Saturday, October 23, 2010

SOBRE SAN JUAN COPALA


Me costó trabajo encontrar el campamento de San Juan Copala, pero aunque un poco tarde, lo hallé.

Estuve dialogando con dos mujeres a quienes les agradezco la atención y la confianza para proporcionarme información de lo que sucede en San Juan Copala.

Sí, es cierto: se sabe que están masacrando a mujeres indígenas; sí, es cierto: se sabe que la situación se ha tornado crítica en los últimos meses; sí, también sabemos que están siendo masacrados por grupos paramilitares y sí, sabemos que Ulises Ruiz es un asesino que nunca fue removido de su cargo de gobernador por la complicidad que existe con el des-gobierno federal... sí: el de Felipe Calderón, espurio de entrada y así será hasta que se vaya; sin embargo, yo tenía la gran duda: ¿por qué ese encarnizado ataque hacia Copala y específicamente Copala?

Pues bien, como muchos sabemos también, el sureste mexicano es un mar de riquezas naturales: desde la misma selva hasta el uranio, dicho espacio es, obviamente, ambicionado por el vecino del norte que ni necesito mencionar y por diversos consorcios extranjeros.

Todos sabemos también de la particular visión que tienen la mayoría de los pueblos indígenas respecto a la tierra y la explotación de los recursos, una muy diferente a la visión capitalista y neoliberal y es aquí donde viene el gran choque con la desventaja, por supuesto, para la mayoría de las poblaciones indígenas, pues es el poderío capitalista el que se ostenta con el poder del dinero para poder surtir armamento bastante sofisticado a los grupos paramilitares, así como para recluitar a los mismos indígenas para que se vayan sobre sus hermanos a cambio de cosas materiales. Obviamente, la extrema pobreza es una factor determinante para que esto se de, así como la ign orancia y el desconocimiento pleno de lo que sucede realmente en estas poblaciones (me incluyo en esto, claro está).

Ya con anterioridad había posteado información respecto a lo que son los grupos paramilitares, pero vale la pena retomarlo:




Por supuesto, en las imágenes anteriores se explica de la presencia de grupos paramilitares en Chiapas, pero en diversos estados del sureste mexicano la presencia de estos grupos no va por un camino muy diferente y Copala no es la excepción.

A lo largo de varias décadas, la resistencia triqui ha sido, valga la redundancia, una verdadera resistencia contra el dominio de explotación que caracteriza al neoliberalismo y si a ello le agregamos el racismo y el clasismo fomentados no solo por ese sistema, sino también por los medios más desinformativos que informativos, cuya visión se absorbe como una esponja por la mayor parte de la sociedad mexicana, tenemos el resultado de San Juan Copala: masacres sin que nadie diga nada y sin que casi nadie se involucre y casi nadie se preocupe.

Algunas imágenes del pequeño foro que llevaron a cabo el día de hoy en donde, entre otras cosas, se habló de la reforma laboral que aún se encuentra en stad by en el congreso pero que nadie dudamos que esté a punto de ser aprobada...








* El colofón:

Varias cosas...

1) Mañana se llevará a cabo un evento en donde las mujeres Triquis compartirán sus testimonios.
Lugar: Casa de las Ondas
Ubicación: Manuel Carpio # 117 (en la Alameda de Sta. María la Ribera)
Horario: 17:00 a 21:00 hrs. (solo se pide llevar acopio para las familias expulsadas del municipio de Copala: arroz, frijol, aceite, maíz, pañales, jabones, cobijas y ropa -chamarras principalmente-)

2) Para mayor información de lo que está acontenciendo en Copala:
www.municipioautonomodesanjuancopala.wordpress.com

3) Como ya sabemos, Ebrard es un anti-izquierda descarado (y con todo respeto a las declaraciones de AMLO respecto a este personaje). Testimonios de gente que apoya el campamento de San Juan Copala de manera constante (mismo que se ubica a un costado de Catedral, frente al Monte de Piedad) me hicieron saber de cómo gente de las mismas oficinas del Palacio de Gobierno (lugar desde donde despacha dicho individuo) de manera frecuente va a preguntarles cuándo se van a ir de ahí, pues ese campamento 'se ve muy feo'. Esa es la talla del gobierno actual del DF. Vergonzoso.

* Agradezco a Maestra Gabi y a la compañera universitaria Hilda la información que me proporcionaron para poder elaborar esta nota.