Monday, March 14, 2011

DE LA VII PROTESTA EN CONTRA DE LA MLITARIZACIÓN YANQUI EN MÉXICO

El marco de esta séptima protesta en la embajada históricamente intervencionista de los asuntos de otras naciones, (México principalmente -soberanía incluida-), se vio revestida no solo por la cancelación de un perfil en redes sociales en pleno evento, misma que empató con la nada casual concordancia entre la presencia de nuevos esbirros de gobernación mientras no dejaban de mirar una manta que denunciaba a uno de sus compadres y hacían sus pertinentes llamadas, sino también por la denuncia a viva voz de la reciente "visita" de FeCal a tierra de sus patrones para seguir entregando a nuestra vapuleada nación.

La supuesta guerra contra el narcotráfico (misma que es un rotundo fracaso) cada vez más aflora la verdadera intención: la intervención norteamericana so pretexto de "ayudar" en virtud de que el pseudo-gobierno mexicano poco o nada puede resolver y el envío de agentes a nuestro territorio.

Plan con maña, cinismo descarado, hipocresía y doble moral es lo que ha mostrado el vecino del norte (malaya sea la nuestra con la cercanía), pues Wikileaks revela a todas luces que la casa blanca sabía del fraude electoral del 2006 e incluso apoyó a Fecal (metafóricamente, con aplausos y porras grabados) para que quedara impuesto en la silla presidencial. Luego entonces: el gobierno de dicha nación por ningún lado queda bien parado al decirse indignado, alarmado y preocupado del fracaso de Calderón, siendo que nació como gobernante fracasado dado el origen de su gestión y todo ello avalado desde Washington.

Lo importante de todo esto es hacer el llamado a la sociedad mexicana para que reaccione, despierte, se levante del sofá y no permita la intervención extranjera. Estados Unidos no salva a nadie si no son sus propios intereses; Estados Unidos no ayuda a nadie si no recibe algo a cambio; Estados Unidos no proporciona apoyo a nadie, salvo que se sea próclive de ser traidor. Entendiendo esto la mayor parte de la sociedad mexicana, Estados Unidos podrá decir misa e intentar intervenir, lamentablemente la mediatización en México ya está cobrando su factura y ésta no solo beneficia a los padrotes empresarios que se hacen millonario en este paraíso fiscal, sino que pueden ser útiles para que, entrando las fuerzas armadas extranjeras a nuestra tierra, la gente los mire como salvadores de sus vidas cuando la Historia nos demuestra que ha sido todo lo contrario para México.

Las imágenes del día de ayer...















*****

* El colofón: Parece que denunciar ataques y agresiones es un delito en una nación que se dice democrática, así que no nos queda de otra más que darles sus minutos de fama.

Seguiremos denunciando para no seguir permitiendo lo que en los estados del norte es hoy en día un mar de sangre. No podemos permitir eso en el DF, que es nuestro bastión de libre-manifestación aunque Ebrard, al empinarse ante FeCal, pretenda lo contrario...




No comments: