Thursday, July 22, 2010

SOBRE LA HUELGA DE HAMBRE DEL SME. SOBRE CAYETANO Y MIGUEL ANGEL

De un tiempo a la fecha son muchas las voces que se están levantado en torno a la huelga de hambre que el SME sostiene en el Zócalo Capitalino, sobre todo porque ya está trascendiendo más allá de nuestras fronteras que hay dos hombres que ya rebasaron los 80 días sin comer. Muchas de esas voces son de total solidaridad y apoyo, pero otras no lo son tanto.

En el México desinformado que ya conozco bastante bien desde hace tiempo, nunca faltan las opiniones que rayan en el absurdo. Salvo contadísimas excepciones de ciudadanos que exponen verdaderas dudas razonables esperando que sean ampliamente explicadas porque dejan en claro que quieren saber de qué se trata esto, tampoco han faltado las hipótesis diversas, muchas que parecen emanadas después de una buena fumada con peyote y por ello son difícilmente comprobables por los mismos que las sostienen y plantean. Es más que obvio que gran parte de estas hipótesis derivan de la terrible percepción que ha logrado la televisión respecto al tema de Luz y Fuerza del Centro, sus agremiados y dirigencia y lo que es peor: dichas teorías son fruto de opinólogos que en su vida han tenido la delicadeza, inquietud y/o curiosidad de asomarse a ese campamento permanente ubicado en el corazón de nuestra ciudad capital siquiera por cinco minutos.

Honestamente es muy fastidioso leer ese tipo de comentarios que tiro por viaje invaden los perfiles y las notas de algunos de nosotros, mismos que, para colmo, suelen ser repetitivos y es fastidioso no por lo que opinen, sino porque para nosotros es desgastante estar dando amplias explicaciones una y otra y otra y otra vez. Por supuesto, no faltará quien piense que es fácil no hacerles caso y listo; tampoco faltará quien diga que para eso asumimos el papel de informar y que por ello debemos hacerlo, así sea cansado y repetitivo, pero hay algo más que me pregunto: si ese tipo de mexicanos son capaces de entrar a opinarnos en nuestros perfiles o nuestras notas, ¿no son capaces de leer a fondo los diversos debates que hemos entablado al respecto y en donde exponemos diversas razones y motivos más que sustentados?

Del pseudo-gobierno no podemos esperar menos que argumentos piteros con los cuales se laven las manos como responsables de los huelguistas y las consecuencias de su lucha extrema. El pseudo-gobierno falso, mentiroso, traicionero, usurpador y desentendido de la sociedad como siempre ha sido, no va a actuar de acuerdo a otros parámetros, pero ya que salgan ciudadanos tan, igual o más fregados por el sistema repitiendo casi las mismas falacias que López Dóriga, Alatorre o la Novel repiten en la caja idiota… eso no tiene precio y tampoco madre.

Sirva pues esta notita para reiterar por enésima vez:

1) La huelga de hambre que sostiene el SME en el Zócalo Capitalino fue un paso dado después de haber sido analizado por el gremio (entiéndase gremio como un conglomerado de individuos: desde los trabajadores de los diversos escalafones, secciones y divisiones, hasta la dirigencia general; el gremio NO ES Martín Esparza solamente).

2) La mayoría de los agremiados del SME se sometieron a exámenes médicos para que les fuera determinado un estado de salud óptimo para someterse a este esfuerzo físico. Así como todavía hoy existen compañeros SMEítas en lista de espera para entrar a reforzar esa huelga de hambre, así también hubo SMEítas que por tener algunas situaciones de salud delicadas (hipertensión, por ejemplo) fueron descartados de ser candidatos a sostener una huelga de hambre. Repito: todo ello fue previos exámenes médicos. Espero que esto demuestre, una vez más, que la huelga de hambre fue un tema tratado ampliamente y con seriedad por el gremio de los electricistas.

3) Establecer una huelga de hambre implica el estudio a fondo de la misma, su impacto a nivel individual y social y sus antecedentes históricos, esto sin contar la posterior labor de logística que envuelve el montaje de un campamento como el que se encuentra en el Zócalo Capitalino.

