Wednesday, November 30, 2011

ANTE AMENAZAS DESDE EL PODER MAL-HABIDO: LA RESPUESTA DE LA SOCIEDAD


Felipe Calderón se enojó y mucho. 23,000 firmantes llevaron hasta la Corte Penal Internacional en La Haya una denuncia en donde se le acusa de crímenes de lesa-humanidad.

El pasado domingo, en un comunicado de "Presidencia", una franca amenaza de corte dictatorial contra los mexicanos que denunciaron e imputaron las acciones de Calderón por su falsa guerra contra el crimen organizado, misma que arroja al día de hoy más de 60,000 muertos (lo que él y su espuriato catalogan como "daños colaterales"), provocó una respuesta que el espuriato no se esperaba: los mismos denunciantes hicieron acto de presencia ante las oficinas de la PGR (Procuraduría General de la República) para entregarse y ser encarcelados.

Por supuesto: esta reacción hizo a Calderón desdecirse, pues su supuesto intento de "proceder legalmente" contra los denunciantes ni siquiera tiene sustento (aunque a su achichincle quita-empleos, Javier Lozano Alarcón, se le retuerza el hígado): lo que se quiso calificar como "calumnias" cuenta con bastante sustentos y hechos verificables, de ahí que se aceptara una DENUNCIA como tal.

La verdad: no me extraña que Javier Lozano tilde de "calumnias" lo que, por cualquier lado que se le mire, es una imputación verificable (no por nada la base del SME que continúa en lucha por recuperar su empleo no lo baja de 'pianista fracasado'). Tampoco me extraña la reacción de Calderón: acomplejado y megalómano como es, que se le exhiba de manera internacional ya no como un usurpador de la presidencia, sino como un asesino, es un franco golpe a su inseguro ego y, por supuesto: tira su propio teatro de un gobierno (de facto, claro está) que lucha contra el crimen organizado, cuando el mismo crimen se ostenta desde Los Pinos.

Imágenes de la manifestación ciudadana en las afueras de la PGR y las diversas voces que encabezan esta denuncia internacional y que hicieron acto de presencia:




















Lo ilustrador: intervención de gente de Gobernación (asuntos internacionales) que, sin argumento alguno, solo salió a decir que "estaban a nuestras órdenes". Era inevitable que la gente abucheara (el enojo no es de a gratis, el respeto se gana primero). Lo único que pedía la gente es 'dejenos continuar con nuestra manifestación, es una legítima protesta ciudadana, ejercemos nuestra libertad de expresión y aquí estamos para entregarnos los firmantes de la denuncia'...






*****

* El colofón: este evento contó con el apoyo de compañeros del SME en resistencia, quienes proporcionaron el equipo de sonido utilizado en esta manifestación...



No comments: