Monday, November 01, 2010

Asamblea Estudiantil: OFRENDA ITINERANTE



Aprovechando los días de asueto, las diversas muestras culturales con la temática mortuoria tan típicas de nuestro país (y dicho sea de paso y con orgullo y alivio: tradiciones que siguen manteniéndose vigentes y sin intromisión alguna de lo extranjero) y el hecho de que ambos factores invitaban realmente a salir a las calles (y démonos por bien servidos porque todavía podemos salir a la calle a recrearnos un poco, imagino que en Cd. Juárez esto ya no puede hacerse), los jóvenes que integran la Asamblea Estudiantil (AE) se volvieron a lanzar a las calles para realizar una pequeña y muy sencilla ofrenda itinerante con el objeto de crear conciencia social en los transeúntes y de invitarlos a no ser indiferentes y apáticos, pues la violencia desatada nos rodea, así como los abusos en todos los sentidos de parte de las "autoridades".

Sea dicho con verdad: no deja de sorprender al punto de lo doloroso la todavía enorme apatía e indiferencia que nos rodea y mucho de ello es responsabilidad de medios masivos atarantadores de la conciencia como la televisión representada en televisa y tvazteca, pero no peor hay lucha que la que no se hace y aún con tanta indiferencia, no faltó quien se sumara a caminar, así fuera unos cuantos minutos o unos cuantos metros, con los chavos y su ofrenda.

Los puntos que se tocaron fueron: Hemiciclo a Juárez (arranque), explanada de Palacio de Bellas Artes, Calle de Madero (ya convertida en camino peatonal), Campamento Triqui de San Juan Copala a un costado de Catedral (ahí se sumaron integrantes de este campamento y de la Otra Campaña), Palacio Nacional y Catedral Metropolitana (donde se dejó la ofrenda).

Algo que llama la atención: siendo el DF no solo una ciudad donde -se supone- gobierna la izquierda y el cual se presume -se supone- un bastión fuerte de esa izquierda, sí que es de llamar la atención como de un tiempo a la fecha la policía de repente mira este tipo de manifestaciones con cierto dejo de miedo y con cierto dejo amenazante. No faltó el policía que no quiso permitir que se llevara a cabo la pequeña manifestación intentando amedrentar a los jóvenes, pero por supuesto no lo logró; tampoco faltan ya los trajeados con su radio voceando qué es lo que hace tal o cual manifestación. Esto no sucedía antaño y aunque a los puristas no les guste, eso es algo que no se debe permitir: una entidad que se diga de izquierda debe apoyar y garantizar la seguridad de todo tipo de manifestación social ANTES de amedrentarla precisamente por su condición de izquierda.

Si de por sí, el país está que se cae a pedazos, en verdad que no me imagino que será de toda la nación si el DF, por ser centro cultural-político-económico, cae en una oleada de violencia como ya se encuentran ciudades de muchos estados de la República.

El clamor es uno solo: 'antes no se veía esto'... pues sí, pero mientras sigamos de apáticos, sumisos y agachones y mientras existan mexicanos que sigan aplaudiendo cual focas a un ente tan nefasto como FeCal, nos viene lo peor, así que no tenemos más que de dos sopas: o de verdad nos fajamos los pantalones y nos involucramos aunque a nosotros todavía no nos afecte de lleno y del todo, o mejor nos vamos mentalizando.

Las imágenes de la tarde:

Los chavos en friega planeando y preparando todo el material...








Las siguientes imágenes forman parte del recorrido en general:

Hemicilo a Juárez...




Palacio de Bellas Artes...





Calle de Madero...




* Maestra Gabi nos acompañó todo el recorrido y, acorde a a tradición, iba abriendo camino esparciendo pétalos de flor de Cempazúchitl...



Campamento Triqui de San Juan Copala...






En Palacio Nacional...






Y el cierre en Catedral...








*****

*El colofón: actuemos antes de que de verdad nos arrepintamos de lo que no hicimos y pudimos hacer...

ESTE NO ES UN ASESINADO POR LA GUERRA ABSURDA DE FeCal...


... pero podría serlo. La imagen corresponde a un performance que llevó a cabo el día de hoy la Asamblea Estudiantil (AE).

En el marco de los festejos anuales de culto a nuestros muertos, la AE llevó a cabo una ofrenda itinerante con el objetivo de llamar la atención de los transeuntes que abarrotan el Zócalo y zonas aledañas en estos días de asueto y eventos culturales.

El llamado es claro, los signos ahí los tenemos, justo en nuestras narices y si no queremos escuchar y atender nos va a suceder exactamente lo mismo que cuando muchos hicieron oídos sordos al conteo de todos los votos de la elección presidencial del 2006, o en su caso, a la anulación de la elección: nos vamos a arrepentir como no tenemos idea.

La violencia desatada, la militarización y los abusos en contra de la sociedad civil, mismos que han derivado en muertes innecesarias, rodean a ciudades como el DF. La ebullición que vive el país NOS OBLIGA a involucrarnos: a involucrarnos y preocuparnos por los estados en donde la violencia ya se estableció y también a involucrarnos y preocuparnos por aquellos pocos lugares en donde todavía se puede salir a la calle de manera cotidiana. Por todo esto tenemos la obligación de involucrarnos y de preocuparnos. Incluso analistas diversos lo están adviertendo: la violencia se va a recrudecer y de no hacer nada vamos a vivir todos por igual lo que ni siquiera nos imaginamos.

Pasen la voz, difundan, informen, alerten, no importa si somos radicales o crueles: las imágenes ahí están y los números de muertes que día a día aumentan son datos duros que nadie puede negar. No podemos cerrar los ojos y a estas alturas ya no estamos para discursos políticamente correctos.

O escuchamos y atendemos los signos y las advertencias y ya hacemos algo, o no sé que va a ser de nosotros y de México. Puede que todavía estemos a tiempo de no arrepentirnos y lloremos lágrimas de sangre.