4) Cayetano y Miguel Angel lo han repetido hasta el cansancio: ellos no quieren ser vistos ni como héroes, ni como mártires. Tan solo quieren ser vistos como luchadores sociales que decidieron (repito: decidieron… ellos) hacer huelga de hambre en un reclamo legítimo y válido para que se les devuelva su empleo. Aclarado este punto, todavía me pregunto de dónde salió la soberana estupidez de que Martín Esparza es quien los está mandando (¿y cómo será eso, me pregunto yo?) para tener mártires de donde agarrarse. Este tipo de comentarios no son más que fruto de la satanización que se hace de manera constante y permanente desde los medios hacia las luchas obreras, político-sociales y campesinas ('todos los políticos son iguales/todos los sindicatos son corruptos').

5) ¿Qué es doloroso ver a esos dos hombres desgastándose al extremo y cada día con más posibilidades de morir?: lo es; ¿que muchos estamos en desacuerdo con su decisión?: lo estamos, muchos incluso desde que inició la huelga de hambre, pero si desde un principio, los que somos externos (que no ajenos) a la lucha de este gremio asumimos el compromiso de dar TODO EL APOYO -repito: TODO EL APOYO- al SME, entonces no podemos inferir en sus decisiones, sino apoyarlos. Pretender obligar a estos hombres y mujeres a abandonar su lucha sería actuar como lo hacen instituciones hipócritas como la iglesia (intervenir en decisiones personales como el aborto). Ya lo dije una vez, pero se vuelve a reiterar: LAS DECISIONES SON PERSONALES Y CUANSO SE TOMAN CON PLENA CONCIENCIA, SE ASUMEN LAS CONSECUENCIAS DE ELLAS. Eso lo tienen más que claro Cayetano y Miguel Angel. Sirva este punto para que les quede claro a todos aquellos que alegan que es inhumano apoyar esto (si redacto bastante claro el español, ¿verdad?)

6) Otro punto muy cuestionado: '¿y por qué Martín Esparza no hace huelga de hambre?' Martin Esparza es, pese a quien le pese, la cabeza de un gremio y desde el golpe asestado al SME ha evolucionado en su papel de representante asumiendo un verdadero liderazgo a lo largo de esta lucha. Como tal, ha fungido con su papel ante diversas instancias, tanto nacionales como internacionales. Como líder y representante, es la voz del resto del SME, es quien otorga motivos, razones y explicaciones en noticieros, entrevistas y ruedas de prensa. Si aplicamos la premisa de que cada quien debe asumir el papel que le corresponde, si yo fuera agremiada del SME no querría a Esparza, como mi líder, en huelga de hambre, quieto, estático y desgastándose, mucho menos cuando sé y además estoy viendo que me está representando de manera digna, sin venderse, sin aceptar chantajes y siendo de verdad mi voz. Este tipo de cuestionamientos de la sociedad desinformada por supuesto que sigue obedeciendo a la campaña de satanización de las luchas político-sociales y gremiales. Apliquemos el sentido común: Esparza en la huelga de hambre satisfaciendo los deseos desinformados de muchos mexicanos, ¿y quién sería la voz y representación del sindicato? Para un mexicano desinformado, es obvio que sería igual Martín Esparza que Fulano de Tal como dirigentes del SME, pues bajo su perspectiva ‘TODOS SON IGUALES DE CORRUPTOS’, pero resulta que para entes como FeCal o Lozano, no es igual un Esparza como líder del SME a un Fulano de Tal, porque ellos mejor que nadie saben que a pesar de toda la porquería que abunda en este México desgarrado, todavía hay liderazgos, así sea contadísimos, que no fácilmente son comprados.

7) Me llama mucho la atención ver como muchas de las nuevas voces que han salido a censurarnos más a nosotros por apoyar a estos huelguistas en lugar de fijarse en los verdaderos culpables de fondo de esta situación, en la vida habían tenido la delicadeza de opinar algo al respecto. Jamás. Dicen que más vale tarde que nunca, pero por vida de dios: conozcan todos los antecedentes ANTES de señalar con el dedo con esa facilidad.

