quizá ni siquiera eso? Estas manos son el ejemplo de las muchas manos necesitadas de nuestro México...



Los compañeros dándole a la labor: pesando, midiendo, tomando presión, tomando datos de los pacientes, midiendo la glucosa...








Atendiendo con toda la diligencia y la paciencia a un anciano que sufrió un derrame cerebral con cuatro infartos. Aquí escucha atento la explicación de cómo elaborarle una férula y cómo realizar ejercicios para poder recuperar la movilidad de su mano...




*****

* El colofón: No nos olvidamos de los compañeros del SME. Las actividades del día de hoy, además de ayudar a nuestros compatriotas, nos están sirviendo como un intento de conjunción de esfuerzos diversos, pues en breve lanzamos la convocatoria porque sí: nos vamos a Necaxa. Allá hay compañeros SMEítas que nos necesitan, así que estén muy atentos compañeros, porque llevaremos acopio y realizaremos actividades diversas en un intento de revivir la enriquecedora experiencia que tuvimos en Juandhó, poblaciín también SMEíta.

Sumémonos y ayudemos. En verdad que no cuesta mucho y estas experiencias nos humanizan y humanización es algo de lo que nuestro México está tan necesitado.