Saturday, December 03, 2011



Enfrenté las plagas de Egipto, justifica Calderón

Porfa, que ya deje el trago,
ya escóndanle las botellas,
vean nada más los estragos
la embriaguez ya dejó huellas.

De su locura creciente
todos los días nos da aviso,
y aunque esto no sea reciente
ahora sí ya tocó piso.

¡Qu’esque las plagas de Egipto,
háganme el favrón cabor!
Más bien serán las de E-Hic-to,
Que no mame, por favor!

¡Y ya tiene sus tarjetas
la gente de Batopilas!
No hay banco? ¡Usen carretas!
Juay problema? Hombre, ¡pilas!

¿Qué no tendrá algunos cuates
que de a perdis le aconsejen
que ya no suelte dislates,
que si bebe, no maneje?

La pendejez no se oculta
y si el alcohol la adereza,
peor el asunto resulta
y se pierde la cabeza!!!

Momis