8) ¿Y qué decir de los verdaderos oportunistas de una situación como ésta? He ahí, por ejemplo, al tal Gilberto Lozano, fulano a quien ya no puedo ni siquiera linkear a su perfil porque terminé por bloquearlo en virtud de su cerrazón y estupidez argumentativa. Personajes como éste de clara tendencia derechista aunque se digan apartidistas (los clásicos fomentadores del voto nulo) ven en este tipo de luchas la oportunidad de colarse y colar sus ideas. Por supuesto, como buen derechista, fingirá total apoyo a hombres como Cayetano, pero no puede omitir verter su veneno contra líderes como Martín Esparza. En este punto, va de nuevo: si Martín Esparza es corrupto, ¿en dónde están las pruebas de ello?; ¿hay fuentes confiables?, ¿esas fuentes pueden confirmar, a su vez, la fuente de dónde sacan la información?, ¿hay videos?, ¿fotografías?, ¿copias de algo?, ¿links? La corrupción en la que supuestamente ha caído Esparza me suena tan cierta como los nexos con el narcotráfico que tenía Andrés Manuel López Obrador y las relaciones que se daban entre él y Hugo Chávez. Mucho cuidado aquí, pues la derecha es de alcances. ¿Alguien puede olvidar ese famoso fax que supuestamente había sido firmado por AMLO ya como presidente constitucional con dirección en Palacio Nacional, en dónde decretaba la expropiación de televisa? Este documento, a pesar de contar con todos los aspectos visuales de un documento oficial, era falso en el sentido de que estaba firmado por alguien como Presidente de la República cuando ni siquiera llegaba el día de la elección presidencial. Dicho fax sirvió para que Azcárraga se distanciara de AMLO y para que, además, se prestara a la guerra sucia que se fomentó a través de spots.
Con estos antecedentes: ¿cómo creer lo que se dice de Esparza, si antes que nada, tanto AMLO como Martín se encuentran bajo el mismo estigma, por ser cada uno de ellos líderes, no impolutos, pero definitivamente probados por no doblegarse a las condiciones que establece la oligarquía?

9) Terminaría diciendo a todos esos que nos culpan por "solapar", "aplaudir", "encomiar" que hombres como Cayetano y Miguel Angel no desistan de su decisión, que ellos son, quizá, más culpables por voltear hasta estas alturas a ver la lucha que libra el SME cuando pudieron haberlo hecho desde mucho antes y apoyado idem. Por supuesto, dicen que más vale tarde que nunca, así que ojalá les quede claro que Cayetano y Miguel Angel, así como han aclarado que ni son héroes ni mártires, tampoco quieren que nos estemos señalando con el dedo. El hecho está: dos hombres están por morir; la razón existe: les quitaron su trabajo y están protestando de esta manera para que les regresen su empleo; los verdaderos culpables están señalados por los mismos huelguistas: FeCal y Lozano; ¿para qué entonces hacer tanta maroma mental buscando buitres, oportunistas y no sé qué tanta jalada han sacado? Señores: la palabra es acción. Tomen la información que gira el SME, tomen las imágenes de estos dos hombres y difundan ampliamente. Solo la presión social puede detener esto y puede obligar a Calderón, UNICO RESPONSABLE, a que estos hombres desistan de la huelga de hambre, porque Cayetano y Miguel Angel han sido claros: QUIEREN QUE LES DEVUELVAN SU EMPLEO, ES LO ÚNICO QUE LOS HARÁ DESISTIR DE LA HUELGA DE HAMBRE. Punto. ¿Que parte de esto no queda claro?

Si después de esta explicación todavía no queda claro, milagros no hacemos y mejor háganse a un lado porque mucho ayuda el que no estorba y esto urge y apremia en virtud de que hay dos vidas en juego. Los mexicanos desinformados calladitos se ven más bonitos.